Descartan ley de adopción igualitaria

07/07/2015
01:46
-A +A

Sobre la posibilidad de que parejas del mismo sexo puedan adoptar, el senador federal por Querétaro, Enrique Burgos García, afirmó que ello no necesariamente significa que los estados tengan que cambiar sus legislaciones al respecto.

“En todo caso, si llega a presentarse una tesis jurisprudencial, lo que puede ocurrir, como el caso de las personas que solicitan matrimonio y son del mismo sexo, recurrir a la figura del amparo, obtener la suspensión y poderse casar, pero eso no significa que tenga que cambiarse la legislación del estado”, explicó el legislador por parte del Revolucionario Institucional (PRI).

En entrevista, Burgos García dijo que es un caso similar al que se presentó con el matrimonio entre personas del mismo sexo, pues no es necesario que los congresos locales tengan que legislar en ese sentido, pues es parte del federalismo.

Indicó que el estado puede no contemplarlo, pero los interesados pueden si podrán recurrir a la corte y solicitar la suspensión, aunque sin necesidad de cambiar la ley, por parte del Congreso local.

Sobre la adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo, el senador priísta comentó que desde su punto de vista no es necesario que los estados legislen en ese tema, aunque si hubiera un antecedente pudieran recurrir a un amparo.

“Para que si hubiera una tesis previa, pudieran recurrir al amparo, como hacen las personas del mismo sexo que se quieren casar. En lo particular creo en el federalismo, cada estado debe guardar y preservar la legislación que a ese estado le convenga, no tiene porque cambiarla. Si hay alguien interesado, si hay alguien que esté insistente, que recurra a la ley del amparo”, resaltó Burgos García.

Por otro lado, sobre el futuro presupuestal mexicano, el senador federal queretano comentó que, debido a los bajos precios del petróleo, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) presentará al Congreso de la Unión el presupuesto base cero. “Es decir, empezar desde abajo y poder calificar, medir donde están las prioridades, que no sean incrementos automáticos”.