Se encuentra usted aquí

Complicado, ver culpable

13/03/2016
01:14
-A +A

 

El diputado local, presidente de la Comisión del Trabajo, Jesús Llamas Contreras, aseguró que es complicado determinar quién es culpable del estallamiento de la huelga, pues aseguró que ambas partes están defendiendo sus argumentos, sin embargo, aseguró que se tiene que coincidir en que los más perjudicados son los estudiantes.

En este sentido, el diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI) comentó que aunque se prevén diferentes medidas por las cuales las autoridades laborales pueden declarar inexistente una huelga, en la historia de Querétaro no se ha presentado una situación así, toda vez que la postura principal que toman, en este caso la Junta de Conciliación y Arbitraje, así como la Secretaria del Trabajo, es la conciliación entre las partes.

Aunado a ello, Llamas Contreras puntualizó que autoridades universitarias y sindicato están trabajando en la defensa de sus derechos, por lo que sería complicado que se determinara quiénes son los culpables en el estallamiento de una huelga, como la ocurrida el pasado 4 de marzo.

“Hasta hoy que yo conozca, en la UAQ o en la iniciativa privada, no existe una declaratoria de inexistencia de la huelga, es muy complicado, es como decir, quién tiene la culpa el rector o los líderes sindicales por hacer uso de su derecho laboral, el papel de la autoridad laboral por lo más común es la conciliación, porque para determinar quién tiene la culpa del estallamiento de la huelga se puede llevar mucho tiempo, inclusive años”, dijo.

Entre los argumentos que se pudieran utilizar por parte de las autoridades universitarias para desestimar la huelga, se encuentra el señalar que las peticiones son desmedidas; que el sindicato no tiene la mayoría de apoyo; o bien que hubo violencia en el estallamiento y la toma de las instalaciones, entre otras causales que se prevén en la Ley Federal del Trabajo.

Al cuestionarle sobre cuál es su visión de la situación, comentó que “se están echando la bolita” ambas partes, toda vez que tanto autoridades universitarias rechazan las peticiones, como el sindicato no acepta los ofrecimientos, por lo que afirmó que se deben continuar las negociaciones hasta llegar a un consenso entre las partes.

“Está medio difícil determinar quién es el responsable, la dirigente tiene sus argumentos sólidos que esgrime ante su asamblea y defiende ante las autoridades; la UAQ por su parte, tiene su cuerpo de asesores con argumentos para rechazar las peticiones que les están haciendo, en este momento están en una situación que es muy difícil para determinar quién tiene la culpa”.