María Guadalupe Murguía: “No soporto a los abusivos"

“No guardo rencores; procuro ir en la vida sin ningún tipo de resentimientos”
Diputada, A bote pronto, San Lázaro,. Presidenta, Cámara de Diputados, Querétaro, PAN,
Lupita, como le dicen sus amigos, menciona que le gustaría morir mientras esté dormida. FOTO: DEMIAN CHÁVEZ. EL UNIVERSAL
07/07/2017
04:48
Francisco Flores
-A +A

De carácter conciliador, sensata, propositiva, que no guarda rencores, es como se define la presidenta de la Cámara de Diputados en San Lázaro, la panista y queretana María Guadalupe Murguía Gutiérrez, quien asegura que le gustaría morir dormida.

Lupita, como le dicen sus amigos, además de ser perfeccionista y exigente consigo misma y con sus colaboradores, también goza de la lectura y la música que principalmente abordan temas románticos, pero detesta cualquier abuso de las personas.

Debido a la lealtad que lo caracteriza, el perro es su animal favorito; considera a Mafalda su heroína de ficción por ser un personaje que dice lo que piensa.

¿Cuál es el principal rasgo de tu carácter?

—Soy una persona con sentido común, soy conciliadora, sensata, rara vez hago cosas sin pensarlo; también puedo decir que soy sensible, no guardo rencores, procuro ir en la vida sin ningún tipo de resentimientos, soy propositiva, activa, dinámica y procuro tener siempre una actitud positiva en la vida.

¿Qué cualidad aprecias más en una persona?

—Desde luego que sean auténticas en lo que son y en lo que dicen, pero admiro mucho a una persona cuando la veo que es capaz de innovar, hacer cosas nuevas, de abandonar todas sus seguridades y aventurarse en cosas distintas, sin importar la edad que tengan y cual haya sido lo tradicional en su vida.

¿Qué es lo más aventurero que has hecho en la vida?

—De niña era mucho más osada, era mucho más libre, me gustaba bailar, no porque lo hiciera particularmente bien, pero yo salía en todos los festivales bailando, más porque me gustaba bailar. Además me gustaba ser la que recitaba y exclamaba, a pesar de que ello me significara un esfuerzo; y ya después, durante el bachillerato, quizá por la edad, se va uno moderando y quizá lo más osado que hasta la fecha hice es que en septiembre de 2009, cuando terminó el periodo del gobierno estatal de Francisco Garrido, donde me desempeñé como secretaria de Educación, me di la oportunidad de irme a estudiar yo sola a Canadá durante tres meses para mejorar mi nivel de inglés. Me fui sin conocer a nadie allá y me tocó ser compañera de muchos chavitos de muchas parte del mundo. Era un tiempo que necesitaba conmigo misma y me di esa oportunidad.

¿Qué esperas de tus amigos?

—De mis amigos espero su cariño, comprensión, compañía, casi siempre alegre. Valoro mucho la amistad, y conforme pasa el tiempo y la vida me doy cuenta de que en los momentos más difíciles de mi vida han sido precisamente mis amigas y amigos quienes me han ayudado a superarlo, a ponerme de pie y a salir adelante, pero ha sido el apoyo de ellos lo que me ha sido muy valioso.

¿Tu principal defecto?

—Mi principal defecto es que soy perfeccionista y eso hace a veces que la exigencia hacia mí misma sea muy grande; hay ocasiones en que también soy obsesiva, sobre todo cuando me fijo un orden en lo que tengo que hacer y los objetivos que tengo que alcanzar. Quizá también cuando tengo un equipo de colaboradores soy muy exigente, así como me exijo a mí misma, también como jefe en el equipo creo que soy exigente, y cuando me doy cuenta de eso optó porque la gente vaya dando lo mejor de sí misma, pero de acuerdo con sus propias capacidades, pero sin presionar.

¿Tu ideal de la felicidad?

—Estar en paz conmigo misma, disfrutar de todo lo que la misma vida me brinda, que es mucho, como es el estar sana y tener una actividad que me apasiona y me gusta. Disfruto mucho a mis amigas, el cariño de mis hijos, al igual que a mis nietos, que son unos chiquitines y encantadores. El disfrutar de todo eso.

¿Cuál sería tu mayor desgracia?

—Perder a uno de mis hijos cuando era bebito, eso es un dolor muy grande.

¿Qué te gustaría ser?

—Mi profesión me encanta, pero cuando era adolescente y tomaba clases de orientación vocacional, pensaba qué carrera elegiría y decidí ser abogada, y creo que fue una decisión acertada, pero si no me dedicara al ejercicio de la política estaría trabajando como abogada, en el ejercicio de mi profesión, y también me encanta ser maestra, docente. De niña yo quería ser maestra, ya tuve la oportunidad de dar clase a nivel bachillerato y también en la universidad, y la verdad lo disfruto mucho.

¿En qué país desearías vivir?

—No me concibo viviendo en otro país que no sea el mío, aquí en México, no me ubicó en algún otro espacio.

¿Cuál es tu color favorito?

—El rosa fucsia me encanta, me he dado cuenta que soy sensible a los colores, entonces cuando me pongo ropa de ese color me siento muy bien, muy positiva, dinámica, alegre, además me levanta el ánimo y creo que eso influye para que ese color me guste mucho. Hay ocasiones que compro una ropa, una blusa y otra de ese color, y parece que siempre ando vestida así.

¿Tu animal favorito y por qué?

—El perro, debido a que es leal, te da compañía, es un animal que a veces hasta te entiende. Cuando éramos niños teníamos muchos perros en la casa y convivíamos con los perros hasta de más en una etapa, primero de niña y después ya más grande, siendo soltera.

¿Canción favorita?

—Hay una canción que se llama Melodía inmortal, que cada vez que la oigo me quita el aire. Desde luego también me gustan las canciones de [Joan Manuel] Serrat; también me gusta Juan Gabriel, El Buki, Mijares, Emmanuel, Yuri. Realmente me encanta la música.

¿Cuál es tu película favorita?

—Desde hace muchos años hay una película que se llama Pídele al tiempo que vuelva. El tema es de Melodía inmortal, y verdaderamente fue una película que me emocionó mucho, estaba yo embaraza de los últimos de mis hijos, que eran cuates, y por la emoción que me generó ver la película creo que nacieron al otro día. La verdad es que no me podía dormir de la emoción que generó esa película. La verdad es que soy romántica.

¿Cuál es tu libro favorito?

—Me encanta leer, además me gusta regalar libros. Por ejemplo, La sombra del viento, escrita por Carlos Ruiz Zafón, un joven español de la nueva generación. Ese libro es excelente. Hay otro que se llama Entre costuras, de María Dueñas, también de literatura española. Como agua para chocolate, de Laura Esquivel, y que ahora es compañera diputada mía en el Congreso. Por su puesto, Gabriel García Márquez, es un placer leerlo, creo que leer es uno de los grandes placeres que me da la vida.

¿Un héroe o heroína de ficción?

—Me gusta Mafalda, debido a que dice lo que piensa y generalmente piensa bien, y me llamaron mucho la atención unas películas de dibujos animados, una que se llama Valiente, donde hay un personaje de una princesa que se llama Mérida. Me encantó la película debido a que es un enfoque diferente para el siglo XXI, no es esa princesa tradicional como Blanca Nieves o La Bella Durmiente, que vienen una situación terrible y llega un príncipe y la salva, no. Son princesas fuertes, valientes, que cometen errores, que resuelven sus problemas, que toman sus decisiones, es un nuevo enfoque para las niñas y niños en el siglo XXI.

¿Cuál es el lugar favorito en el que has estado?

—Me encanta el estado de Chiapas, empezando por San Cristóbal de las Casas, toda la zona arqueológica, el Cañón del Sumidero, el cual se hace un lugar mágico y maravillo, son de esos viajes que quiere uno hacer muy seguido. San Juan Chamula también me gusta mucho, ya que el convivir con la gente en este sincretismo religioso, entre lo indígena y la formación posterior de muchos siglos católica que no ha logrado penetrar en la comunidad, eso me parece muy interesante.

Defínete en tres palabras

—Soy positiva, sensible, congruente.

¿Tu héroe de la vida real?

—He tenido varios, pero unos de mis favoritos, mis abuelos maternos, vivimos muy cerca de mis abuelos, quienes me dieron mucho en formación y cariño, disfrutar de la vida, cultivar el intelecto, valores, la fe en Dios, conocer de la música.

¿Tu nombre favorito?

—He cambiado, en algunos momentos me ha gustado uno y después he cambiado. Hoy me encanta el nombre de María. Si tuviera una hija en este momento le pondría María.

¿Qué hábito ajeno no soportas?

—Lo que no me gusta es cuando hay personas abusivas, ventajosas, que buscan pasarse de vivas, que buscan siempre sacar ventaja, me incomoda mucho. Debido a que es una actitud ante muchas cosas, pero quien es así deja traducir eso en diversas actitudes.

¿Qué es lo que más detestas?

—Eso mismo, el abuso.

¿Personaje, filósofo o autor histórico favorito?

—Como personaje histórico, y aquí tiene mucho que ver mi formación de abogado, yo creo que Morelos, como constructor y consolidador de la independencia, de la identidad nacional. Desde su primer documento de Sentimientos de la Nación y después la Constitución de Apatzingán, creo que es un constructor de instituciones.

Si pudieras revivir a algún personaje de la historia, ¿quién sería?

—Me gustaría platicar mucho con Sor Juana Inés de la Cruz, ella nació a finales del siglo XVII, pero fue una mujer extraordinariamente brillante, genial, como muy pocas. Para ello es muy importante lo que significó ser mujer y mestiza, también ser pobre. Es un personaje que, el tiempo lo permitirá, me encantaría platicar y conocer.

¿Qué don de la naturaleza desearías poseer?

—La sabiduría para tomar todo lo bueno que te da la vida, aprovechar las cosas sencillas, disfrutar el cariño de los amigos, de mis hijos, nietos, vivir el aquí y el ahora.

¿Cómo te gustaría morir?

—Habiendo gozado hasta ese momento de cabal salud, de preferencia dormida y en paz.

¿Tienes alguna colección?

—No tengo colecciones.

Si pudieras comer una sola comida en tu vida, ¿qué sería?

—Fruta, la fruta es lo que nunca puedo dejar de comer. Por eso en mi casa nunca puede faltar.

¿Tiene un lema?

—Algo que aprendí cuando llego a un acuerdo tanto en el trabajo como en la vida, en una relación en cualquiera que ésta sea, es que siempre hay un día después. Es decir, tú llegas a un acuerdo y siempre hay un día después. Por eso hay que buscar que se hagan las cosas lo mejor posible, buscando ganar, y siempre hay un día después.

¿Cómo te proyectas en un futuro?

—Trabajando, con salud, alegría y una actitud positiva, rodeada de mis amigos, hijos y nietos

¿Tu principal virtud?

—Yo creo que la congruencia

¿Tienes alguna frase de un autor, filósofo o escritor que te inspire?

—Hay muchas, pero quizá cuando uno hace las cosas de una misma forma siempre obtendrás el mismo resultado; cuando uno quiere obtener resultados diferentes hay que cambiar, revisar lo que se está haciendo.

¿Cuál es tu serie favorita?

—Me gusta mucho una serie de la televisión española, de las cuales ahora tenemos acceso en la televisión de paga, que se llama Velvet, que es de los años 50. También me gusta Isabel, de la vida de los Reyes Católicos Isabel y Fernando. Además hay un libro que me encanta, que ya te comenté, que se llama El tiempo entre costuras, de María Dueñas. Hicieron una serie corta del libro en España, bastante bien lograda respecto de la Guerra Civil española vivida desde Marruecos.

Comentarios