Vinieron de Colima con la intención de instalar negocio de ensaladas

Claudia y Jesús llegaron a Querétaro hace cinco años y el desarrollo del estado les ha dado la oportunidad de extenderse como franquicia a seis estados del país
El objetivo de Salad Michel Fresh es satisfacer tanto la necesidad de tiempo de la población para elaborar comida, como otorgar una alimentación balanceada a sus clientes. (RICARDO LUGO)
11/03/2017
02:16
Paulina Rosales
-A +A

Claudia Zúñiga y Jesús Michel llegaron a la ciudad de Querétaro hace cinco años, con la intención de acrecentar el negocio de ensaladas y comida saludable, que iniciaron en Colima en 2005. Después de varios años de radicar en la capital queretana, la empresa Salad Michel Fresh ha logrado un crecimiento considerable, al extenderse como franquicia en seis estados de la República y generar cerca de 200 empleos directos.

Querétaro fue un “punto estratégico” para el negocio de la pareja, que en 2012 decidió mudarse de Colima con sus tres hijas. “Lo que hicimos fue venirnos a la capital para convertirla en un bastión de la marca”, reconoce Jesús Michel, socio fundador de la franquicia y esposo de Claudia desde hace 22 años, quien señala haber encontrado en el estado la oportunidad de desarrollar un producto que represente una innovación en el mercado de la comida rápida.

“El negocio surgió como un accidente. Uno muy bueno para nosotros, porque nos empezamos a dar cuenta de que existía una necesidad de cambiar los hábitos alimenticios de la gente. Nuestra misión es atender la necesidad de tiempo y, a la par, brindar un estilo de vida saludable. Esas son nuestras dos constates y vimos una oportunidad cuando empezamos a ver que los hábitos de alimentación comenzaban a cambiar”, dice.

Aunque Salad Michel Fresh nació en octubre de 2005, Claudia y Jesús llevan más de 20 años como emprendedores. Después de cursar la carrera en Administración de Empresas en Colima y contraer matrimonio, la pareja inició su primer negocio de comida; eso fue cuando Jesús tenía 25 años.

El primer negocio de los Michel fue un puesto de tacos y carnes asadas; no obstante, a pesar del éxito obtenido, el establecimiento no representaba el modelo de franquicias esperado.

“Para este negocio necesitábamos mucho de la gente, porque faltaba la persona que asaba las carnes y todo se volvía un caos; faltaba la señora que torteaba y lo mismo. Por eso, desde un principio, como nunca perdimos de enfoque que lo que queríamos era una franquicia, vimos que con la venta de carnes asadas no íbamos a tener el éxito que buscábamos”, reconoce Claudia.

El siguiente paso fue abrir una sucursal de hamburguesas, que posteriormente evolucionó a un negocio dedicado a la venta de pollo. Después de siete años, decidieron dar un giro y emprendieron un establecimiento de comida saludable, con la oportunidad de expandirse en diferentes lugares de la República y satisfacer tanto la necesidad de tiempo de la población como otorgar una alimentación balanceada.

“Era muy difícil pensar que un negocio de comida saludable pudiera permanecer. Algunos decían que era una moda, pero la realidad es que ya es una necesidad. Una de las cosas que también nos mueve mucho en Salad Michel Fresh, son las formas con las que podemos llegar a nuestros clientes con nuevos productos, también atendiendo a una variedad de precios. Desgraciadamente somos de los primeros países a nivel mundial con obesidad y, por eso, nuestra intención era llegarle a este mercado”.

“La visión de Claudia y la mía siempre fue de franquiciar. Cuando vimos esta área de oportunidad, hace once años había pocas marcas que brindaran este tipo de servicios, empezamos a verlo como un área de negocio que podía crecer. Tenemos once años de mejora continua en la innovación y siempre pensamos cómo adaptarnos a las necesidades del mercado. Desde el momento que iniciamos en la ciudad de Colima, empezamos con tres tiendas propias y de ahí surgió el tema de expandirnos. En 2010 nos convertimos en empresa franquiciante y crecimos el doble”, agrega Jesús .

Ser emprendedor es una carrera de aguante

Después de once años de emprender un nuevo giro, los Michel generaron una oportunidad de crecimiento y actualmente tienen puntos de venta en Tabasco, México, Veracruz, Colima, Querétaro y la Ciudad de México.

“Aquí, en menos de un año vamos a hacer diez unidades. Actualmente tenemos tres y otras tres más por abrir. Ahorita estamos en el proceso de comercialización del producto y, sobre todo, queremos desarrollar nuestras primeras tiendas. Otra razón por la que nos mudamos, fue la cercanía de Querétaro para llegar a la Ciudad de México, uno de los lugares donde más expansión esperamos tener, incluyendo parte del Bajío como León, Irapuato y otras ciudades”, señala Jesús al reconocer que la mejor ventaja como franquiciarios fue la persistencia.

“El mercado te pega y te pega duro y hemos tenido como empresa franquiciante, equivocaciones, pero eso también es lo que más nos ha servido […] Ser emprendedor en muchos casos es algo que ya trae uno. Es algo que te gusta y aunque tenemos nuestras carreras profesionales, hemos estudiado y pensábamos que íbamos a tener un trabajo como cualquiera; la realidad fue otra, porque ya habíamos tenido un negocio antes de terminar y desde ahí empezó está inquietud. En segundo lugar, para un emprendedor cuando te gusta el rendimiento tienes que tener mucho aguante, porque no es una carrera de velocidad, es una carrera de paciencia”.

Además del desarrollo económico del estado, la pareja señala que la capital les ha dado la oportunidad de crecer en diferentes aspectos, pues hay gente muy trabajadora y con muchos deseos de salir adelante.

“Nos abrimos porque está creciendo mucho el estado y queremos darle la oportunidad a gente que tiene el perfil de emprendedor y, a raíz, de que tomamos esta decisión de Salad Michel Fresh, tenemos mucha gente interesada. […] La vida te va llevando de una cosa a otra. Algo que me decía mi papá es que un negocio siempre te va a llevar a otro y no sabemos con cuál vas a terminar o cuál va a ser mejor”.

Reconocen que los momentos difíciles dentro de la empresa han dado la posibilidad de crear lazos más fuertes en familia. “Nos hemos unido muchísimo en los tropiezos que hemos tenido y yo sin el apoyo de ella, hubiera sido muy difícil poder salir adelante. Cuando yo me caía, ella me levantaba y viceversa”, reconoce Jesús.

“Lo importante es el equilibrio, porque él es de carácter fuerte y yo no. Creo que aquí en esta parte, nos acoplamos perfectamente. Él da las órdenes como jefe, como director y yo coordino con la gente para acatar lo que se debe llevar a cabo. Creo que eso es lo que ha ayudado a que funcione tanto el matrimonio, como el negocio”, dice Claudia.

Socialmente responsable

Además de contribuir a la generación de empleo en el estado y cumplir su meta como empresa, los Michel representan una forma de negocio socialmente responsable, pues 80% de sus empleadas son madres solteras o estudiantes a quienes se les otorgan facilidades de horario.

El siguiente paso es continuar desarrollando una plataforma logística para crecer a nivel nacional, en Estados Unidos y Centro América; así como crear puntos móviles de venta. Además, aseguran estar comprometidos en aportar para el desarrollo nacional, pues se inclinan por la proveeduría local, al adquirir los insumos necesarios con empresas mexicanas.

“El hecho de que 200 familias puedan llevar un ingreso a sus casas y generalmente son madres solteras, mujeres y también jóvenes. Algunos estudian y les estamos abriendo las puertas […] Creo que por ese lado sí estamos contribuyendo y, por otro lado, las empresas mexicanas estamos cada vez más comprometidos con la calidad. Hemos visto mejor calidad en las empresas mexicanas, que en los productos que compramos importados”.

Lo que nos ha gustado mucho de Querétaro es el desarrollo que tiene, señala Jesús al reconocer que mudarse fue una buena elección como emprendedores: “Nos abrió las puertas de maravilla y creo que el posicionamiento de la marca lo vamos a lograr en poco tiempo”.

Comentarios