Se encuentra usted aquí

Trotamundos del siglo XXI

La guapa española Sara Carracedo realizó un intercambio académico a México para conocer de cerca la riqueza natural y cultural del país, donde confiesa que lo mejor que encontró fue su gente.
Trotamundos del siglo XXI
Foto: Staff CLASE
26/07/2018
06:00
Staff CLASE
-A +A

La guapa española Sara Carracedo realizó un intercambio académico a México para conocer de cerca la riqueza natural y cultural del país, donde confiesa que lo mejor que encontró fue su gente

Publicado por Revista Clase Querétaro en Jueves, 26 de julio de 2018

La naturaleza y la investigación científica definen la vocación de Sara Carracedo Vicente, una joven española de 22 años que decidió hacer sus maletas y comprar un boleto hacia México, uno de los países con mayor biodiversidad en el mundo.

Para enriquecer su intercambio académico, la estudiante de medicina veterinaria en la Universidad de Santiago de Compostela aprovechó su estancia de un año para conocer los principales parajes ecoturísticos y pueblos mágicos del país, donde también pudo generar un intercambio intercultural con la gente.

“Nunca pude explicar lo que México significó para mí, llegué siendo una persona y regresé como otra completamente distinta. Me empapé todo lo que pude de la cultura mexicana, de su tradición, comida, música y sobre todo, de su gente; jamás había sentido tanta solidaridad, cariño y calidez como la que me hizo sentir cada persona que tuve el placer de conocer”, compartió con una sonrisa.

Durante la plática con CLASE recordó que antes de arribar definió todo un itinerario, ya que planeaba aprovechar su viaje transatlántico para conocer los países aledaños; no obstante “fue imposible, cuanto más conoces a México encuentras más y más sitios”, confesó.

Artículo
La queretana ha conquistado las pasarelas del mundo de la moda con marcas internacionales y recuerda los inicios que la llevaron a convertirse en empresaria de este glamoroso mundo
Dafne Fahur, belleza con inteligenciaDafne Fahur, belleza con inteligencia

En el transcurso de doce meses, recorrió playas como Tulum, Holbox, San Pancho y Huatulco; pueblos mágicos en Guanajuato, Oaxaca y Chiapas; destinos ecoturísticos en Cuetzalan, la Sierra Gorda y Mazamitla, así como zonas arqueológicas, tratando siempre de evitar los lugares comunes que generalmente son concurridos por el turismo internacional.

“Odio que todos los turistas presuman de haber visitado al país cuando únicamente fueron a Cancún, que en mi opinión no representa la esencia total de México”, señaló.

Tras relatar algunas vivencias en Querétaro, Jalisco, San Luis Potosí, Michoacán, Guerrero, Veracruz y Yucatán, comparte que esta experiencia le ha permitido reconocer la relevancia de los viajes, y visualiza a México como uno de los destinos que deben ser visitados por lo menos una vez por los extranjeros, pues “los paisajes más bonitos que he visto en mi vida se los debo a este. Su clima, su gente, su forma de vivir, su comida, su música, su vitalidad, todo junto hacen la combinación perfecta para que siempre busques regresar”.

Con la misión de aportar conocimiento científico a su área, la veterinaria planea hacer pronto una maestría o doctorado en terapia genética, ya que confiesa que disfruta pasar tiempo en el laboratorio, lo cual no significa que dejará de trotar por el mundo, ya que recientemente también realizó paradas en Colombia y Panamá, donde continúa recolectando vivencias.

Sin embargo, su paso por México y Sudamérica es sólo parte de su experiencia y  hambre por conocer el mundo, ya que también ha visitado destinos como Noruega, Francia y algunas ciudades de Estados Unidos como Nueva York.

Comentarios