Juegos que divierten y retan a la mente

Sirven para niños y grandes, pues a los más pequeños les ayuda a ejercitar la concentración, mientras que a los adultos mayores les ayuda a tener activo el cerebro
Juegos que divierten y retan a la mente
Foto: Demian Chávez
05/01/2019
08:21
Domingo Valdez
-A +A

María Consuelo Padilla Chacón explica que los juguetes que vende junto con su esposo, Miguel Ángel González Buenrostro, ayudan a los niños a concentrarse. Son didácticos, hechos de madera, muy buscados por chicos y grandes, que al ver el reto se animan a jugar.

Una familia llega hasta el puesto del tradicional tianguis de juguetes que se instala en espera de los Reyes Magos.

María Consuelo, maestra jubilada, al igual que su esposo, explica a los que observan las piezas de madera, las reglas de los juegos y cómo se usan.

“Niños, jóvenes y personas de la tercera edad se divierten mucho. Estos juguetes son muy aceptados. Piensan que los niños no los quieren, que prefieren la tecnología, pero no es cierto.

“Las nuevas generaciones son muy analíticas, entonces, todos estos juegos les llaman la atención. Son los de antes, los de los abuelos. Los estamos rescatando. Buscamos juegos difíciles, viejos, y los estamos entregando a las nuevas generaciones”.

Artículo
Canaco estima que este año se alcancen 363 mdp en derrama económica
Prevén crecimiento del 8% en ventas Prevén crecimiento del 8% en ventas

María Consuelo dice que muchas personas dudan en comprar los juegos, pues piensan que a un chico de 16 o 18 años no le llamarán la atención, pero, asegura, no es así.

La maestra pone como ejemplo el juego “cuatro en línea, tercera dimensión”, similar al tradicional “gato”, pero con cuentas que se colocan en palitos y que deben ser cuatro cuentas del mismo color en línea, que pueden ser también en varios niveles.

María Consuelo explica las reglas mientras un niño se acerca, movido por la curiosidad, cediendo a las cajas con colores chillantes y aparatos de alta tecnología que rodean el puesto.

Otro juego consiste en “sembrar troncos” en un figura formada por círculos y triángulos, que deben moverse una vez en una dirección, pero sin que se vuelvan a mover, hasta colocar los ocho troncos. María detalla que el terreno (tablero) se debe reforestar con los troncos. Es una manera ingeniosa de llamar la atención de los chicos y de los más grandes.

La mayoría de los clientes, cuando llegan al puesto, preguntan y observan. María y Miguel les explican los juegos y dan una demostración de los mismos, para despertar en ellos la curiosidad.

“La gente entra el reto, no abandonan los juegos. Empezamos vendiendo los didácticos para bebés. Íbamos a escuelas de preescolar y de maternal. Teníamos un negocio frente a la UAQ, ahí hay la especialidad de sicología, por lo que había también varios doctores, quienes visitaban a mi hijo, que es carpintero, para que les hiciera ciertos juegos que necesitaban para clases. Empezamos a ver el interés de la gente”, explica.

Estos juegos, agrega María, sirven para niños y grandes, pues a los más pequeños les ayuda a ejercitar la concentración, mientras que a los adultos mayores les ayuda a tener activo el cerebro.

“A una persona mayor le ayuda a activar neuronas, porque está demostrado que no nacemos con un determinado número de neuronas. Si hacemos un esfuerzo mental grande las neuronas se recuperan, se reproducen. Una persona de la tercera edad que está produciendo neuronas no va a padecer problemas mentales, como el Alzheimer. Todo esto les ayuda a estar activos mentalmente”, enfatiza.

Artículo
Juguetes, impuestos y colegiaturas, serán las prioridades
Padres harán malabares para enfrentar gastos del Día de ReyesPadres harán malabares para enfrentar gastos del Día de Reyes

Incluso, entre los juguetes que venden está el dominó, al que también considera un juego de destreza, pues se deben de hacer cálculos mentales para poder hacer estrategias y ganar. Los juegos son de tamaño normal, para jugar entre amigos.

María dice que los juegos dependen de la personalidad de cada niño o persona, pues no todos son ideales para todos. Algunos gustan más de los rompecabezas, otros de los retos en solitario, pero todos con un grado de dificultad, para hacer pensar a quienes acepten los retos.

Arturo Tadeo Venegas, de no más de nueve años de edad, llega acompañado de sus tíos y su abuela. De inmediato queda maravillado con los juegos de destreza. No es el único. Su familiares, al escuchar la explicación de María Consuelo y ver el reto, no dejan pasar la oportunidad de jugar.

Usan el “cuatro en línea en tercera dimensión”. Ríen, se hacen bromas y se animan a resolver los juegos que se les presentan. “Ve, a todos les gustan”, añade María Consuelo.

 

arq

 

Comentarios