Suman 256 casos de violencia a menores

Política 05/08/2014 00:01 Actualizada 03:30

En los primeros seis meses de este año, la Unidad Especializada para la Atención de la Violencia Familiar ha atendido a un total de 256 personas agraviadas por este mal, de las cuales se han detectado que 45 casos refieren a abuso sexual en contra de menores de edad, informó la directora de Prevención del Delito, Margarita Luna Téllez Girón.

La directora detalló que estas agresiones consisten principalmente en tocamientos, en donde la mayor incidencia ocurre con familiares cercanos a las víctimas.

“Cada semana, la unidad se encuentra atendiendo en promedio de dos a tres menores por abuso sexual, y aquí lo más desafortunado es que el abuso sexual se da por miembros muy cercanos al ambito familiar del menor, por familiares, por tíos, por abuelitos, por un vecino, por un amigo cercano a la familia”, lamentó.

La funcionaria indicó que estos 45 casos que han conocido se han presentado de manera indistinta en las siete delegaciones municipales, aunque la violencia intrafamiliar si tiene tres zonas con mayor incidencia, siendo Félix Osores, Epigmenio González y Josefa Vergara las principales donde ocurren estos casos.

“Estas acciones ocurren prácticamente en todo el municipio; sin embargo, las tres principales delegaciones son Félix Osores, Epigmenio González y Josefa Vergara”, manifestó Téllez Girón.

Recordó que los recursos del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred) y Subsidio para la Seguridad en los Municipios (Subsemun) ya se encuentran implementándose en zonas como Loma Bonita.

Propician actividades lúdicas

Otros métodos para atacar esta problemática se encuentra en el Centro Integral de Prevención Social (Cipres), que no es más que un espacio para propiciar la participación ciudadana en actividades lúdicas enmarcadas con el objetivo de “evitar que la gente vaya encaminada en malos pasos”.

“El Cipres es una infraestructura que nos ha ayudado bastante a erradicar y prevenir conductas ilícitas en la población, a través de un espacio de convivencia donde la gente pueda acudir y realizar diversas actividades de recreación”, resaltó la directora de Prevención del Delito.

La creación de este centro busca prevenir conductas antisociales que afectan a las colonias del municipio, mediante programas y acciones que permitan fortalecer la cohesión social, rescatar espacios públicos y promover proyectos productivos.

Con el Cipres se da continuidad a las prácticas de prevención social y de la violencia. El objetivo de este espacio es implementar prácticas de prevención con la participación social, fomentar la cultura de la paz y la reconstrucción del sentido de comunidad”, estableció Téllez Girón.