Dejaban sus estudios para trabajar en la calle

Por diversas circunstancias, 222 niños se ven obligados a dejar la escuela para ser otra fuente de ingresos de sus familias
Dejaban sus estudios para trabajar en la calle
Foto: Demian Chávez
14/06/2019
06:23
Alma Gómez
-A +A

Al menos hay 222 niños y jóvenes en la capital del estado que se encuentran trabajando en las calles para apoyar a la economía familiar, y como consecuencia, han abandonado sus estudios, reveló el gobierno municipal de Querétaro

Ese era el caso de Efraín Beltrán Higinio, de 16 años de edad. Hace poco más de un año dejó la escuela para dedicarse a limpiar los parabrisas de los autos en distintos cruceros de la ciudad de Querétaro.

Necesitaba dinero no sólo para útiles escolares, sino también para apoyar a su madre Claudia Higinio Anastasio quien se dedica a limpiar sanitarios para mantener a su familia; tiene tres hijos.

Cuando Efraín comenzó a limpiar parabrisas a cambio de alguna moneda, necesitaba cien pesos. Cien pesos para útiles escolares, pero también para poder trasladarse a la cancha deportiva donde jugaba fútbol con otros jóvenes.

En ese momento, la falta de cien pesos representaba mucho; significaba dejar ir, poco a poco, su más grande sueño en la vida, ser futbolista. Sin ese dinero tampoco podría relacionarse con otros jóvenes que soñaban lo mismo que él.

Un amigo le recomendó limpiar parabrisas para ganar el dinero que necesitaba, Efraín aceptó. Los primeros meses lo hacía únicamente los fines de semana, pues de lunes a viernes asistía a la secundaria, pero después dejó la escuela por completo para dedicarse a trabajar.

Su madre miraba impotente cómo su hijo abandonaba la escuela para ponerse a trabajar; sin embargo no intervino, toda la familia necesitaba el dinero.

“Yo necesitaba dinero para mis gastos de la ‘secu’, para comprar cosas que necesitaba para seguir jugando futbol y también para ayudarle a mi mamá. Mi mamá sabía que yo después de las clases limpiaba vidrios, pero no me decía nada, ella sabía que no andaba en drogas ni nada de eso, necesitaba dinero para mi ropa y zapatos”, relata.

Cuando Efraín tenía un año trabajando en las calles, fue contactado por personal del DIF municipal y lo apoyaron para que terminara el tercer año de secundaria en uno de los centros de día, dedicados a apoyar a familias vulnerables. Ahí apoyan a Efraín con útiles escolares y otras necesidades para que el joven no vuelva a dejar las aulas, ni tampoco las canchas deportivas.

Artículo
Apenas puedan cortar un fruto, los menores son llevados al campo; la escuela queda en segundo plano
GUARDAR
Niños jornaleros: 20 pesos diarios y apenas van a clasesNiños jornaleros: 20 pesos diarios y apenas van a clases

En un acto público donde el presidente municipal Luis Nava y su esposa Arahí Domínguez presentaron el arranque del programa Cambiemos su futuro, cuyo objetivo es rescatar a niños y jóvenes en situación de calle, Efraín Beltrán forma parte de la línea de honor y entre lágrimas cuenta su historia a los demás niños y jóvenes que asistieron al evento.

Se considera el “pobre más rico”, pues está consciente de que algunas personas tienen menos que él.

“Hay jóvenes que piensan que la vida es un juego, que tienen todo y no lo aprovechan. Cuando limpiaba vidrios me di cuenta de que hay gente que no tiene nada, señoras y niños sin zapatos. Yo podía comprarme una torta con el dinero que ganaba ese día, la compartía con ellos porque veía que tenían menos que yo. Yo a veces digo que soy el pobre más rico, porque tengo la fortuna de tener tenis, ropa, otras personas no tienen , comenta.

Junto a Efraín está Álvaro Rodríguez Félix, de 15 años de edad, quien abandonó la escuela por relacionarse con lo que él llama “malas amistades”; a este joven también le cuesta dar su testimonio y rompe en llanto.

“Dejé la secundaria porque tuve malas amistades, bajé mis calificaciones y ya no pude seguir estudiando. Mi mamá estaba muy triste por eso, me llamó la atención, me hizo ver que ella se esforzaba mucho para que yo estudiara, y que yo no estaba aprovechando esa oportunidad. Mi mamá vende dulces en los cruceros, a veces yo le ayudaba a ella a vender”, confiesa.

El programa municipal Cambiemos su futuro busca mejorar las condiciones de vida de los niños y jóvenes que por alguna circunstancia dejan sus estudios para dedicarse a trabajar. La herramienta principal será la impartición de talleres de artes y oficios para que los integrantes de los centros comunitarios puedan aprenderlos y tener una alternativa laboral cuando sean adultos.

“Las historias de estos jóvenes son impresionantes, queremos cambiar su futuro, los invito a que todos participemos en esta campaña, ellos son la muestra de que sí se puede cambiar su futuro. Todos los niños de estos centros de día se certificarán en taekwondo y se impartirán talleres de guitarra y teclado, tendrán capacitaciones para integrarse al sector laboral en un futuro, podrán aprender corte de cabello, carpintería, entre otros artes y oficios”, aseguró Arahí Domínguez.

Por su parte el presidente municipal Luis Bernardo Nava Guerrero reiteró la importancia de apoyar a los niños y jóvenes vulnerables para romper el círculo de la pobreza.

Comentarios