Entre quejas y vehículos reparan cantera del Centro | Querétaro

Entre quejas y vehículos reparan cantera del Centro

Diariamente Chalino y Juan reemplazan las piezas viejas por nuevas, labor que no respeta la ciudadanía, acusan

Entre quejas y vehículos reparan cantera del Centro

Entre quejas y vehículos reparan cantera del Centro Foto: Demian Chávez

Nuestras Historias 05/12/2021 10:52 Estrella Pérez Actualizada 18:57

L a cantera que viste las calles del Centro Histórico de Querétaro requiere de constante mantenimiento y reparaciones tanto en banquetas como en el arroyo vehicular, de ello se encargan Chalino y Juan. 

Desde hace más de 10 años son compañeros de trabajo, la labor de uno está relacionada con la del otro, son una dupla sin igual, donde las funciones se intercalan.

Reportes ciudadanos, llamadas de vecinos del primer cuadro de la ciudad, que llegan a la delegación Centro Histórico y de ahí son direccionados al área de operaciones, son el inicio de un proceso que concluirá con el trabajo de esta mancuerna.

Ambos relatan la satisfacción que sienten al ver su trabajo terminado, pero también las complicaciones a las que se enfrentan, especialmente cuando los transeúntes o automovilistas no respetan las señalizaciones que colocan para delimitar el área de trabajo o circulan sobre lo recién reparado.

Hace 11 años que Juan Ramírez comenzó a trabajar en esta área de la delegación. El hombre de 63 años, originario de la capital del estado, refiere que su jornada inicia desde las ocho de la mañana, con una lista de ubicaciones de canteras por reparar.

pag_7_trabajadores_ayuntamiento_dc_7.jpg

Uno de los grandes agrados del trabajo, señala Juan, es cuando han concluido un resarcimiento y la cantera vuelve a estar en condiciones óptimas; sin embargo, esta labor requiere de la comprensión de quienes transitan por ahí, para que respeten el área delimitada y se cumpla con el proceso de secado, tras colocar la  cantera.

Los reclamos de transeúntes, ciclistas, automovilistas, son parte del día a día de Chalino y Juan; en algunos casos externan inconformidad por las limitaciones de espacio; sin embargo, reconocen que no todos son reclamos, también hay reconocimiento hacia su trabajo.  

“Hay algunos que vienen caminando y nos dicen: ¿por qué no hacen esto en la noche?, nada más hacen estorbo. Pues es que nosotros estamos haciendo nuestro trabajo”, dice Juan.

Chalino Santos es originario de Huimilpan, tiene 43 años y hace 15 que trabaja en esta actividad. Relata los ingenios que hacen para demarcar las áreas, así como la manera en la que en ocasiones colocan la camioneta (en la que se trasladan y llevan materiales) para cubrirse mientras trabajan en las avenidas.

“Nosotros a veces ponemos el vehículo de cierta forma porque estamos trabajando sobre la avenida, para que nos cubra un poquito y que no nos vayan a llevar, pero luego nos corren. Hay muchos policías que nos echan la mano, ellos mismos nos ayudan (para delimitar el área)”, explica Chalino.

Además de hacer reparaciones sobre la cantera, también resarcen guarniciones y registros. Las incidencias para rehabilitar son muy comunes, a causa del desgaste o de la presión que ejercen vehículos pesados; pero en algunos puntos también influyen las condiciones del drenaje y los hundimientos viales, para estos casos se requiere la intervención de la Comisión Estatal de Aguas (CEA), luego de que el organismo atiende el reporte, ellos regresan a terminar el trabajo y reacomodar la cantera.  

“Como normalmente se suben carros grandes dañan la estructura. Por ejemplo, aquí es un drenaje, cuando llegamos vemos que está el hundimiento, normalmente lo reparamos, pero al rato pasa el camión de los refrescos, el de la basura, los carros grandes, se suben y los vuelven a sumir, debe dejarse por lo menos unos tres días para que seque. Lo dejamos señalizado, pero de todas maneras pasan, hemos dejado como señalamientos costales, cintas, hasta piedras, pero las atropellan y las quiebran”, relata.

Hace unos días repararon una banquera cercana al “Tanque”, delimitaron el área y entonces, pasó un ciclista, sobre la vía han quedado las marcas de su trayecto.

La empatía de los vecinos o de quienes pasan por donde ellos laboran a veces es notoria, otras no tanto.

“Yo diría que nos apoyen más en esto de que nos den chance de trabajar porque es para bien de todos, es nuestro trabajo, es a lo que nos dedicamos”, exclama Chalino.

foco_portada_trabajadores_ayuntamiento_dc_1.jpg

Días atrás, el motor de la camioneta comenzó a calentarse, requerían un poco de agua; ya habían usado la que ellos llevan de soporte, solicitaron apoyo a algunos vecinos, sin obtener respuesta.

Una carretilla, una pala, un cincel, una maceta, arena, grava, cemento y placas de cantera son algunas de las herramientas de trabajo de Juan y Chalino.

Su labor inicia al remover los escombros, subirlos a la camioneta, limpiar el área y comenzar el armado con las nuevas piezas de cantera, en ocasiones uno corta la cantera y el otro las pega.

La sensación es satisfactoria al terminar una reparación: “da gusto ver que ya acabamos otro más”, explica Juan.

Tras terminar un trabajo, levantan registro fotográfico que envían a personal de la delegación y que es respondido con una seña de bien hecho: “tomamos las fotos, las enviamos, queda bonito y nos mandan una manita de bien”, señala Chalino mientras sonríe.

Comentarios