Viven de la siembra de árboles de Navidad

La familia García abre sus instalaciones a quien desee tener la experiencia de cortar su propio pino de los 200 que la Conafor permite talar
La familia García abre sus instalaciones a quien desee tener la experiencia de cortar su propio pino de los 200 que la Conafor permite talar
Foto: Guillermo González
05/12/2018
06:55
Alma Córdova
-A +A

Hace 5 años que la familia García Garduño comenzó con el proyecto para sembrar y cultivar árboles de Navidad en el municipio de Amealco, al sur del estado; pasaron cuatro años para que los árboles tuvieran el tamaño para comercializarse, y este 2018 es el segundo año que son el único sembradío que cuenta con permiso de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para poner a la venta. 

El objetivo es que los visitantes puedan vivir la experiencia de visitar el lugar, además de que esperan que pronto se les conozca como un atractivo turístico del estado.
Javín García Garduño y su padre, Rosendo García, son quienes están al frente del sembradío, por otro lado,  tres integrantes de la familia colaboran en diferentes actividades. Desde el riego, hasta la organización del lugar y sobre todo el cuidado de los arbolitos a quienes consideran parte de su familia.

Artículo
Mujeres indígenas hablan de la gran tradición de la muñeca otomí y de cómo fundaron su taller para buscar el sustento diario
Entretejiendo conciencia: Mujeres bordadoras de AmealcoEntretejiendo conciencia: Mujeres bordadoras de Amealco

El cultivo está en la comunidad de Mesillas, una pequeña localidad que se ubica entre la cabecera municipal y la delegación de San Ildefonso Tultepec; para llegar, la familia García colocó algunos señalamientos muy rústicos a partir de la carretera que va a San Ildefonso, sin embargo sirven para llegar hasta el centro de la comunidad y después tomar un camino de terracería y poder  arribar al sembradío 

Cuando Rosendo y Javín decidieron iniciar con el proyecto fue porque la Conafor promovió la realización de diversas actividades productivas, así como de reforestación, y para esta familia que siempre se ha dedicado a la agricultura fue una buena opción para seguir trabajando la tierra y a su vez participar en la reforestación de la zona en la que viven. La especie que ellos tienen se llama Ayacahuite.

Proyecto

La familia es originaria de la comunidad de La Torre, también en Amealco, sin embargo cambiaron su lugar de residencia hace unos años, debido a situaciones familiares. La extensión que tenían para su casa les hizo pensar que podrían aprovecharlo con algún proyecto y por eso participaron en la capacitación de Conafor.

El lugar donde está el sembradío tiene una extensión de 700 hectáreas, donde hace 5 años la familia plantó 22 mil árboles, pero la sequía de ese año afectó a casi la mitad y sólo quedaron alrededor de 10 mil árboles, que son los que actualmente están de pie y de ellos cerca de 7 mil pueden ser cortados; el año pasado Javín obtuvo el permiso de la Conafor para vender, sin embargo muy poca gente los conoce y tuvieron muy pocas visitas. Para este 2018 han tratado de promover el lugar a través de diferentes espacios.

“Para este año tenemos el permiso para vender 200 árboles; estuvimos repartiendo tarjetas en la Feria de las Muñecas artesanales y poco a poco más gente se va enterando de que estamos aquí. En el estado somos el único lugar de este tipo que tiene permiso para comercializar los arbolitos de esta manera”, afirmó Javín García.

Lo que busca la familia es que la visita no se concentre únicamente en el corte del árbol de Navidad, sino que sea una experiencia familiar, para lo cual han ampliado los servicios que ofrecen, y además del corte del árbol, la familia los lleva a dar un recorrido por los árboles y también cuentan con una pequeña granja, que es atractivo para los niños, así como los recorridos a caballo.

Artículo
Uno de los platillos típicos de Amealco está amenazado por restricciones en venta de alcohol
Güilo y pulque, tradiciones que la autoridad prohíbe Güilo y pulque, tradiciones que la autoridad prohíbe

“Hubo una persona que nos ofreció comprar todos los arbolitos pero lo que nosotros queremos es que se vuelva una experiencia, que las familias vengan y pasen un rato agradable. Queremos que sea un atractivo turístico de Amealco para que más gente conozca este municipio que es tan bonito”, expresó.

Difusión

Dentro de sus posibilidaes, Javín ha tratado de promover que más personas conozcan el sembradío, por ello es que ha acudido a pláticas y capacitaciones que se brindan de manera gratuita para emprendedores y también ha buscado el apoyo de dependencias de gobierno.

A través de una cuenta de Facebook con el nombre “Árboles de Navidad naturales Amealco”, también ha tratado de promover este producto que tiene la intención de convertirse en uno de los atractivos turísticos que se puedan promover en Amealco, sobre todo ahora que el municipio obtuvo la denominación de Pueblo Mágico.

“Todavía no hemos tenido el apoyo del municipio para difundir el plantío, pero estamos esperando a que lo consideren dentro de lo que promueven para atraer el turismo; nosotros estamos comprometidos a poco a poco ir mejorando y también dando más servicios. Los siguientes fines de semana vamos a tener comida y actividades en la granja, se trata de que la gente que nos visite viva una experiencia muy particular y no solo que sea la compra de su árbol de Navidad”, explicó Javín.

Durante estos últimos 5 años, la familia refiere que no ha recibido algún estímulo o programa de algún nivel de gobierno para poner en marcha su proyecto, pues todo ha sido con su trabajo; ahora el objetivo es que sean más conocidos y que en esta época puedan recibir a visitantes de todo el país. Esperan que en esta temporada más gente se entere de lo que hacen y puedan recibir a más visitantes.

 

bft

Comentarios