Diseñan nuevos espacios infantiles

Dos emprendedoras y amigas se asociaron para poner en marcha un negocio que transforme el entorno de los menores y la sensación en ellos, a través de accesorios para el hogar
Tierra de emprendedores, espacios infantiles, negocio, menores,
Foto: Demian Chávez
26/03/2017
02:27
Lourdes Durán
-A +A

Hace alrededor de un mes, Tanhya López y Judit Rodríguez decidieron unir sus proyectos personales para iniciar una nueva aventura emprendedora, pasando de ser amigas a convertirse en socias. Desde hace varios años, al frente de Fiction Design, Tanhya se ha enfocado a la confección de textiles hechos a mano, ofreciendo productos de decoración y accesorios para el hogar; por su parte, Judit elabora muñecos con ganchillo y otros artículos para niños, que comercializa bajo la marca Tipi.

El acuerdo de colaboración entre Fiction Design y Tipi ha dado paso a un nuevo proyecto, más completo y centrado en el manejo de espacios infantiles.

“Desde hace mucho traía yo un proyecto para trabajar con niños, pero más que enfocarlo a la fabricación de juguetes, quería intentar el manejo del espacio; quería intentar con el uso de elementos para transformar el espacio”, comparte Judit.

Arquitecta de profesión, con una maestría en Asentamientos Humanos y Medio Ambiente, siempre le llamó la atención la gestión del espacio. Comenzó haciendo cosas para sus hijos y después para otras personas, siempre con la curiosidad de empezar algo independiente.

Asegura que todo espacio puede transformarse, esto depende, por un lado, de los elementos que se incorporen y, por el otro, de lo que las personas estén dispuestas a hacer por él.

“Los niños son un área totalmente potencial. Las mamás compramos de todo, nos venden demasiadas marcas y demasiados objetos, y está todo muy mecanizado. Todos los juguetes te dicen qué debes hacer”, explica.

“La idea es que los niños lleguen y se apropien de los espacios. No sólo del espacio, sino también de los objetos que lo conforman. Vemos que hay potencial en los ambientes, que es juntar varios elementos para intervenir espacios y transformar la sensación que se genera en ellos”, añade.

Visión

En el colectivo Casa Morsa, Tanhya y Judit cuentan con un espacio para mostrar su proyecto; permanecerán en este sitio hasta el 11 de mayo y, posteriormente, planean moverse en ferias y a través de redes sociales. En una primera etapa, la idea consiste en mostrar muñecos, accesorios y juguetes con una visión diferente de lo que es jugar.

Más que muñecos, lo que manejan son personajes y accesorios que permitan a los niños jugar apropiarse del espacio y aprender cuestiones de su entorno. Por ejemplo, en relación con los personales, se busca contar la historia de los animales, retomando que no es un oso nada más, sino externando la preocupación de que especies como esta viven una crisis por el deterioro del medio ambiente; lo mismo se busca replicar con distintas especies.

“Estamos presentando a los animales con su historia, de dónde vienen y la problemática o situación actual que enfrentan”, precisa Judit, encargada de hacer los personajes, tarea que le llega a tomar hasta dos semanas, dependiendo el caso.

A través de los juguetes también se busca retomar temas de geografía. El proyecto de Judit considera, por ejemplo, la fabricación (en madera) de las montañas más emblemáticas del planeta; las cuales se presentan con la altura que tienen, el país en que se ubican y se incluye una explicación con algunas sus principales características.

“Queremos hablar un poco de montañas mexicanas, personajes, animales, artesanías y mexicanos”, destaca.

Las cuestiones textiles correrán a cargo de Fiction Design; los muñecos, personajes y accesorios seguirán siendo elaborados por Tipi.

De acuerdo con Judit, más adelante planean trasladar el concepto a nivel urbano y comenzar a intervenir espacios públicos para niños.

“Nos gustaría empezar a hacer intervenciones para niños en espacios públicos. Ir, a lo mejor, interviniendo elementos como postes e integrar otros elementos, partiendo de esta idea de que todo espacio tiene un potencial de transformarse”, dice.

“La ciudad la vivimos todos en todos los niveles. El espacio para niños se maneja desde la iluminación o las rampas para que se pueda andar en bicicleta. Todos a nivel de accesibilidad, debemos poder transitar tranquilamente y de forma segura en un espacio”, agrega.

La emprendedora resalta que, a nivel de espacios, se presenta un fenómeno muy interesante en el ámbito comercial, al referir que cada vez hay más lugares en donde los adultos pueden estar mientras los niños juegan en un área adaptada para ellos.

“Antes eso no pasaba. Creo que espacios comerciales están entendiendo esa idea de que no somos solo adultos, sino que hay muchos niños en el entorno”, apunta.

Ambientes

El proyecto de Tanhya López y Judit Rodríguez estaba pensado inicialmente para un público con edad de siete años hacia abajo, pero se han encontrado con el fenómeno de que niños más grandes visitan su espacio en Casa Morsa, les llama la atención y empiezan a jugar.

A partir de ello, se está abriendo más el panorama de edades y no descartan colaborar no sólo con domicilios particulares, sino también con escuelas de distintos niveles.

La intervención iría desde la parte de pintar, para lo cual se busca empezar con murales, viniles o pintura convencional, pero siempre integrando accesorios.

“Sería conocer el espacio y proceder a transformarlo. Todo tiene el potencial de transformarse. Aquí en Casa Morsa, esta era una bodeguita, le empezamos a colgar accesorios, nos falta pintar, pero en cuestión de dos o tres días la hicimos un cuarto. Creo que cualquier espacio puede transformase y cambiar el ambiente de las personas”, sostiene Judit.

La emprendedora afirma que es muy distinto crecer en un ambiente ordenado y limpio, que en uno desordenado.

Tanto ella como su socia tienen claro que en la realidad actual, en la que existe demasiada violencia en el entorno, los niños necesitan llegar a un lugar en el que se sientan cómodos y protegidos.

“Trabajo en obras públicas y me toca ver muy de cerca las intervenciones que se hacen en espacios públicos. A veces con que pongas una banquita en un lugar, inmediatamente la gente empieza a utilizarlo y el entorno se transforma. De una calle que era muy peligrosa, empieza a haber más circulación”, sostiene.

“Una vez leí en un artículo que las calles empiezan a ser peligrosas porque los niños ya no salen a jugar y tiene mucho que ver que vivimos pegados a una televisión. Nosotras creemos en estar idea de transformar y hacer que los niños regresen a jugar y nosotros también, en nuestros espacios naturales. El interés nace de que el espacio puede transformar a las sociedades”.

Contacto

Para contactar a este proyecto está disponible el teléfono (442) 5929 202. En la red social Facebook y en plataformas como Pinterest e Instagram se encuentra a Fiction Design bajo este mismo nombre.

Al hablar sobre las redes sociales, Judit destaca que estos sitios son una ventana muy grande para innovar e intercambiar ideas con otros proyectos y luego compartirlas con los usuarios de las mismas.

“Creo que son punta de lanza para muchas cosas, tanto para aprender como para difundir. A mí me pasó que en cuanto lanzamos el Instragam de Tipi empezaron a agregarse casas de diseño y mucha gente del medio. Estamos viendo que a través de las redes y de internet podemos comercializarnos bien en esta primera etapa”, refiere.

La emprendedora manifiesta que un plus que quieren manejar es no sólo vender un objeto o servicio, sino presentar ideas para cambiar el entorno. “A lo mejor no nos compran que nosotros les cambiemos el espacio, pero les presentamos con qué elementos pueden hacer de su espacio algo más armónico y algo más acogedor”, concluye.

Comentarios