#TierradeEmprendedores. "El ejercicio primero fue hobbie, luego trabajo"

Actualmente Denisse administra sólo uno de los 10 gimnasios que forman parte del Corporativo 4U GYM, pero es la cabeza de toda la empresa
Emprendedores, Denisse Pérez Coutiño, gimnacios 4U GYM, Querétaro, Guadalajara
Cuando abrió su primer negocio, en Plaza Dorada, Denisse Pérez Coutiño hacía de todo, impartía el entrenamiento, hacía limpieza y era la recepcionista del gimnasio 4U GYM, que actualmente se convirtió en una exitosa franquicia. Foto: Ricardo Lugo
22/10/2017
03:36
Alma Gómez
-A +A

Denisse insiste en que si alguien hace lo que le gusta, jamás tendrá que trabajar. Por eso el ejercicio primero se convirtió en su hobbie, después en su trabajo y posteriormente en un corporativo, conformado por 10 franquicias de gimnasios, nueve en Querétaro y una a punto de abrir en Guadalajara.

Este 2017, 4U GYM cumple 10 años de vida. Su creación fue en 2007, cuando Denisse Pérez Coutiño, directora del corporativo, rentó un primer local de Plaza Dorada, en Prolongación Corregidora, aunque la idea la tenía desde antes.

“Empecé dando entrenamientos a domicilio. Toda la vida di clases, desde que tenía 15 años, pero cuando puse mi primer gimnasio fue para crear un nuevo concepto, con entrenadores que sí te hicieran caso. Al principio no teníamos clientes, era la única empleada, hacia el entrenamiento, limpieza, recepción, todo”, recuerda.

Debut y aprendizajes

El primer gimnasio 4U GYM abrió en Plaza Dorada en un local escondido, al fondo del lugar, signo de la inexperiencia de la emprendedora, quien reconoce que el lugar no tiene vista, pero ofrece un servicio tan bueno, que sigue activo.

Para su apertura, Denisse consiguió un préstamo de aproximadamente 700 mil pesos y adquirió un apoyo del gobierno municipal de 45 mil, dinero que destinó sólo a gastos fijos como renta, agua y luz, porque estaba conciente de que no tendría ganancias en el negocio hasta que tuviera suficientes usuarios.

Considera que ese es uno de los principales retos a los que se enfrenta un emprendedor. Afrontar a los bancos, el papeleo, trámites, “porque nadie quiere prestarte, nadie confía en ti”.

Después vino la creación y venta de franquicias, tan sólo dos años después de debutar con su primer gimnasio.

“El negocio tuvo un crecimiento tan rápido, que mis socios me propusieron la idea de la franquicia. Para crearla tenía que abrir otra unidad y lo hice. Afortunadamente funcionó el concepto de franquicia, a quien adquiere una les damos una licencia de marca, manuales de operación, software de administración, asesoría y apoyo las 24 horas para que quien ponga un negocio de 4U GYM tenga todo el apoyo y hacemos el montaje de las unidades”.

Actualmente Denisse administra sólo uno de los 10 gimnasios que forman parte del Corporativo 4U GYM, pero es la cabeza de toda la empresa. El corporativo genera 120 empleos y en su primera década ha recibido a más de 28 mil usuarios.

Un gimnasio multiservicios

Cada gimnasio ofrece además del fitness, servicio de cocina a domicilio a través del restaurante Good 4U, y un programa de desintoxicación o limpieza del organismo a través de jugoterapia.

Entre los planes a futuro, Denisse planea seguir con proyectos de alimentación a domicilio, y programas de desintoxicación. “Cuando estás en un negocio comienzas a desarrollar proyectos en base a lo que los clientes te van pidiendo”, menciona.

Se dice afortunada de que su empresa haya sobrevivido al primer año de vida, tiempo crucial para los pequeños y medianos empresarios, muchos cierran antes de ese plazo. Además, en una ciudad creciente como Querétaro, los emprendedores se enfrentan a la competencia, pero también a las grandes corporaciones.

“Los últimos dos años no han sido fáciles, hay muchísima competencia, vienen los corporativos grandes que afectan a las empresas locales, a veces es muy difícil luchar contra los monstruos que traen economía de escala, inversión extranjera, por eso lo que no podemos permitirnos es bajar la calidad de nuestro servicio, porque a veces no podemos competir con los bajos precios, pero sí podemos ofrecer mejor servicio que los demás”, destaca.

Denisse reconoce que la voluntad del emprendedor no es el único factor que garantiza el éxito de una empresa y ser disciplinada en las finanzas y en la administración, fue su mejor estrategia.

Las claves del éxito

“Me ayudó mucho mi personalidad, soy muy ordenada, siempre tenía esta medida cautelosa y pensaba qué haría en caso de que se descompusiera alguna bicicleta y yo no tuviera dinero, qué pasaría si surgiera alguna emergencia y no tuviera recursos, era miedosa, prefería ahorrar, guardar el dinero, no gastarlo.

“Es importante no revolver finanzas, tener una línea clara entre lo que necesito como individuo y lo que necesita el negocio, aunque seamos uno mismo. Cuando se tiene una empresa grande y hay un consejo a lo mejor se puede delegar esa organización, pero cuando somos emprendedores, estamos nosotros solos, tenemos que tener una mejor organización”, dice.

Aconseja a los nuevos emprendedores ser realistas con los planes y las finanzas. Ajustarse a ganancias reales tomando en cuenta que el primer año no se tendrán grandes sueldos.

“Cuando haces tu proyecto, lo haces todo muy positivo, imaginas que el primer día ya vas a tener clientes, que a los tres meses ya llegaste al punto de equilibrio, lo mejor es hacer un plan de negocios más conservador, realista. Seguir capacitándose en lo que van a hacer, porque se tiene una curva de aprendizaje y entre más pronto se supere, mejor.

“A veces se tiene la idea de que ser tu propio jefe es más fácil, y es todo lo contrario. El jefe es el primero que llega y el último que se va, tiene responsabilidades, es el último que cobra, hay que ser conscientes de eso, porque continuamente se piensa en poner un negocio sólo para tener dinero. Se debe tener un móvil interno, una motivación, para estimular al personal y a los clientes. Esa pasión tiene que salir de ti, de lo contrario se convierte nada más en un trabajo. Los negocios como nosotros generamos el mayor número de empleos en nuestro país”, comparte.

Actualmente Denisse destina 80% de su tiempo a supervisar la administración del corporativo de gimnasios, pero sabe que jamás dejará de dar clases y entrenamientos, porque eso la mantiene en contacto con sus clientes y sus necesidades.

Comentarios