“Querétaro me ha dado la paz que necesito”: Rocío Ruiz

Disfruta el estado y lo iguala al paraíso por los paisajes y lugares que ha conocido
“Querétaro me ha dado la paz que necesito”: Rocío Ruiz
Foto: César Gómez
04/02/2019
06:45
Montserrat Márquez
-A +A

El amor hizo que Rocío Ruiz Salazar viniera por primera vez a Querétaro. Eso sucedió hace dos años con 10 meses, tiempo en el cual poco a poco se enamoró del cielo que se observa en la ciudad, y también de las calles del Centro Histórico, por lo que ahora sus planes se centran en desarrollar su vida profesional y personal en la capital queretana.

Rocío, originaria de la Ciudad de México, pasa cada vez más tiempo en la capital queretana, esto a raíz de que su novio, con quien lleva casi 10 años de relación, llegó en abril de 2016 a trabajar a Querétaro.

“Al principio venía poco, como cuatro días a la semana, luego cinco, y ahora me paso una semana aquí y una México; vine por el amor, a mi novio le dieron un puesto aquí en Querétaro, y yo le dije que lo acompañaba; en un principio no pensaba quedarme a vivir aquí, pero poco a poco me fui enamorando de la gente, de la ciudad, de su centro histórico, de los atardeceres y de las noches con luna”, dice.

nuevos_queretanos_ok.jpg

Sentada en una jardinera a un costado del panteón de Los Queretanos Ilustres, con un clima perfecto y un cielo que pareciera anunciar una noche fría, contó a EL UNIVERSAL Querétaro que ella es sicoterapeuta y, por el momento, todavía sigue atendiendo a pacientes en la Ciudad de México.

En Querétaro encontró una paz que desde hace mucho tiempo no sentía, sobre todo porque en la Ciudad de México, al ser la segunda ciudad más poblada del mundo, se vive todo el tiempo con mucha adrenalina y en un estado de alerta ante cualquier situación y personas, dice Rocío, quien relajada y sonriente ve pasar a quienes caminan por el Centro Histórico.

“En Querétaro he encontrado paz y tranquilidad, la Ciudad de México me da la fuerza, pero aquí me relajo, tengo una vida más tranquila, todavía tengo el lazo, pero a Querétaro ya no lo pienso dejar, ahora el futuro que veo es quedarme en Querétaro de planta, he ido dejando la Ciudad de México poco a poco”, externó.

Una caminata por los Arcos

El lugar donde se hizo la entrevista es uno de los puntos favoritos de Rocío, ya que disfruta ver los Arcos, el emblemático monumento de la ciudad, “aquí todavía puedes caminar con seguridad por las calles después de las 11 de la noche, algo que en algunos puntos de México ya no es posible”, expone.

Uno de los lazos que la unen con la capital del país son sus dos hijos, quienes a pesar de ser mayores de edad, todavía la extrañan y cuestionan su decisión de venir a radicar permanentemente a Querétaro.

“Mis hijos también vienen en vacaciones, en el futuro también tienen la esperanza de venir acá, les fui diciendo a mis hijos poco a poco que me estoy desprendiendo de ellos y ya les avisé que este año lo más probable es que me quedé acá ya más en forma”, señaló.

Rocío destaca que algunas otras razones por las que Querétaro le ha robado el corazón, son la cultura, la magia que emana del centro de la ciudad, así como la variedad de comida gourmet que se puede encontrar.

Sus planes son conocer más destinos del territorio estatal, entre ellos la Sierra Gorda, la cual asegura visitará una vez que viva aquí. Hasta el momento únicamente ha visitado la Peña de Bernal, San Juan del Río y Tequisquiapan, lugares que le han encantado.

“Me muero de ganas de ir a la Sierra, he visitado la Peña de Bernal, Tequisquiapan y San Juan del Río, muero de ganas de conocer más cosas de aquí, espero que este año haya más oportunidad ya que no vaya tan seguido a México”, reiteró.

En el tema laboral, señala que Querétaro tiene grandes oportunidades, por eso una de sus metas es instalar su consultorio y continuar con las terapias que por más de 17 años han ayudado a infinidad de pacientes.

“En México tengo una reputación porque llevo 17 años ejerciendo, y me cuesta trabajo dejar lo que he construido allá; sin embargo, aquí en Querétaro muchas personas me están conociendo por una columna periodística que escribo sobre sexualidad; a raíz de eso hay quienes me mandan mensajes y quieren que los atienda en terapia”.

nuevos_queretanos_pag_8.jpg

A pesar de ser una entidad con un pensamiento más conservador, reveló que sí hay muchas personas que la han buscado para dar respuesta a algunos cuestionamientos sexuales, por lo que cree que instalar su consultorio en Querétaro es viable.

“Trabajo con temas más sexuales, la gente me hace muchas preguntas, sobre todo por correo y hay gente que toma terapia. En la Ciudad de México la sociedad es un poco más abierta, en Querétaro de poco en poco se ha ido abriendo; pronto se darán cuenta que las parafilias o las diferentes preferencias sexuales no constituyen una enfermedad, simplemente son gustos; eso es un granito de arena que trato de poner aquí en Querétaro”, expresó.

Pese a que en la Ciudad de México los salarios son mejores y puedes encontrar cosas más baratas, Rocío reitera que la calidad de vida es mucho mejor en Querétaro, aun cuando los costos de los servicios son más elevados.

Agregó que desde su llegada a la entidad nunca ha sido víctima de malos tratos por ser de la Ciudad de México, todo lo contrario, ha tenido la fortuna de conocer buenas personas.

“A Querétaro lo adopté como mi estado, lo cuido y lo quiero como quiero a mi lugar natal. La gente emigra por cuestiones económicas, pero también porque busca tranquilidad y paz; en nuestro país hay mucha violencia, y aquí yo he encontrado la paz que necesito, por eso no me quiero mover”, finalizó con una gran sonrisa en la cara.

 

 

bft

Comentarios