Éxito del PRI depende de militancia: Guerra

10/11/2015
01:28
-A +A

 

Las circunstancias sociales son las que modifican las intenciones del voto y no los cambios de dirigencias, afirmó el diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Braulio Guerra Urbiola.

Quien también fuera líder estatal del tricolor, recordó las circunstancias que el PRI ha atravesado en los últimos años en diversos momentos, como en 2012 cuando tuvo la mejor elección después de 15 años, pues ganaron 13 municipios, entre ellos la capital de la entidad, dos distritos federales y tuvieron 10 diputados en el Congreso local.

 

“Es decir es una elección que, si revisamos los números, incluso de 2009, cuando recuperamos la gubernatura, la recuperamos pero tuvimos menos municipios y menos diputados, entonces la elección de 2012 fue una buena elección. La elección de 2015 fue una mala elección, cada una, así como la de 2006, cuando tocamos fondo, una elección que incluso a nivel nacional quedamos en tercer lugar, pero en ese entonces las circunstancias eran distintas”, indicó.

 

Explicó que cada elección presenta condiciones distintas, con factores nacionales y económicos, sociales, así como la unidad y el entendimiento que exista al interior del partido, la institucionalidad y la disciplina, pero también con la apertura para construir proyectos legítimos.

 

“El PRI ha tenido distintas etapas, muy diversas, no sólo a lo largo de los últimos seis años, sino en los últimos 20 con distintas dirigencias; quienes hemos sido dirigentes del PRI somos coordinadores de los esfuerzos de la militancia y de quienes forman parte de nuestra organización”, sostuvo.

 

Agregó que hacer que una elección sea exitosa para el PRI está en manos de todos los militantes y cuadros que lo conforman, además de que tiene que ver con quienes estén en los puestos y realiza proyectos.

 

La apuesta del PRI no es centrarse en su dirigencia, en unos tiempos donde se reclaman candidatos independientes, y donde existe un repudio y un rechazo a los partidos políticos, donde los éstos y sus dirigentes no pueden ser el tema, destacó.

 

“Los temas de los partidos políticos tienen que ser las causas de la gente, sus problemas, cómo solucionar los asuntos que los ciudadanos están buscando respuestas para hoy, y que los trámites internos del partido se regulen a partir de sus estatutos, de los ordenamientos de la dirigencia nacional y de acuerdo a las normas que nos rigen”, agregó.