Flor: “Las mascotas no son un juguete de la casa”