Hacer gel casero, una difícil misión

Ante la escasez del producto en tiendas, también se han agotado los materiales para crear el desinfectante
Hacer gel casero, una difícil misión
Foto: Mitzi Olvera
02/04/2020
04:03
Domingo Valdez
-A +A

Querétaro, Qro.

Los tutoriales en internet para elaborar gel bacterial artesanal han tenido tanto éxito ante la escasez del desinfectante en centros comerciales y farmacias, que conseguir los ingredientes para hacerlo en casa se ha convertido en una misión imposible, pues aun en locales donde se vende todo tipo de productos no se encuentran y los encargados dicen que no saben si los tendrán hasta la próxima semana y a qué precio.

Ante la contingencia sanitaria por el Covid-19, productos como el gel antibacterial pasaron de ser un artículo que apenas se veía de reojo en las tiendas, a escasear en todos los comercios.

Por lo anterior, ayudados de tutoriales y recetas que se publican en internet, muchos ciudadanos han decidido elaborarlo en sus propios domicilios. Alcohol, glicerina, carbopol y trietalonamina son algunos de los ingredientes que tiene el gel antibacterial que se vende comercialmente, y que supuestamente está al alcance de cualquier ciudadano en cualquier farmacia o droguería.

De acuerdo con muchos tutoriales, los ingredientes se encuentran fácilmente, pero la realidad es que se recorren dos, tres y hasta cuatro farmacias y en ninguna se encuentran los productos. En uno de los locales apenas se obtiene una botella de alcohol de un litro, mientras que los otros productos brillan por su ausencia.

En esa farmacia, la encargada dice que esos productos se pueden encontrar en una botica o una droguería, de esas que están por el centro o el mercado Escobedo, pues ellos no venden esos productos como tal.

Se acude a una segunda farmacia, muy cerca de la primera, donde se obtiene la misma respuesta: no tienen esos productos.

Una tercera farmacia parece prometer. Se piden los productos, pero no los hay. “Pero sí tenemos gel antibacterial”, dice una de las encargadas. El bote de 230 mililitros cuesta 85 pesos, cuando en cualquier otra época costaría no más de 25 pesos.

En las tiendas naturistas no conocen los ingredientes. Se tiene que buscar en otros lugares.

Una botica en las inmediaciones del mercado Escobedo promete. Sin embargo, el encargado dice que no hay carbopol ni trietanolamina.

“Ha venido mucha gente. Ven el mismo tutorial en internet”, bromea el joven. Señala que no sabe cuándo tendrá el producto. “A lo mejor la próxima semana tenemos carbopol”, dice.

Cuando se le pregunta cuánto cuesta, piensa su respuesta unos segundos. Voltea a ver hacia arriba y a la izquierda y responde: 90 pesos los 100 gramos. El cliente da las gracias y se retira, pensando que 85 pesos por 250 mililitros de gel antibacterial no suena tan descabellado después de todo.

En tanto, las tiendas naturistas no venden esos productos, a pesar de que en algunas farmacias señalaron que estos sitios sí podían tener el producto.

En internet se pueden encontrar los ingredientes, aunque se manejan por kilogramo y su costo puede ser cercano a los mil pesos. Así que la primera receta para elaborar el gel antibacterial se descarta, para buscar otras opciones.

Una receta más sencilla consiste en elaborar el gel con alcohol (en eso no cambia ninguna receta), glicerina, agua oxigenada, agua hervida y aceite de árbol de té.

La elaboración es sencilla, pues sólo se tienen que mezclar los ingredientes en las medidas adecuadas, de acuerdo a la cantidad de gel antibacterial que se desea elaborar, y dejarlo reposar, eso sí, sin importar la cantidad, durante 72 horas.

Otra receta aún más sencilla y de acuerdo a los tutoriales que se pueden encontrar en internet, contiene aloe vera, aceite de árbol de té y alcohol. La preparación es la misma: mezclar 245 mililitros de alcohol, 150 mililitros de aloe vera y 16 gotas de aceite de árbol de té. Se deja reposar y listo. Se tiene gel antibacterial casero.

Para la elaboración de las dos últimos recetas los ingredientes son más sencillos de conseguir y más económicos que los químicos de la receta original, que además requería equipo de laboratorio para mezclar los ingredientes, pesar las cantidades y moler las sustancias, pues se venden en una presentación de pasta que debe quedar molida muy fina y luego colarse.

En estos tiempos en los que la higiene se impone, al igual que el aislamiento social para evitar los contagios de Covid-19, y productos como el gel antibacterial y los cubrebocas escasean en las tiendas, la opción de hacer gel antibacterial puede ser una alternativa para muchos, además de una terapia ocupacional en los días de aislamiento obligado durante las semanas en casa para evitar que crezca la pandemia.

Comentarios