Alumnas buscan título profesional incluyente

Las universitarias se han manifestado para pedir que se expidan títulos en femenino para lograr la igualdad
Alumnas buscan título profesional incluyente
Ilustración: Dante de la Vega
09/07/2019
06:01
Domingo Valdez
-A +A

En la última sesión del Consejo Universitario, alumnas de las carreras de Sociología y Filosofía solicitaron a la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ) que expida títulos profesionales en femenino a las estudiantes mujeres.

La iniciativa también comenzó a circular en redes sociales desde días atrás, y ha sido bien recibida por las mujeres, quienes ven en la medida un paso más hacia la igualdad. Incluso, la rectora Teresa García Gasca, se ha mostrado a favor de discutir el tema.

Activistas que están a favor de la propuesta dicen que la petición de la expedición de un título femenino obedece a la necesidad de nombrar y reconocer a las mujeres en el ámbito laboral y profesional.

Alejandra Martínez, presidenta de la Asociación Queretana de Educación para las Sexualidades Humanas (Aquesex), señala que la medida la beneficiaría directamente, pues está por recibir su título de la maestría.

“Mi título de licenciatura si lo ves te mueres de risa, porque dice que me da el título a la señorita Alejandra Martínez, licenciado en Psicología Clínica. Ahora ya se quitó eso de ‘señorita’. Eso era antes, ahora le ponen ‘ciudadana’ o ‘ciudadano’, que es mucho más amable que poner ‘señorita’ o ‘señor’. Me parece que hay que ir modificando esos lenguajes y que forma parte, el nombrar en femenino, de esta reconstrucción del lenguaje”, subraya.

Para promover la iniciativa de la activista Maricruz García Bárcenas, organizaciones feministas del estado comenzaron la recolección de firmas.

El pasado 29 de junio, la misma rectora, en su muro de Facebook, publicó una carta dirigida a la comunidad de la UAQ, donde señala que “no existe objeción en nuestra universidad por generar el procedimiento necesario para la emisión de los títulos en femenino”.

En la misma publicación, la rectora indica que “la comunidad universitaria es diversa, todas y todos cabemos. Si bien no estamos obligados a compartir las mismas posturas, el respeto entre nosotros es indispensable.

La institución ha mostrado toda la disposición y empatía por el tema de los títulos en femenino. Es por ello que no veo la necesidad de una acción como la interposición de una queja ante la DDHQ. Ello haría parecer que no hay disposición ni acuerdo, hecho contrario a la realidad. En su lugar dialoguemos y logremos acuerdos".

Agrega que la emisión de títulos neutros o genéricos es una opción que valoran posible y más incluyente, además podría significar aligerar el trámite administrativo.

Sin embargo, si la exigencia apunta a que sea femenino, no hay objeción, señala la rectora.

La activista Maricruz Ocampo Guerrero explica que “en tanto no nos nombren como arquitectas, ingenieras, abogadas, astronautas, bomberas, vamos a seguir siendo invisibilizadas en esas profesiones.

“En tanto no se nombre algo, no existe. Si dicen que se graduaron 100 ingenieros de la Facultad de Ingeniería, no están diciendo cuántas mujeres se graduaron, entonces qué pasa con las jóvenes. Las jóvenes dejan de entrar a esas carreras porque pareciera que no hay mujeres”.

Dice que otro tema es que hay carreras en donde se ha designado a las mujeres como más “apropiadas” para su género, como las enfermeras.

Las jóvenes, agrega, están en su derecho a pedir que su título profesional las refleje, pues se ha invisibilizado a las mujeres.

“Mientras no escuchemos que hay mujeres presidentas, mujeres legisladoras, gobernadoras, alcaldesas, las más jóvenes no se ven en esos puestos, las más jóvenes no se ven en esas carreras y en esos títulos.

Artículo
Cifra puede repetirse en este proceso de admisión, advierte
UAQ rechaza a más de 60% de aspirantesUAQ rechaza a más de 60% de aspirantes

“No es nada más un capricho. Esto nos ayuda como mujeres a visibilizarnos en estas profesiones. Ayuda a la UAQ a decir que se graduaron ingenieras y arquitectas. Es una modificación sencilla a un programa de cómputo”, añade.

Precisa que la situación es sencilla y que se debe de dar el honor y el gusto a las mujeres de tener un título universitario como ellas quieren que diga, pues al final no les quita nada.

“Al final es una letra, pero para ellas, las mujeres, significa mucho, y estamos hablando de una sola letra”, enfatiza la activista.

Alejandra Martínez añade que para ella el tema es importante, pues transita por algo personal e individual, y ahora que se comienza a colocar el tema en la agenda le parece interesante que más jóvenes se puedan sumar a esta iniciativa.

Señala que para su título de maestría solicitará que sea en femenino, pero enfatiza que ojalá fuera un trámite que no tuviera que llevar una solicitud de por medio, que fuera un procedimiento normal, natural de las propias instituciones, de reconocer a las mujeres estudiantes y que se gradúan.

La activista puntualiza que más de 50% de las personas que estudia en la UAQ son mujeres, “por lo que sería súper interesante poder nombrarlas, como parte también de estos procesos de empoderamiento y visibilización de las mujeres en la vida profesional”.

Para Alejandra, que está en trámites para sacar su título, la situación le viene muy bien, pues quiere que aparezca ya como femenino, pero va más allá, pues asegura que lo ideal sería que estos procesos fueran colectivos para que no fueran de carácter particular.

“Son pasos importantes que están dando las mujeres al estar dentro de las universidades (…), son señales importantes de una construcción colectiva de la profesionalización de las mujeres”, señaló.

Comentarios