Mexicano rompe fronteras por amor a la actuación

Jaime de Lara, a sus 25 años, ha realizado 40 obras de teatro y 2 novelas
CEA, Actor, Carrera Profesional, Telenovelas, Obras de Teatro, The American Academy, Dramatic Arts, Nueva York,
Durante tres años de estudiar en el CEA, Jaime participó en seis obras de teatro y al salir, realizó dos telenovelas: “Mi Corazón es Tuyo” y “A que no me dejas”, además escribió una obra de teatro titulada “Enamorados Anónimos” (RICARDO LUGO)
04/09/2017
02:55
Paulina Rosales
-A +A

“Lo que me encanta de la actuación es que tenemos el poder de transmitir sentimientos a la gente, entonces los haces sentir vivos”, dice Jaime de Lara, actor, quien pisó los escenarios desde los siete años para incursionar en el teatro.

Aunque sus inicios se dieron en el teatro musical, bajo la tutela del maestro Juan José Carrillo, en su natal Torreón, a los 25 años su trayectoria ha sumado dos telenovelas y más de 40 obras de teatro; las últimas cuatro realizadas en The American Academy of Dramatic Arts, con sede en Nueva York.

Sin embargo, antes de formarse profesionalmente en el teatro, Jaime pensó en estudiar ingeniería mecatrónica. Al terminar los estudios de preparatoria decidió tomarse un año sabático para reflexionar lo que haría hacer el resto de su vida, pues inicialmente, mostró su inclinación por las ciencias duras.

“Mis papás son partidarios de no empezar la carrera luego, luego que sales de la prepa porque realmente, a esa edad, no sabes qué onda. Tienes 18 años, ni siquiera sabes que vas a cenar (...) entonces son partidarios de explorar, ver, buscar, trabajar, tener amigos y de ahí sacar realmente lo que es bueno y lo que te gusta”, menciona Jaime de Lara.

historia_actor_6.jpg

Después de la preparatoria, vivió en San Miguel de Allende para tomar un año sabático; sin embargo, meses después decidió viajar de regreso a Torreón, Coahuila, con motivo de festejar su cumpleaños.

Por insistencia de un amigo suyo, asistió a un casting en el Centro de Educación Artística (CEA) de Televisa, después de algunos días recibió la aceptación de la escuela y comenzó su carrera como actor.

“Nos fuimos el 3 de noviembre a Coahuila y el día 4 era el casting, y mi amigo me dijo: Toda la vida has hecho teatro, ¿No te gustaría ir? Hice el casting y me llamaron(...) pensé que si se estaban dando las cosas era porque ese era el camino; me aceptaron en el CEA y fue un shock. Ya tenía un plan de vida donde iba a ser ingeniero, un plan en mi cabeza, pero salió esto y estar en el teatro para mí era lo más relajante y liberador que había”, recuerda el joven.

Durante tres años de estudiar en el CEA, Jaime participó en seis obras de teatro y al salir, trabajó en dos telenovelas: “Mi Corazón es Tuyo” y “A que no me dejas”, además escribió una obra de teatro titulada “Enamorados Anónimos”, la cual fue promocionada en la Ciudad de México como un montaje que incluía varias obras cortas, con duración de 20 minutos.

Esta experiencia se sumó a las 32 obras que realizó cuando era más chico, cuando actuaba en “Talentos en la ciudad de Torreón”, academia en la que se iniciaron actores como Paco de la Fuente, quien se convirtió en el primer actor con síndrome de down en ganar un Ariel a la mejor revelación masculina en el 2017.

historia_actor_13.jpg

Al concluir la especialidad en televisión y obtener empleo en diferentes telenovelas, Jaime decidió irse a Estados Unidos para continuar sus estudios de teatro, obtener más experiencia y con eso “abrirse puertas” en el país vecino.

“Desde que estaba en el CEA había pensado seguir preparándome y ya cuando lo decidí, dije: bueno vamos a ver qué onda, cuáles son las buenas escuelas y pensé: ¿Por qué no me voy a Estados Unidos? Fui con mi mejor amiga el año pasado a Nueva York y fuimos a ver escuelas, y tienen realmente las mismas materias, pero The American Academy of Dramatic Arts fue la más completa y fue la que me encantó”, relata el joven actor.

El proceso de selección fue un tanto riguroso. Jaime recuerda que como aspirante debía presentar un curriculum para demostrar su experiencia profesional y dos cartas de recomendación; después, la escuela se contactaba con aquellos que cumplían el requisito para hacer un casting.

Para la audición, Jaime preparó dos monólogos, uno contemporáneo y otro clásico, para los cuales escogió al dramaturgo de origen irlandés, Óscar Wilde y el alemán creador del teatro dialéctico, Bertolt Brecht.

“El primer día de clases que llegué me sentaron en los primeros páneles de la escuela y estaba con los demás alumnos que habían entrado y no entendí una sola palabra de lo que dijeron; pensé: ¡A ver sino me corren por no saber bien inglés”, agrega.

foco_grafico.jpg

Abre brecha en Estados Unidos.

Pese al estigma de las cadenas de televisión, Jaime afirma que el CEA es una de las escuelas más rigurosas que existen. Además, menciona, no existe mucha diferencia entre la calidad de la educación de Estados Unidos y de México; sin embargo, dice, sí hay contrastes en las formas de hacer teatro, televisión y la forma de apreciar el arte en ambos países.

“El teatro en México es increíble, hay obras padrísimas, pero creo que la gente lo ve como aburrido. Prefieren in al cine a ver una súper producción de Hollywood de miles de millones, a ir a apoyar el teatro mexicano o el cine mexicano, que es padrísimo; sólo que, muchas veces, somos malinchistas y prefierimos ver la película de miles de millones, que lo hecho en México y se piensa que aquí ni se hacen cosas tan buenas. La gente menosprecia lo que se hace en el país, no sólo en arte”, reflexiona Jaime.

Hacer teatro en Estados Unidos fue una motivación para Jaime para abrirse camino, aprender a actuar en el idioma inglés y conseguir nuevas oportunidades de trabajo.

“Mi mayor miedo antes de hacer el casting era el inglés, porque es el segundo idioma y no lo domino al igual que el español. Por más que sepa hablar inglés, siempre van a haber detalles, pero después del casting, me hablaron y me dieron una beca meritoria porque hice un buen trabajo”, comenta Jaime.

historia_actor_7.jpg

“La actuación en México tiene increíbles actores. Lo podemos ver ahorita que se están abriendo las puertas, se abre la frontera literalmente para que podamos trabajar más. Diego Luna estuvo en Stars Wars, Derbez estuvo con Salma Hayek, que es mexicana y lleva muchísimos años allá. Mi opinión personal es que en México no le damos tanta importancia al arte como se debería de dar”, subraya.

Debido a la falta de recurso económico, Jaime cursará el segundo año en The American Academy School of Arts, hasta agosto del próximo año, tiempo en el que podrá trabajar en la escuela para pagar su matrícula.

“Eso es lo que me encanta de la actuación, la gente busca esas cosas y si llegas a ser un actor reconocido es porque estás haciendo bien tu trabajo, que estás transmitiendo bien tu mensaje”, finaliza Jaime.

Comentarios