De piloto a restaurador de autos clásicos

Seguidores buscan contenido de calidad, no cantidad; asegura que YouTube permite generar alianzas comerciales y de valor
De piloto a restaurador de autos clásicos
Foto: César Gómez
13/10/2018
07:04
Víctor Polenciano
-A +A

Fernando Gómez Urquiza es un piloto de carreras que encontró en las redes sociales una forma de proyectar su pasión y, aunque no es su trabajo primario, a casi un año de haber creado su canal de YouTube, cuenta con 127 mil suscriptores.

Comentó en entrevista con EL UNIVERSAL Querétaro que lo que empezó como una forma de compartir la restauración de un Porsche 911, se transformó en un espacio que documenta momentos trascendentes que le permiten relacionarse con un público hambriento de contenido automotriz y una forma de negocio al existir las alianzas mercantiles.

¿Qué persona es Fernando Gómez Urquiza?

—Es un niño que creció y nunca creció, en realidad.

Soy una persona que tiene la fortuna de poder combinar su pasión, que son los coches, con su trabajo de día a día.

¿Cómo es que llegas al mundo de YouTube?

—El canal inicia a partir de una inundación de Jurica.

Yo tengo un Porsche 911 clásico, que restauré con mucho esfuerzo, y en la inundación le cayó un muro encima y se le metió medio metro de agua, ahí es donde decido abrir un canal de YouTube para compartirle a la gente el proceso de volver a restaurar el auto.

Actualmente el canal tiene 127 mil suscriptores.

Artículo
Este fin de semana se llevó a cabo la exposición de estos vehículos que, a pesar de contar con muchos años, siguen causando furor
Autos clásicos, lujosas joyas sobre ruedasAutos clásicos, lujosas joyas sobre ruedas

¿Esperabas este impacto o esta respuesta en el canal?

—No, para nada. [El canal] ha tenido una respuesta extremadamente positiva.

¿YouTube es una buena plataforma de negocio?

—Claro, pero la gente tiene la percepción de que YouTube paga muy bien por subir videos, lo cual no es totalmente cierto.

Monetizar los videos y que tengan publicidad te puede llegar a dar un ingreso, pero es pequeño a menos de que tengas millones de vistas, lo que realmente vale la pena en este negocio son las alianzas con marcas.

Hoy en día, a una marca le conviene mucho más anunciarse en un canal o en un perfil totalmente segmentado, en el que ya se conoce que a los seguidores les va a interesar tu contenido.

¿Utilizar YouTube para proyectarse sí es rentable?

—Realmente yo no podría vivir del ingreso monetario que percibo de YouTube por los videos [que subo a mi canal].

El impacto que tienes a través de la plataforma te permite hacer otras actividades como dar conferencias, cerrar patrocinios, hacer alianzas con marcas o vender un proyecto. Eso es lo que para mí vale todavía más.

¿Te han criticado?

—Siempre existen personas que hablan sin realmente conocer el contexto de un video o una persona, me han dicho de todo, como ‘hijo de papi’. El comentario que más se me quedó fue ‘qué mala persona eres porque te aprovechaste de la desgracia de alguien que se le inundó su coche, se lo compraste barato y tú lo estás arreglando’ y pensé: ‘Pero si el coche era mío, al que se le inundó fue a mí’. La gente de repente critica, pero es un comentario negativo por mil comentarios buenos.

Ahí es donde viene esta parte de consumidor de contenido o creador de contenido, es fácil criticar cuando sólo eres consumidor, pero cuando comienzas a crear es cuando realmente aprecias el trabajo y esfuerzo que hay detrás.

¿Para proyectarte en la plataforma tienes una estrategia o lo has hecho en el camino?

—Yo tuve una gran ventaja que fue jalar gente a mi canal desde mis otras redes sociales como Instagram, Facebook y Twitter , en las que ya existía un número interesante de seguidores, ahí es donde publico: ‘Oigan, nuevo video’; entonces, eso me ayudó mucho a hacer crecer el canal de YouTube, pero creo que lo que más me ha ayudado es el hambre que existe en México y en todo Latinoamérica de contenido automotriz de calidad.

¿Qué hay detrás de la producción de un video?

—Yo trato de darle una estructura más parecida a un cortometraje que a un blog y claro que lo planeo, siempre en el camino suceden cosas interesantes, pero definitivamente entre mejor planeas un video, mayor es la calidad del producto final.

Artículo
Este 25 y 26 de agosto se presentará la exhibición de automóviles antiguos "Recordando a los clásicos", en el CECEQ Manuel Gómez Morín
Nostalgia sobre ruedasNostalgia sobre ruedas

¿Cómo logras mantener tu audiencia cautiva?

—Mi trabajo no me permite subir tantos videos como me gustaría, creo que lo que me ha ayudado [con la audiencia] es la calidad de mi contenido, no la cantidad.

¿Qué consejo puedes dar a los que piensan en abrir un canal de YouTube?

—Número uno: tener una línea de comunicación clara, si subes contenido de chile, mole y pozole, la gente se te va; número dos: subir contenido constantemente, aunque sea una vez al mes, pero que sea constante, y número tres: hacer videos de la mayor calidad posible, la gente aprecia mucho los detalles [en el contenido].

¿Qué plataformas crees que son las más adecuadas para una empresa o un emprendedor?

—Depende el giro de la empresa. Yo creo que es fundamental tener Instagram porque es la red social más orgánica, en la que la gente puede interactuar más fácil contigo; Facebook sigue siendo la red social más grande del mundo, pero hoy en día hay que pagar para lograr alcance, y finalmente, YouTube, pero el contenido debe de ser muy interesante.

¿Qué mensaje les das a quienes buscan proyectarse en este tipo de plataformas?

—Creo que lo primero es tener pasión por lo que haces y no nada más buscar la fama.

Tienes que tener un proyecto, un mensaje claro, una idea, y si eso es bueno, entonces tendrás buenos seguidores, no funciona al revés.

Para el tema de los que quieren emprender y utilizar las redes [sociales] para hacerlo, pues les diría que aguanten [su proyecto] porque es un proceso complicado y que requiere de mucho sacrificio y esfuerzo.

Hay una frase que se usa mucho en el Rally que es: ‘A fondo y con Fe’, y creo firmemente que así es como hay que vivir la vida.

Comentarios