Mauricio Ortiz Proal: “Quiero y valoro mucho a la política”

A pesar de vivir con mucha pasión la política, Ortiz Proal confiesa que le gusta disfruta de su familia.
Mauricio Ortiz Proal, diputado, Congreso local, A bote pronto, política, entrevista
Mauricio Ortiz Proal, diputado local priísta. (RICARDO LUGO. EL UNIVERSAL)
06/05/2017
02:34
Marco Antonio Estrada
-A +A

Aunque se considera un apasionado de la función pública, Mauricio Ortiz Proal afirma que disfruta demasiado pasar el tiempo con su familia, ver series de televisión e ir al cine.

Al hablar A bote pronto con EL UNIVERSAL Querétaro, el actual diputado local del Partido Revolucionario Institucional (PRI) aseguró que, si bien no es una persona que suela hacer cosas aventureras, cuando fue más joven saltó en paracaídas; sin embargo, enfatiza que no lo volvería a hacer.

Queretano de nacimiento, Ortiz Proal ha vivido en la Ciudad de México y, en su época de estudiante, en Madrid, España; pese a ello, tiene claro que no podría dejar su tierra natal para vivir en otra ciudad, aunque como turista le agrada viajar a Europa.

¿Cómo definiría su carácter?

Me considero una persona comprensiva, tolerante, yo creo que ese es el rasgo de mi carácter; por eso, yo creo que son pocas veces las que he perdido la cabeza. La verdad, trato de ser muy incluyente y me gusta encontrarme a una persona que piense de manera distinta a mí, creo que nadie es poseedor de la verdad absoluta y, por eso, no me cuesta trabajo platicar con alguien sin importar el punto de vista que tenga.

En lo profesional, una obligación de cualquier político que quiera ejercer de manera seria esta profesión es la tolerancia, la prudencia. En el plano profesional lo trato, aunque me cuesta un poco más trabajo, tengo tres hijos que adoro pero están en una edad en la que se caracterizan por estar muy inquietos y en más de una ocasión hemos tenido diferendos, pero prefiero ser un buen padre que un buen amigo de mis hijos y mi deber es reprenderlos las veces que sean necesarias con el ánimo de que crezcan con los principios que creo pueden darles un futuro exitoso.

¿Qué cualidad es la que aprecia más en una persona ?

La lealtad, pues es la cualidad o el principio que es más difícil de mantener y que, en lo particular, yo aprecio más. Me parece que también habrá que valorar la inteligencia, la claridad, la capacidad; pero, finalmente, pienso que la lealtad es uno de los valores insustituibles en la vida, tanto en lo personal como en lo profesional y por eso valoro y agradezco mucho que la gente sea leal a los principios, a las ideas, a los proyectos que tienen.

¿Qué es lo más aventurero qué ha hecho en la vida?

Soy poco aventurero, pero yo creo que lo máximo que he hecho es aventarme de un paracaídas. Lo hice hace prácticamente 15 o 20 años, lo hice en una ocasión y después lo repetí tres meses adelante, para que me pudieran grabar. Es una sensación muy fuerte, se genera un sentimiento muy impresionante, la verdad es que ya con una familia, con hijos, ni siquiera podría pensar en volver a hacerlo, por el riesgo que implica, pero en su momento fue una experiencia muy fuerte en cuanto a sensación. Estuvimos cayendo en caída libre como 45 segundos, yo creo que debimos haber subido como dos kilómetros.

¿Qué espera de sus amigos?

Espero lealtad, comprensión y consistencia, me parece que lo único que le pido a la gente que considero mi amigo es que sea congruente entre lo que dice y lo que hace, que me comprenda como amigo, que me entienda dentro de mis fallas, de mis desaciertos y que me haga saber que estará ahí en los momentos difíciles. Cuates tenemos un chorro, pero amigos sólo con una mano y a veces te pueden sobrar dedos, realmente se conoce a los amigos cuando uno se encuentra en la desgracia.

¿Su principal defecto?

Tengo muchos, pero esencialmente te diría que soy muy perfeccionista y, a veces, soy muy exigente. También creo que otro de mis defectos es que me clavo mucho en mis responsabilidades de carácter profesional, eso a veces ha hecho que no le dé el tiempo a cosas que son más importantes que el trabajo, como la familia. De repente soy muy obsesivo con algunas cosas y con otras no lo soy tanto, me parece que a veces mi escala de valores está invertida, debiera ser de otro talante.

¿Esto ha afectado en su familia?

Mi señora es muy comprensiva, la quiero y la respeto mucho por eso; además de aguantar a mis hijos me aguanta a mí. Cuando tienes a hijos pequeños te das cuenta que la cantidad de tiempo que dejas de estar con ellos si los sienten. Yo espero que cuando se conviertan en jóvenes y, sobre todo, cuando tengan la posibilidad de consolidar a sus propias familias y eventualmente tengan que sacrificar el tiempo en harás de construirles mejores condiciones, para que puedan convertirse en profesionistas exitosos, puedan entender muchas cosas; pero a veces, cuando es niño o es joven, no entiende por qué los adultos hacen algunas cosas. Aunque sea un ratito, en la noche o en la mañana, trato de preguntarles cómo van, cómo se sienten.

¿Su ocupación favorita?

Me gusta activarme físicamente, sería pretencioso decir que hago ejercicio, porque no lo desarrollo a nivel profesional, pero me gusta caminar. Me gusta ver películas, ir al cine con mi señora y con mis hijos. Me gusta leer, no he podido leer un buen libro porque ahorita estoy más enfocado a leer periódicos, noticias. Me parece que soy como cualquier otra persona, me gusta pasar con mis hijos, disfruto mucho de una buena familia, soy muy hogareño.

¿Su ideal de la felicidad?

Radica en dos condiciones. Primero, tener salud, es el principio o valor que más debe de importarnos y, desgraciadamente, es el que los seres humanos más despreciamos, porque cuando la tenemos no la valoramos, cuando la perdemos a veces ya es tarde. Lo que pretendo es tratar de cuidar a mi familia, pedirle a Dios que me permita dispensarme con salud y con trabajo, para que pueda estar ocupado y pueda tener los dividendos económicos que necesita mi familia para salir adelante, eso para mí es lo más importante. Mi ideal es estar bien de salud, estar con los míos, tener cerca a mi familia, poder estar conviviendo con ellos, el poco o mucho tiempo que me permita sentirme una persona productiva.

¿Cuál sería su mayor desgracia?

Ver a uno de mis cercanos padecer alguna tragedia, sobre todo en materia de salud. Lo que más me genera miedo es presentar un problema de salud, pero no en mi persona, tanto más en las personas que más quiero, que son mi esposa, mis hijos, mis padres, mis hermanos y mis sobrinos.

¿Qué otra cosa le gustaría ser de no ser político?

Me gustaría seguir sirviendo desde la política. Cuando uno es niño se pone objetivos de estar en ciertos puestos en particular, la verdad es que conforme avanza la vida yo he ido cambiando en mentalidad. Ahorita ya no me obsesiona un cargo en específico, lo que sí me obliga es hacer el mayor de mis esfuerzos para poder tener vigencia en una actividad que yo quiero y valoro mucho, que es la política.

¿En qué país desearía vivir?

Viviendo no me visualizo fuera de México. Soy poco propenso a los viajes, suelo salir una o dos ocasiones, principalmente con familia. No me visualizo viviendo fuera de México, estoy muy contento, particularmente en Querétaro. Me parece que para visitar hay muchos lugares, como Roma, Londres, París, Madrid; me gustaría conocer Europa del Este. En fin, me faltan muchas partes por conocer.

¿Cuál es su color favorito?

Paradójicamente es el azul, aunque políticamente es un color que está identificado con la fuerza política con la que, particularmente en Querétaro, venimos compitiendo desde hace muchos años. Es un color que me agrada, por eso, comúnmente utilizo muchas camisas azules y hasta me cotorrean mis compañeros de partido. El negro y el rojo también.

¿Su animal favorito y por qué?

El águila es un animal que me gusta mucho. Es un animal muy grande, que me parece que por tener las condiciones de volar le da una libertad y una magnitud muy especiales. No es un animal que por sus condiciones esté pelando con los demás, creo que hasta en cierta medida pudiera ver reflejada parte de mi personalidad.

¿Canción favorita?

Dos particularmente, me gusta mucho El Rey, por lo el mensaje que manda, y me gusta Mujeres Divinas. Me gustan canciones de mariachi, creo que traen la letra; la música moderna lamentablemente ya está muy vacía desde mi punto de vista.

¿Cuál es su película favorita?

Me gusta mucho El Padrino, toda la saga, pero principalmente la primera. Me parece que los actores le dieron un realce particular, es una película que puedo ver hasta 10 o 15 veces.

¿Cuál es su libro favorito?

Hay varios, pero uno que me gustó mucho es La Fiesta del Chivo, de Mario Vargas Llosa, que narra un poco la vida en República Dominicana bajo la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo. Vargas Llosa escribe de manera muy a gusto, se puede leer rápido. Me gustan los libros históricos, no solamente novelada; la etapa que me llama más la atención es la Revolución Mexicana.

¿Un héroe o heroína de ficción?

El héroe que más recuerdo es Batman. No era muy adepto a superhéroes, pero la figura de Batman me parece que está más cerca de lo mundano.

¿Cuál es el lugar favorito en donde ha estado?

Es difícil, me parece que Madrid, porque los meses que estuve allá me trataron muy bien. Es un lugar que tiene todo, el desarrollo urbano está muy consolidado. Una de las ciudades más bonitas en las que he tenido la oportunidad de vivir.

¿Su grupo o cantante favorito?

Emmanuel, soy fanático de él. Cada vez que viene intento ir a verlo, me gusta su discografía, el contenido de sus canciones y me parece uno de los cantautores e intérpretes más importantes que ha tenido México en los últimos años.

Defínase en tres palabras

Me definiría como consistente, confiable y comprometido.

¿Su héroe en la vida real?

Mi padre, como en el caso de muchas personas, porque dentro de los defectos y las virtudes que ha tenido, es la persona con la que estoy más agradecido. Cuando creces y te das cuenta lo importante que fue tener acceso a una educación de calidad, haber cubierto las necesidades mínimas, ves cuanta gente que no tiene esa posibilidad y te das cuenta que jamás tendré cómo retribuirle a mi padre todo lo que ha hecho por mí.

¿Su nombre favorito?

Sebastián, la verdad es que es meramente por cómo suena, la verdad es más por el sonido que por otra cosa, me gusta mucho.

¿Qué hábito ajeno no soporta?

La impuntualidad me cuesta mucho trabajo. Lamentablemente veo que en nuestra sociedad cada vez se hace más común. Me fastidia estar esperando 40 minutos o una hora, no tengo problema en esperar cinco o 10 minutos, pero el asunto de la puntualidad siempre es algo que me ha costado entender.

¿Qué es lo que más detesta?

Detesto la hipocresía, la mentira. En la política hemos tenido ejemplo de eso, es mejor decirle a la gente qué si se puede y qué no, aunque cause una inconformidad de inicio.

¿Personaje histórico favorito?

Mario Vargas Llosa, me parece un gran novelista, un gran escritor, que te invita a leer sus obras de una manera muy clara y muy nítida.

Si pudiera revivir a algún personaje de la historia, ¿quién sería?

Me gustaría platicar con un personaje como Lázaro Cárdenas o Álvaro Obregón, algunas de las personas que tuvieron la posibilidad de consolidar lo que fue todo el bullicio que generó la Revolución. Me encantaría haberlos conocido, preguntarles cómo le hicieron, qué pasos dieron, cómo se fijaron los objetivos que finalmente terminaron alcanzando.

¿Qué don de la naturaleza desearía poseer?

La pureza. Todos los que somos seres humanos bien nacidos tenemos un constante conflicto para buscar ser buenas personas, a veces no hacemos lo que queremos. La naturaleza humana es falible, ahí estamos caminando y me parece que la pureza que caracteriza a la naturaleza sería un valor o una virtud que sería incuantificable.

¿Cómo le gustaría morir?

Dormido, no me gustaría morir sufriendo, no me gustaría darme cuenta de mi muerte. Si uno supiera cuando se va a morir se acabaría el chiste o el sentido de la vida. La vida es importante e intensa porque va a terminar.

¿Tiene alguna colección?

Antes coleccionaba juguetes, hace muchos años, pero ahorita ya no.

Si pudiera comer una sola comida en su vida, ¿qué sería?

Yo creo que alguna garnacha, es la comida que más disfruto, aunque es la que menos puedo procurar.

¿Tiene un lema?

Más que un lema es un principio de vida bajo el que me rijo, no me gusta hacerle a las personas lo que no me gustaría que me hicieran a mí.

¿Cuál es su serie favorita?

Soy muy afecto a las series. Game of Trons o Black List.

¿Alguna persona que admire?

Además de mi padre, Emiliano Zapata, porque me parece que de las personas de la Revolución es el personaje que luchó de manera más auténtica por un ideal. Paradójicamente, no necesariamente terminó siendo el que políticamente logró los dividendos más importantes. Pero es el más auténtico.

¿Cómo se proyecta a futuro?

Como un hombre de bien, que pueda procurarle a mis hijos y mi señora los satisfactores básicos para que salgan adelante. Más allá de proyectarme en lo profesional, quiero proyectarme en lo personal, quisiera que Dios me dispensara salud, lo más importante. Lo demás vendrá o no vendrá, ya son condiciones que dependen del destino, la suerte y, por supuesto, el trabajo”.

Comentarios