Braulio Guerra: “Trepar la barda fue polémico, pero efectivo”.

Braulio Guerra: “Trepar la barda fue polémico, pero efectivo”.
debate, muro, Braulio Guerra, Trump
FOTO: Archivo El Universal
08/03/2017
02:52
Braulio Guerra
-A +A

La tribuna del Congreso ha perdido fuerza; las voces que ahí se escuchan, en muchas ocasiones son ignoradas o bien discuten temas entorno a intereses partidistas o electorales del momento.

Los comentarios en redes y alguna columna como la de querido amigo Víctor Tinoco me hicieron pensar si hice bien o hice mal al escalar el “Muro de Trump”. Hoy estoy convencido de que la acción fue positiva, la decisión fue acertada. Hay que atreverse, hay que arriesgarse, es una voz que constantemente habla en mi conciencia.

Por más de 15 años he tenido la oportunidad de impartir la clase de Derecho Internacional; mi tesis de doctorado abordó un tema de orden global; me he preparado, es decir, antes de decir o hacer algo, lo estudio profundamente. Si observara el contexto local o electoral, tendría una mente muy estrecha.

Hoy todo está globalmente relacionado, y así asumo mi responsabilidad como legislador en el país. No fui al Congreso a pasar de noche o a sentarme. La voz de la calle y los hechos son más fuertes. Subiendo al “muro” pusimos en la mirada del mundo el problema migratorio mexicano con más énfasis; acentuamos la solidaridad mundial hacia México, y la animadversión de muchas naciones hacia Donald Trump frente a su radicalismo antimexicano.

La acción no fue vacía o hueca, hubo propuestas concretas y realizables: a) Incentivos fiscales a empresas que contraten connacionales repatriados; b) Reformar la Ley Federal de Derechos para que del cobro de ingreso a extranjeros norteamericanos, se destine 50% equivalente a 4 mil millones de pesos a la defensa de migrantes en EU; c) Impulsar becas a dreamers repatriados. Se abrieron mesas de debate en TV en Washington; me llamaron para entrevista de 17 países y la imagen tuvo la fuerza y el poder para hacerle llegar a su escritorio el mensaje directo a Donald Trump.

Un amigo que se encontraba en París me llamó comentándome que vio la imagen en las primeras planas; así la BBC de Londres; ABC News; CNN; Al Jazeera; FOX News; El País; el dueño de Twitter @Jack, destacó en su cuenta personal el video arriba del “muro” y un sinnúmero de medios en el mundo que pusieron en el mapa la problemática de la frontera.

También hay que decir las cosas con símbolos, y con hechos que permitan abrir discusiones para sacar conclusiones. El día que subimos al “muro” nos recibió el delegado federal Rodolfo Figueroa y me permitió ser testigo de cómo la autoridad estadounidense toca un timbre, abre el candado, desliza la puerta y entregan a nuestros connacionales; pude ver todo el proceso desde que los entregan hasta que se les atiende médicamente, se les da alimento y acceso a información.

Pude platicar con muchos de ellos y entender de cerca su problemática. México ha centrado su agenda en el TLC y en su negociación; esta acción que pude realizar, buscó jalar marca hacia el tema de nuestros paisanos. En la Cámara de Diputados se presentan decenas de iniciativas diario; si así lo hubiera hecho, se quedarían en la congeladora y se perderían en el papeleo burocrático; el Congreso es un animal muy pesado, hay que hacerlo más ágil y efectivo. Este domingo estuve en la BBC de Londres vía Skype dado que el tema ha generado una atención central en Europa.

El lunes estuve en vivo en el programa Despierta América en Univision para reforzar nuestra visión; preocupado porque Estados Unidos ha anunciado que separará a los niños de sus padres en el cruce fronterizo. Esto nos trae a la memoria la visión nazi de segregación. La acción que tomamos hoy nos permite tener una voz más potente para hablar de ello en Estados Unidos.

Por otro lado, ayer estuve en el Senado de la República con senadores que apoyan nuestra propuesta. Me llama la atención que mucha gente me pregunta ¿Cómo subí? No tiene mucha ciencia; entre las columnas de hierro, con la fuerza de las piernas y brazos en menos de un minuto se está arriba. Así lo hacen miles de mexicanos; pero subir es lo de menos, el problema son los riesgos que esperan a nuestra gente del “otro lado”.

La acción fue polémica, pero efectiva. Hoy Donald Trump tiene el mensaje en su escritorio. No lo dudo, si me preguntan… sí lo volvería a hacer.

Comentarios