Se encuentra usted aquí

11/03/2015
08:38
-A +A

Hace un par de primaveras, tuve la oportunidad de visitar la antigua estación de ferrocarril en Hércules y tomar esta fotografía de un vagón varado, cobijado por una enorme jacaranda que daba un color especial al paisaje urbano de ese pequeño rincón de este Querétaro nuestro. Me gustó mucho ese contraste que provocaba lo viejo del acero con lo nuevo de las flores. 

Hace apenas unos días acudí de nuevo al lugar para llevarme una muy grata sorpresa al asistir a la inauguración de la Fotogalería Municipal Hércules y ver transformado el viejo vagón en una funcional sala de exposición dedicada a la fotografía. Por cierto, en dicho evento, el maestro  Ramiro Valencia, quien habló a nombre de todos los fotógrafos en el evento, hizo una rica síntesis de historia sobre la vecina República de Hércules, como la conocemos mucha gente, además de hablar también de la importancia de contar con espacios como este. 

El viejo vagón tiene un nuevo propósito para sí y me da mucho gusto que así sea, para continuar sembrando en favor del arte y la cultura en este Querétaro nuevo que deseamos conservar.