Implante coclear. La tecnología que cambia vidas

La modernidad ha permitido que los problemas de audición no sean una imposición para poder llevar una vida sin complicaciones
Implante coclear. La tecnología que cambia vidas
Foto: Demian Chávez
30/07/2019
05:35
Alma Gómez
-A +A

El pequeño Andrés tenía 6 meses de edad y todavía no emitía ningún sonido o balbuceo, tampoco reaccionaba a estímulos auditivos fuertes como el sonido de una de ambulancia o los ladridos de un perro. Sus padres, al no ser primerizos identificaron que esa conducta tan pasiva no era normal, así que buscaron asesoría médica.

La prueba de tamiz auditivo neonatal, arrojó que Andrés había nacido con sordera total. Aquel día el médico no emitió recomendaciones ni posibles soluciones para la sordera del bebé, sólo sugirió que toda la familia aprendiera la Lengua de Señas Mexicana.

especial_coclear_pag_12_1.jpg

Sin embargo, los padres del niño, Héctor y Lourdes no se dieron por vencidos; durante meses se entrevistaron con diversos especialistas, y finalmente se encontraron con el único médico en el país, que en ese entonces realizaba trasplantes cocleares, en la Ciudad de México.

El trasplante se llevó a cabo cuando el pequeño Alex tenía menos de un año de edad, eso permitió que el ahora joven de 16 años tenga una vida plena y con audición total.

¿Qué es un implante coclear?

Es un dispositivo electrónico de alta tecnología, que transforma las señales acústicas en señales eléctricas para estimular el nervio auditivo; se compone de una parte interna que se implanta de manera quirúrgica, y una parte externa que se coloca en el oído.

Actualmente, el dispositivo para realizar un implante coclear tiene un costo aproximado de 27 mil dólares, es decir, alrededor de 513 mil pesos mexicanos. Aunque no es un producto de fácil acceso, algunas coberturas del Seguro Popular en México permiten cubrir un gran porcentaje del costo.

El otorrinolaringólogo Héctor López de Nava Cobos, especialista en implantes cocleares asegura que una persona sorda con implante coclear puede desarrollar su vida perfectamente, sin que el implante ocasione algún inconveniente.

especial_coclear_pag_12_4.jpg

En palabras del especialista, lo ideal es que el implante coclear se realice antes de que la persona tenga dos años de edad, pues de esta forma se garantiza que el niño podrá hablar sin problemas. Por otro lado si el implante se realiza en niños mayores a los dos años, puede ser que su oralidad sea un poco lenta o entrecortada, sin embargo, también existen terapias y mecanismos paras superar ese problema.

“En pacientes que nacen sordos lo ideal es que el implante se realice antes de los 2 años, aunque los estándares han cambiado y mientras más chiquitos es mejor, algunos implantes se han realizado en niños de 6 meses de edad. Si se implanta antes de los 2 años tienen un mejor desarrollo del lenguaje, pueden entrar a una escuela regular. Si el implante se realiza en pacientes mayores de 5 años de edad ya se nota un poco más la dificultad en la oralidad, les cuesta más trabajo pero aún así se puede trabajar en eso” menciona.

“El implante coclear en un adulto sordo le soluciona completamente su problema de sordera, pero es muy probable que no recupere la oralidad, porque es muy difícil que su cerebro se adapte y pueda ser capaz de hablar correctamente, por eso entre menos edad se tenga es mejor”.

Héctor López de Nava reitera la importancia de realizar la prueba de tamiz auditivo en recién nacidos para detectar a tiempo casos de sordera, pues muchas veces esta condición se confunde con autismo.

Actualmente Andrés y Alejandro tienen 16 años, prácticamente ha pasado toda su vida con implante coclear, pues a ambos jóvenes los implantaron antes de que cumplieran dos años.

“Nosotros en realidad no sabemos lo que es vivir con sordera, porque desde muy niños fuimos implantados. Lo único que nos ha pasado a ambos es cuando de repente en la escuela el aparato se queda sin pila y entonces sí dejamos de oír, pero no pasa nada, las pilas se cambian fácilmente. La parte interna de mi implante no necesita ningún tipo de modificación, y la parte externa sí se va actualizando, por ejemplo voy cambiando de aparato conforme voy creciendo y además puedo modificar el volumen, dependiendo de la situación”, comenta Andrés López Morales.

Los padres de Andrés vivieron hace 16 años la experiencia de tener a un niño sordo, saben lo que es enfrentarse a múltiples diagnósticos médicos, sin que nadie ofrezca la información correcta.

especial_coclear_pag_12_2.jpg

“Todavía hay mucha desinformación sobre la audición o la sordera, hace 15 años era mucho más difícil, los doctores te daban diagnósticos distintos, a nadie se le ocurría revisar el oido”, comenta Lourdes Morales.

En la búsqueda del implante coclear, Héctor y Lourdes, padres de Andrés, conocieron a Alejandro Jaik, padre del joven también llamado Alejandro; los dos bebés fueron trasplantados por el mismo médico y en el mismo hospital. Desde aquel primer encuentro los padres de familia crearon la asociación “Ándale para oír, padres de niños sordos”, que busca difundir información sobre la sordera y los beneficios del implante coclear.

Según la asociación “Andale para oír”, en México se registran más de 694 mil 464 personas sordas. En Querétaro, la cifra rebasa las 10 mil 434 según estadísticas del año 2010.

Comentarios