Sin muertes maternas, abortos de 2015: Salud

Política 11/01/2016 03:48 Actualizada 09:07

Durante 2015, se atendieron cerca de 2 mil 500 abortos en Querétaro, en los cuales no se produjo ninguna muerte materna, así lo aseguró María del Pilar Malagón, jefa del Departamento de Salud Reproductiva de la Secretaría de Salud en el estado, quien detalló que el número total de abortos registrados el año pasado representa cerca de 10% de los embarazos producidos en la entidad, cifra que la funcionaria consideró como “normal”.

Malagón explicó que de todos los embarazos, entre 12% y 15% tienen el riesgo de perderse. Según la Organización Mundial de la Salud, se pueden perder hasta 15% de los casos, anualmente. En este sentido, indicó además que las principales causas por las que una mujer puede perder a su bebé en el embarazo es por temas genéticos o por infecciones.

“De cada 100, cerca de 15 mujeres van a perder el embarazo, porque el bebé viene con malformaciones o la mujer tiene alguna infección. Esto desencadena un aborto. A veces nadie puede hacer nada” aseveró.

La encargada del departamento de Salud Reproductiva mencionó que la mayor parte de los abortos que atiende la Secretaría de Salud y las demás dependencias públicas, ya tienen un proceso evolutivo, en los cuales, “aunque la mujer no quiera, si ese bebé viene con malformaciones múltiples, si está mal insertado sobre el útero, ese embarazo se va a perder”.

Destacó que la secretaría sólo atiende abortos espontáneos complicados, ya que en Querétaro no existe la posibilidad de hacer interrupción legal del embarazo.

Por otra parte, explicó en el estado ha realizado un importante esfuerzo para capacitar al personal médico especializado en este tema, en la aplicación de nuevas técnicas, como la utilización de medicamentos y la aspiración manual endouterina, quedando en desuso el legrado, que provocaba cicatrices en el útero y complicaciones en los siguientes embarazos.

Finalmente, destacó que en el estado existe una Clínica de Apoyo Tanatológico, donde se atiende a las mujeres que han sufrido un aborto, especialmente con terapia emocional y psicológica. Dicha clínica se encuentra al interior del Hospital de Especialidades del Niño y la Mujer, de la capital.

“Se les atiende en la parte emocional y psicológica; les ayudamos a que no se sientan culpables y puedan prepararse, si lo desea, para un embarazo exitoso”, dijo.

Temas Relacionados
sin muertes maternas abortos de 2015