Reglas de operación de Sinhambre

Política 02/03/2013 04:19 Actualizada 07:51

El municipio capitalino recibió las reglas de operación de 11 de 20 programas federales en los que va a participar la Secretaría de Desarrollo Social de la demarcación.

El titular de la dependencia, Érik Osornio Medina, mencionó que entre ellos se encuentra el programa de apoyo alimentario Cruzada Contra el Hambre con el que se pretende apoyar a las familias con niños menores de cinco años y mujeres embarazadas con pocas oportunidades.

Las cantidades a destinar son 310 pesos por familia y 115 pesos extras por niño o niña que haya, informó el secretario de Desarrollo Social.

De acuerdo con el funcionario municipal, las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) indican que hay —en la capital queretana— 218 zonas de marginación y pobreza y en ellas hay 143 mil queretanos que sufren de pobreza alimentaria.

De igual manera se menciona que en la capital habitan 26 mil personas en pobreza extrema, tanto alimentaria como patrimonial, es decir, con desnutrición y sin una casa donde vivir.

Osorio Medina expresó que “el programa de apoyo alimentario que es primordial para la Cruzada Nacional contra el Hambre y va enfocado a hogares con niños menores a 5 años y mujeres embarazadas que no tienen oportunidades”.

Agregó también que ya se dieron a conocer las nuevas reglas de atención a adultos mayores de 65 años para que puedan beneficiarse con un apoyo económico bimestral, siempre y cuando no estén pensionados ni jubilados. Dentro del programa 65 y Más se considera un incremento de 50 pesos al bimestre, es decir, serán acreedores a un recurso de 525 pesos al mes.

También se menciona el Programa para el Desarrollo de Zonas Prioritarias (PDZP), “éste nos permite invertir hasta 5 millones de pesos en alguna acción en una de las zonas de alta marginación”, señaló el funcionario.

Entre los programas más importantes para obtener recursos está Hábitat, encargado de contribuir a reducir la pobreza urbana y mejorar la calidad de vida de zonas marginadas.

“Tenemos destinados o predestinados para todo (los programas) esto 25 millones de pesos que habremos de mezclar con los programas federales con mira de poder llegar hasta 50 o 60 millones de pesos”.