Tarot, lectura para conocer la suerte en Año Nuevo

Cada final de ciclo en el calendario, algunas personas deciden saber qué les depara el futuro inmediato; César Pantoja ayuda con sus predicciones
Tarot, lectura para conocer la suerte en Año Nuevo
Foto: César Gómez
31/12/2018
06:50
Domingo Valdez
-A +A

César Pantoja se dedica a la lectura del tarot desde hace ocho años. Dice que de niño veía cosas, y que ya mayor se interesó en lo esotérico. Señala que conocer o hacer predicciones sobre figuras públicas o políticos a distancia no es exacto ni adecuado, pues se necesita un contacto emocional. “Quienes hacen lecturas sobre políticos o artistas lo hacen más por espectáculo, no son precisos”, indica.

El joven de 26 años que a la par estudia Comercio y Negocios Internacionales, espera a una clienta, a quien le vende algunos productos, como perfumes y esencias, que ya tiene listos en una local lleno de piezas de aparatos electrónicos.

El aspecto de César es el de cualquier joven. Viste camiseta, jeans y tenis. Su voz es seria y se comporta de igual forma. Luego de despedirse de la mujer a quien vendió las esencias, invita a pasar hasta donde lee el tarot. La habitación es pequeña. Tiene en las paredes imágenes religiosas, en el piso hay una olla y unas hojas o pencas de algún tipo de planta.

Artículo
Las ceremonias de fin de año dependen mucho de cada persona y sus creencias, pero entre ellas tienen una relación en común
Rituales espirituales: herencia del paganismoRituales espirituales: herencia del paganismo

Preparación de Año Nuevo

César explica que en esta época del año muchas personas van por amuletos o por limpieza de energía. “Lo más común es la lectura de tarot. Sí, comienzo a tener un poco más de citas en esta épocas, porque quieren prepararse para lo que puede venir para el siguiente año. Es lo más común.

En cuanto a otro tipo de cosas, como rituales especiales, y todo esto, pues igual las limpias, descargas energéticas y todo eso. Sin embargo, hay otras cosas que piden, que es muy común y que no varían a lo largo de año, como cuestiones para el amor, que es muy común”, indica.

Subraya que este tipo de trabajos, de amarres y para conservar a una persona no los hace, porque, dice, terminan mal. Señala que lo que no le comentan a la gente cuando va a otros lugares a hacerse este tipo de trabajos es que tienen consecuencias, aunque funcionen y el cliente logre conservar a la persona amada, siempre traerá problemas y conflictos entre las personas, además de que nunca se tiene lo que se espera, por lo que es mejor no hacerlos.

Comenta que una descarga energética consiste en eliminar la energía negativa que las personas acumulan en ciertos lugares, como sus casas. El fin de año, las personas tienen la sensación que es un periodo para renovarse, pero no es que haya algo especial para realizar este tipo de rituales, pero las personas tienden a pensar y creer que van a empezar un nuevo ciclo y quieren empezar con otra energía. Añade que la mejor época para hacer este tipo de limpieza es la Semana Santa.

q10-40_77668640.jpg

Renovación espiritual

A las personas que se acercan a él en esta temporada les recomienda una limpia y portar un amuleto, en donde concentre energía positiva, puede ser un cuarzo, o algo similar a eso.

“Pero, mucho tiene que ver la actitud de las personas. Muchos que vienen a que les haga una limpia o un trabajo para que les quite una energía negativa funciona, pero es el momento. Es como cuando te bañas, pero vas y te metes al lodo, te vas a ensuciar. Es lo que hacen las personas, muchas veces no cambian la actitud, no cambian las acciones que toman y por ende vuelven a estar mal, o vuelven a caer en lo mismo. Una cosa es venir aquí, funciona el ritual, funciona la limpia, todas esas cosas funcionan. Pero al final depende de ti también si lo conservas o lo echas a la basura”, subraya.

Sobre los rituales que mucha gente hace el fin de año, César comenta, con una sonrisa, que lo importante de ellos es el simbolismo. “Esos rituales están hechos por lo que las personas creen, con base al simbolismo que esas acciones tienen. De hecho, aplica mucho la correspondencia. Por ejemplo, lo de las maletas. Si quiero salir de viaje, voy a agarrar mis maletas y voy a dar una vuelta a la manzana, porque simboliza que me voy de viaje.

Realmente en ese tipo de rituales, lo importante es la actitud de la persona. La persona es la que se está disponiendo a lograr ese el año que comienza”, enfatiza.

Artículo
Manuel, un santero del Mercado de Sonora, contó a EFE que desde principios de diciembre las personas comienzan a buscar un buen ritual, la mayoría, para resolver sus problemas económicos, y el resto cuestiones de salud y sentimentales
Santeros y brujas, favoritos para rituales de Año NuevoSanteros y brujas, favoritos para rituales de Año Nuevo

Sobre lo que muchas personas que se dedican a leer las cartas o cualquier otro método en algunos programas de televisión, para saber el futuro o cómo le va a ir a una figura política o un famoso, César precisa que son inexactos, pues se necesita energía de esas personas, debe de existir una carga energética.

“En estas cuestiones políticas, y de la farándula y todas esas cosas, la exactitud no es tan precisa. Siento que las personas que hacen esto en programas de televisión y todo esto, buscan más y usan más su razonamiento y su lógica, y no tanto que sea una lectura real, es más show. Necesitas un contacto energético, un medio energético”, agrega.

Sobre el futuro de México, César dice que se reserva una opinión, aunque ríe cuando se le pregunta si habrá más violencia. Con la risa, responde que no es por ahí.

El joven se dispone a hacer una lectura de tarot. Antes narra que cuando era menor vio una aparición de un niño en la vivienda donde vivía, que sólo le hizo una señal de despedida y se fue. Visiones que lo acompañaron por algún tiempo.

La lectura del tarot está por iniciar.

Pide a la personas dividir el mazo de cartas en dos y luego tomar 10 cartas. La primera carta no la interpreta, pues le habla de la personalidad de quien acude a verlo. “Puedo ver que tienes carácter fuerte…”

 

arq

Comentarios