#NuestrasHistorias. "En esta temporada hay que cuidar a los demás"

Siempre estamos lejos de nuestras familias: chofer de la TAQ
TAQ, vacaciones, central de autobuses, conductor, viaje, maletero, operador, pasajeros, transporte, camiones, traslados
En la temporada decembrina los viajeros le dan vida a la Terminal de Autobuses, que luce saturada desde el primer sábado de vacaciones. (FOTO: CÉSAR GÓMEZ. EL UNIVERSAL)
17/12/2017
03:08
MONTSERRAT MÁRQUEZ
-A +A

Personas que suben y bajan de autos particulares, taxis, e incluso de camiones son los que dan vida a la Terminal de Autobuses de Querétaro (TAQ), saturada de pasajeros durante el primer sábado de vacaciones decembrinas, cuando se ofrecen ya descuentos en el pago de boletos para estudiantes y maestros.

Coloridas maletas que se transportan en diablitos, gente sola, familias completas que no dejaron de lado ni siquiera a su mascota para pasar las fiestas navideñas con familiares de otras ciudades, caminan por los diferentes andenes y puertas de la central camionera.

El maletero.

José Luis Pérez, que se ocupa en la central de autobuses como maletero, se abre paso con su diablito en medio del mar de personas que transitan por los diferentes pasillos de la terminal.

Mientras caminaba hacia el andén para dejar las más de seis maletas de una familia, platicó que para él esta es la mejor temporada del año, debido a la cantidad de viajeros que llegan.

“Diciembre es el único mes del año que hay movimiento... Esta temporada si no la aprovechamos, será hasta el otro diciembre”, manifestó.

Mientras comía una galleta y otros de sus colegas hacían viajes para buscar más maletas, contó que la mejor propina que ha recibido fue de 20 dólares, hecha por un paisano, pues por lo regular sólo le dan de cinco a 20 pesos.

Juanote, como le dicen sus compañeros por ser un hombre de estatura alta, dijo que ese apodo se lo puso un cargador oriundo de Xalapa, Veracruz.

“Trabajo de 6:00 a 22:00 horas y pues de lo que gano aquí poco sale para cubrir los gastos diarios”, aseguró, mientras se alejaba para vaciar su diablito y conseguir al siguiente cliente.

El operador de autobuses.

Entre los personajes más importantes en la TAQ están los conductores, sin ellos muchas personas se quedarían sin visitar a sus familiares y amigos que viven en otras ciudades durante la Navidad y el Año Nuevo.

José Antonio Vázquez, es conductor de autobús y está por manejar su unidad con destino a Cuernavaca.

“La chamba es parejita todos los días del año... Casi no vemos a nuestras familias, ‘el sancho’ es el que tiene que estar en representación el 24 y el 31, es el que debe estar. Tengo tres hijos, vivimos en Texcoco...”, bromea el operador.

“Estas son las fechas cuando nosotros ni pensar de que voy a ir, ya sabe ‘el sancho’ que es el que se tiene que apuntar a dónde va a hacer la fiesta; para nosotros no existen fiestas ni nada”, refirió José Antonio mientras revisaba la lista de pasajeros.

El bullicio de los andenes continúa, en el interior de la terminal se escucha la voz de una mujer que anuncia las próximas salidas.

José Antonio explicó que las carreteras en estas fechas son más peligrosas porque al haber tramos menos transitados, los automovilistas exceden la velocidad permitida ocasionando accidentes, por eso, él prefiere ir a una velocidad moderada para que todos los pasajeros lleguen a salvo a su destino.

“Aquí pasas de todo, ahorita en esta temporada hay que andar muy a las vivas con la gente de afuera que piensa que la carretera es como el Estado de México, que se maneja igual y porque ven la carretera libre, piensan que es autopista y todo va estar bien. Ha habido momentos que hay vados y los sacan de la carretera y ahí se van a matar, en esta temporada hay que andar a las vivas y cuidando a los demás”, refirió mientras acomodaba su saco.

El pasajero.

José Olvera estira las piernas frente a un autobús. Lleva más de 24 horas de viaje, salió al mediodía del viernes de Ciudad Juárez y se dirige a la Ciudad de México, porque es oriundo de ahí, con él viajan su esposa y su nieta.

Todos los años hace el viaje, pero es la segunda vez que toma autobús, aunque aseguró, lo mejor es tomar el avión.

“Tenemos planeado regresar a Juárez el día seis o siete para que la niña entre a la escuela... Espero que sí nos regresemos en avión, pero luego es de ‘tráeme esto o te llevas esto’ y eso es lo que pasa cuando uno visita a la familia", dijo.

Olvera había gastado sólo en pasajes más de 5 mil pesos, los mismos que tendrá que gastar si decide regresar por vía terrestre, pero es un gasto que para él vale la pena.

La Terminal de Autobuses de Querétaro se transforma durante las temporadas altas en un universo de historias que van teniendo diferentes escenarios y se desarrollan en diferentes destinos.

Al exterior es otro ambiente, pues hay quienes llegan y hacen fila hasta por más de una hora para tomar un taxi seguro porque el abasto no es suficiente.

Para los afortunados ya hay quien los espera en la comodidad de su automóvil y en la entrada del establecimiento, haciendo que el tránsito sea caótico en las inmediaciones de la central.

Para quienes no son originarios de la entidad y vienen de vacaciones hay un módulo de información turística, ahí pueden encontrar los diferentes recorridos que son ofrecidos en el Centro Histórico, además de las diferentes atracciones y Pueblos Mágicos que hay en Querétaro.

Junto a la oferta turística se encuentra el stand del programa Paisano, del Instituto Nacional de Migración (INM), que tiene la finalidad de dar la bienvenida a los connacionales al país y a la entidad, así como hacer de su conocimiento sus derechos.

Comentarios