Aumenta jefatura de familia femenina

Política 08/03/2013 00:22 Actualizada 08:17

La experta en temas de género de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Autónoma de Querétaro, Patricia Palacios, refirió que ya no predomina la familia nuclear conyugal, en cambio, hay un aumento de las monoparentales, sobre todo, dijo con el incremento de la jefatura femenina.

Datos del Consejo Estatal de Población (Coespo) revelan que durante 2010 nacieron más hombres que mujeres 21 mil 728 y 21 mil 033, respectivamente. Asimismo, se puede leer que de 450 mil 104 hogares que hay en el estado, 342 mil 43 son comandados por un hombre y a 108 mil 061 los lidera una mujer.

También, el más reciente censo de población y vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) refiere que de las mujeres que hay en la entidad, 56.8% está casada o en unión libre, 34% solteras y 9.1% separada, divorciada o viuda.

Salarios de mujeres bajos: ENOE

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) la participación económica en el estado corresponde 37.6% a las mujeres y 72.8% al género masculino.

El reporte emitido en febrero de 2013, establece que de la Población Ecónomamente Activa (PEA) de cada diez, seis son hombres y cuatro mujeres; en tanto, de diez personas de la Población Económicamente Inactiva (PEI), siete son mujeres y tres hombres.

Las mujeres queretanas acceden mayoritariamente a ingresos que van de menos de un salario mínimo; por el contrario los hombres reciben más entradas económicas, los cuales van de más de dos a cinco sueldos mínimos a más de diez.

Según reportes del cuarto trimestre de 2012, los hombres ganaban mensualmente 22.7% más que las mujeres (mil 255 pesos); los ingresos promedio de la población de Querétaro son de 4 mil 258 pesos mensuales para ellas y 5 mil 513 para ellos.

En el ámbito educativo, es el sector femenino el que concluye estudios técnicos o comerciales, 79.7% son mujeres y sólo 20.3% hombres.

Lo mismo sucede en la educación media superior, primaria y prescolar, donde la mujer tiene una ligera ventaja en los datos estadísticos. En cuanto a nivel de educación superior, 49.8% son mujeres que terminan y 50.2% hombres.

Entre las ramas de actividad económica —en las que está centrada la ENOE— en seis de nueve, predomina la presencia del hombre.