Con la esperanza de encontrar el amor, voltean a San Antonio

Estas costumbres acercan a los jóvenes a la Iglesia: Juan de Dios Ramírez
El vicario de la iglesia San Antonio de Padua, en Querétaro, Juan de Dios Ramírez menciona que estas tradiciones no son avaladas por la Iglesia Católica; sin embargo, es un modo de acercar a los fieles. / Foto: Guillermo González
El vicario de la iglesia San Antonio de Padua, en Querétaro, Juan de Dios Ramírez menciona que estas tradiciones no son avaladas por la Iglesia Católica; sin embargo, es un modo de acercar a los fieles. / Foto: Guillermo González
14/06/2018
03:11
Alma Córdova
-A +A

Como cada año, la imagen de San Antonio de Padua fue castigada y puesta de cabeza por miles de devotos que esperan encontrar al ser amado. Nadie sabe a ciencia cierta cuándo ni cómo fue que surgió la creencia de que colocar al santo franciscano de cabeza ayuda a conseguir novio o novia.

El vicario de la iglesia San Antonio de Padua, en Querétaro, Juan de Dios Ramírez, cuenta un par de historias curiosas, de donde cree que pudo surgir la tradición.

La primera de ellas hace referencia a la aparición de San Antonio por la ventana de una de sus fieles; pero el santo no apareció de pie, en forma vertical como caminamos todas las personas, sino que apareció de lado, algo chueco, le dijo “Este año tú sales”, y efectivamente la mujer se casó aquel año, la noticia corrió como pólvora entre familiares y conocidos.

Otra versión de la historia es que una mujer, cansada de pedirle a San Antonio que la ayudara a conseguir novio, lanzó por la ventana la pequeña estatua del santo, misma que cayó en la cabeza del que días después se convertiría en su enamorado.

Probablemente de ahí venga la costumbre de poner al santito de cabeza y esperar que con eso los novios abunden, comparte el padre Juan de Dios, aunque insiste en que esa no es la forma correcta de venerar a Fernando de Bulloes y Taveira de Azevedo, doctor de la iglesia católica, nacido en Lisboa, Portugal, conocido por todos como San Antonio, el santo del amor.

“Todavía hay muchos que tienen esta idea de que San Antonio les consigue un novio. Definitivamente tenemos que aprovechar todas las festividades para conectar con los jóvenes, ahorita inculcamos la devoción y la fe a San Antonio que siempre fue protector de los matrimonios”.

“A la sociedad yo le pediría informarse de qué se trata la devoción, muchas veces se toma de manera supersticiosa, ecléctica religiosamente hablando, por las imágenes de cabeza y eso que ya son devociones tergiversadas, no son muy sanas, pero si investigan y se acercan a preguntar entonces entenderán el significado de esta fiesta y la verán de otra manera. Entenderán que esto tiene un sentido distinto, como protector de los novios y no como algo supersticioso” comenta el sacerdote.

Artículo
Mauricio Ruiz Reséndiz, asesor diocesano de la división laicos de Querétaro, desconoce si se le insistió a Adolfo.
“Interesaba a la Iglesia oír a Ríos”: Mauricio Ruíz“Interesaba a la Iglesia oír a Ríos”: Mauricio Ruíz

Aunque la iglesia católica no fomenta la idea de colocar al santo de cabeza por considerarlo una acción supersticiosa, sí aprovechan la fecha para tocar el tema del respeto en el noviazgo, un valor que según consideran, se está perdiendo.

Cada año en la iglesia de San Antonio se oficia una misa dedicada a los jóvenes, acuden aquellos que tienen novia y los que todavía siguen solteros, en esta ocasión la misa se realizó a las ocho de la noche. En el atrio de la parroquia se instalaron los típicos puestos de antojitos mexicanos y los vendedores de estampas, figuras, novenas, flores y veladoras para ofrecer al santo.

No sólo jóvenes, sino gente de todas las edades se acercó a la Iglesia de San Antonio para pedir al santo del amor, que los ayude a resolver otra clase de problemas, como violencia familiar e incluso encontrar a las mascotas perdidas.

“Varias personas se acercan conmigo a platicar sobre el tema, hace poco una persona me preguntaba si podía pedirle al santo que la ayudara a resolver una separación, ella está separada de su esposo por unos días y quería que él volviera. Algunas personas mayores vienen casi casi a pedirle que no les consiga a nadie porque no quieren casarse”, comenta entre risas el padre Juan de Dios.

El clima no ayudó

Uno de los vendedores instalados en el atrio del templo, de nombre Mario García, percibe que este año las ventas de imágenes religiosas no estuvieron tan buenas como en años anteriores. Presiente que las fuertes lluvias en el centro de la ciudad arruinaron lo que pudo ser un día muy productivo para él.

“Este año la gente no vino como otras veces, creo que el clima no nos ayudó, la fiesta de San Antonio es una de las mejores para nosotros porque viene mucha gente. Mis clientes son principalmente mujeres, casi siempre de 20 años o más, lo que más vendo son las novenas, o las 13 monedas que se ofrecen al santo, aunque también vendo imágenes y libros de oraciones” mencionó.

San Antonio de Padua es patrono de mujeres estériles, pobres, viajeros, albañiles, panaderos y papeleros, es conocido por encontrar objetos perdidos. Fue testigo de una aparición del Niño Jesús a quien sostuvo en sus brazos. Por eso en las imágenes del santo se le representa junto al niño.

Su milagro más famoso refiere que en Padua, un joven de nombre Leonardo, en un arranque de ira pateó a su propia madre. Arrepentido le confesó su falta a San Antonio quien le dijo: “El pie de aquel que patea a su propia madre, merece ser cortado.” Leonardo corrió a casa y se cortó el pie. Enterado de esto, San Antonio tomó el miembro amputado del joven y milagrosamente lo unió al cuerpo.

gr

Comentarios