Reducen riesgos a universitarios

El sistema de seguridad en Cerro de las Campanas iniciará en 2020; invierten 8 mdp en las obras
Reducen riesgos a universitarios
Foto: Demian Chávez
16/10/2019
06:19
Domingo Valdez
-A +A

El secretario Administrativo de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) Sergio Pacheco Hernández, afirma que el nuevo sistema de seguridad para el campus Cerro de las Campanas comenzará a funcionar en enero de 2020, pues en este momento se encuentra en periodo de pruebas y falta credencializar a toda la comunidad universitaria.

Explica que los nuevos sistemas de seguridad en las entradas del campus universitario es para tener mayor control de los estudiantes, personal docente y trabajadores que ingresan a Ciudad Universitaria, que es en el cual comenzaron esta modernización, exige tener mayor control aunque eso no significa que vaya a existir una restricción para visitantes, sólo que tendrán que registrarse al momento de entrar al campus.

En la entrada al CU que se ubica sobre la calle de Hidalgo se pueden apreciar ya las plumas y torniquetes por los cuales accederá la comunidad universitaria con las credenciales que serán leídas por los escáneres.

“Profesores, estudiantes, trabajadores, todos los empleados van a tener una credencial. Podrán ingresar libremente con su credencial a través del rehilete, si vienen a pie. Si vienen en automóvil, con la misma credencial van a poder acercarse al lector donde está la pluma y podrán ingresar”.

Indica que la mismo plástico se entregará a estudiantes y personal de la UAQ en otros campus, de manera que todos van a poder ingresar sin contratiempos.

Mientras que las personas que sean ajenas a la comunidad universitaria tendrán que registrarse, dando sus nombres, mostrar una identificación e indicar a qué parte del campus universitario se dirigen. Se les dará un gafete con un color determinado, para indicar su destino dentro de CU.

Apunta que la fecha límite que se han planteado para implementar estas nuevas disposiciones de seguridad es enero de 2020. “Sin embargo nos hemos encontrado detalles que estamos tratando de ajustar, precisamente a la brevedad posible. Uno de ellos es el funcionamiento de las plumas. Hemos encontrado errores.

Esta misma semana empezamos a echar a andar los rehiletes también, a tenerlos probando de manera constante con gente que vamos a credencializar, como si fuera ya un proceso normal. Tenemos que dejarlo a punto, que software que controla todo desde el C4 pueda tener la posibilidad de que si existe un error inmediatamente se corrija”, destaca.

Las pruebas, añade, tienen el propósito de medir los tiempos de acceso a través de las plumas y los rehiletes, para evitar, en el caso de los automóviles, que se entorpezca la circulación sobre las vialidades que están alrededor de la universidad, asimismo, evitar que los autos que salen no se tarden, y evitar congestionamientos al interior.

“Nos está deteniendo la credencialización, tenemos todas las credenciales, de inicio lo que es la tarjeta, falta ahora empezar todo el proceso con trabajadores, profesores, jubilados, administrativos, con estudiantes. Viene un trabajo arduo. Esperemos que en próximos días, con Servicios Escolares, como Recursos Humanos nos digan que están listos para empezar”.

Precisa que se credencializará a poco más de 30 mil estudiantes, además de más de seis mil trabajadores y académicos, por lo que serán cerca de 37 mil las credenciales las que se darán.

Todo el proceso ya está planeado, de forma que los estudiantes y el personal sólo tendrán que acercarse a tomarse la fotografía, y posteriormente se les hará llegar la credencial.

Precisa que la inversión en esta infraestructura de seguridad es de poco más de ocho millones de pesos, desde el arranque del proyecto. Asimismo, añade que todos los campus tendrán estas adecuaciones en su seguridad, para evitar robos dentro de la comunidad e instalaciones.

Pacheco Hernández comenta que estos robos los cometen personas ajenas a la comunidad universitaria pero que ingresan a los campus para delinquir. Por ello, ya se realizó la licitación para instalar esta infraestructura de seguridad en los campus Juriquilla, Aeropuerto, La Capilla, San Juan del Río, Prepa Norte, Prepa Sur, Prepa Bicentenario, que son los siguientes campus.

Precisa que los ilícitos que más se presentan en CU es el robo de equipo de cómputo. El robo de vehículos es mínimo, siendo las bicicletas un transporte más sustraído. Las motocicletas, agrega, también lo fueron en algún tiempo, pero gracias a las medidas que tomaron, junto con las autoridades municipales y estatales, se disminuyó la incidencia.

Reconoce que han logrado detener a algunos de los responsables de estos delitos, pero muchas ocasiones son detenidos y apresados durante un tiempo, pero cuando salen vuelven a delinquir en la UAQ.

Han registrado el robo de computadoras a los estudiantes por parte de gente externa a la comunidad universitaria que aprovecha un descuido para hurtar las lap top de los jóvenes. Incluso, dice, se ha robado los cañones de proyección de los salones.

Gracias a las cámaras de vigilancia dentro de la UAQ, puntualiza, se tienen identificadas a estas personas, por lo que cuando ingresan el personal de seguridad entra en alerta. “Pero no es suficiente, tenemos que poner esas barreras desde que ingresa la gente. Los que vienen especialmente a robar ya no van a pasar”.

Comentarios