Porteo reafirma vínculos entre padres e hijos

Esta técnica originada en Europa, no sólo permite cargar a los bebés de forma adecuada, también les facilita su crianza
Porteo reafirma vínculos entre padres e hijos
Foto: Alma Córdova
08/02/2019
06:31
Alma Córdova
-A +A

Ser una mamá primeriza con interrogantes llevó a Berenice Calva a convertirse en promotora del porteo, una técnica para cargar a bebés que ofrece múltiples opciones para que padres y madres puedan fortalecer vínculos afectivos con sus bebés desde el nacimiento, y que al mismo tiempo facilita la transportación de los pequeños.

Hace 10 años que la técnica fue desarrollada en Europa, y tiene aproximadamente un lustro que comenzó a aplicarse en México, en Querétaro hay solamente tres promotoras acreditadas de las cuales dos se encuentran en la capital del estado, y una más en San Juan del Río.

Berenice es ingeniera de profesión y mamá de dos hijos; luego de su primer embarazo se dio cuenta que había muchas cosas que ella ignoraba de la maternidad, por lo que esa primera experiencia como mamá la hizo buscar alternativas para la crianza de su segundo bebé y fue de esa manera que descubrió el porteo.

foco_grafico_porteo_bebe.jpg

“Mi primer bebé demandaba mucha atención y resultaba muy difícil. En ese entonces yo vivía en la Ciudad de México y era muy complicado andar en el Metro o en la calle. Cuando me embaracé de mi segundo bebé busqué opciones para que no me volviera a pasar lo mismo, y entonces descubrí el porteo”, refiere.

Esta técnica, explica Berenice, consiste en llevar a un bebé en brazos con ayuda de un portabebé ergonómico que respete la postura natural, y que a su vez permita el contacto continuo entre el bebé y el adulto; hay diferentes tipos de artículos que se usan para esta actividad, los cuales son muy parecidos a los rebozos con los que las mujeres cargaban a sus hijos décadas atrás.

Cuando Berenice aprendió la técnica para el uso de estos artículos (que se denominan fular) muchas de sus conocidas y de sus familiares comenzaron a preguntarle cómo había aprendido, por lo que tuvo la iniciativa de conocer más del tema y buscó una certificación; esto ocurrió hace algunos años cuando todavía radicaba en la capital del país, y cuando se mudó a San Juan del Río comenzó a difundir la técnica.

Una década de existencia

Esta actividad inició hace aproximadamente 10 años en Europa, principalmente en España y Alemania, ante la necesidad de generar opciones y herramientas a las madres y padres para facilitar la crianza. Berenice refiere que en México tiene alrededor de cinco años que comenzó a aplicarse, dado que la escuela española y la alemana comenzaron a generar las capacitaciones, no sólo en el uso de los fulares, sino también en talleres, asesorías y pláticas que se ofrecen a los padres y madres.

“Lo que también nos permite el porteo es que haya ese fortalecimiento del vínculo entre los bebés y sus papás o sus cuidadores, porque también hay bebés a quienes los cuida la abuelita, por ejemplo. Lo que hace esta herramienta es que haya esta cercanía, y como son varias opciones también facilita este acercamiento de los papás hombres con el cuidado de sus hijas e hijos”, expresa.

especial_porteo_bebe_pag_9_2.jpg

Esta actividad, puntualiza, brinda bienestar, seguridad y comodidad entre el bebé y quien lo carga. Al bebé también le ayuda para mejorar la calidad del sueño, favorece la termorregulación y disminuye el reflujo, entre algunos otros beneficios, como la estimulación sensorial y favorece la lactancia materna.

Mientras que a los porteadores (que son quienes cargan al bebé) les permite aumentar la autonomía y la movilidad al tener las manos libres, y favorece la inclusión del padre y otros miembros de la familia en la crianza y también brinda higiene postural para el adulto.

Llegada a Querétaro

Al ser una actividad que tiene poco tiempo de realizarse en el país, en Querétaro también ha tenido un periodo muy corto en el que se ha difundido, razón por la cual en el estado sólo hay tres asesoras acreditadas por la escuela alemana y la escuela española.

En San Juan del Río, Berenice Calva es la única persona con las acreditaciones, por lo que promueve sus actividades a través de la página de Facebook EcoMá, en donde ofrece las asesorías y los diferentes tipos de fulares y sillas ergonómicas que se utilizan en el porteo.

“Otra de las cosas que se pueden hacer con el porteo es que se puede adaptar a niños con necesidades especiales; por eso lo que hace una asesora es brindar toda la información en función de lo que necesitan los padres y las madres. Hay bebés que tienen algún padecimiento físico y que no pueden ser cargados de una manera, entonces se buscan las opciones, también para los porteadores que tienen algún problema lumbar”, menciona.

especial_porteo_bebe_pag_9.jpg

A partir de su experiencia personal, Berenice refiere que el porteo permitió un involucramiento mayor de su esposo en la crianza de su hija, además de que se ha establecido un vínculo muy fuerte, e incluso se rompieron estereotipos en cuestiones de las obligaciones que cada uno de la pareja tiene en la crianza de sus hijos.

Asimismo, Berenice relata que al volverse asesora ha podido ayudar con su experiencia a que más mujeres puedan conocer esta técnica basada en los conocimientos ancestrales, junto con nuevas teorías de desarrollo de los niños, pues ayuda a que los pequeños puedan tener un mejor crecimiento, y que las madres y los padres puedan tener un vínculo afectivo de mayor calidad.

 

 

Comentarios