Festejan mexicanos, a pesar de problemas

Aunque el ambiente festivo no alcanza a todos los sectores
Las calles de la ciudad se han vestido de verde, blanco y rojo, y esperan la madrugada del 15 de septiembre para dar el tradicional grito (RICARDO LUGO. EL UNIVERSAL)
15/09/2016
01:17
Paulina Rosales
-A +A

Música de la Orquesta Filarmónica de Querétaro, el desfile cívico militar y la tradicional celebración del grito de Independencia afuera de la Casa de la Corregidora, son parte de lo que se espera en la conmemoración de la emancipación del país de la corona española.

Las calles de la ciudad se han vestido de verde, blanco y rojo, con luces fosforescentes que iluminan en las noches los semáforos y los pasos peatonales, esperando que la madrugada del 15 de septiembre las autoridades se envistan con la bandera tricolor y griten “Viva México” y “Arriba la patria”.

Sin embargo, en algunos sectores de la población el ambiente festivo no se percibe tanto como en otros.

“No me interesa, es puro gastar dinero y nada más”, dice un hombre de 40 años, para quien las fechas patrióticas son un día normal como cualquier otro.

“Si tuviéramos un gobierno más decente y menos corrupto […] la verdad no hay nada que festejar aquí, hay mucha pobreza, hay mucha necesidad y el gobierno se hincha los bolsillos de dinero y no hace nada. Así tal cual […] No me interesa y vea tal cuánta gente hay necesitada, ¿Por qué no abren trabajos para que la gente se ocupe en algo? Es triste”, menciona quien solicita mantearse como anónimo y cuenta que trabaja como carpintero.

Para Guadalupe García Escobedo, quien de 75 años de edad, ha trabajado 35 como comerciante a cargo de una tienda de ropa, es necesario festejar la celebración del 15 y 16 de septiembre, a pesar de las complicaciones en el ámbito local y nacional.

“En parte es una cultura de México, es una herencia que nos dejó nuestros antepasados y es un evento que hay que celebrarlo como mexicanos […] yo lo celebro a lo mejor con una cenita, unas cubitas; pero alegre, alegre a pesar de la situación que estamos en México. Yo creo que son momentos para festejar lo que estamos viviendo”, dijo.

Como parte de las celebraciones que se esperan en la capital del estado para estas fechas, además del grito de independencia celebrado tradicionalmente en plaza de armas en punto de la media noche; se espera la participación de artistas mexicanos de música popular conocidos a nivel nacional, además de presentaciones a cargo de la Orquesta Filarmónica y el Ballet Folclórico del Municipio de Querétaro.

Seguido de esto, será hasta el viernes 16 de septiembre cuando se realice el desfile cívico militar conmemorativo del inicio de la lucha por la independencia de México, pues cabe recordar que fue en la ciudad de Querétaro donde conspiradores como Josefa Ortiz de Domínguez planearon la insurrección, y al ser descubiertos mandaron un aviso a San Miguel el Grande, Guanajuato en donde se llevó a cabo el grito a cargo de Miguel Hidalgo y Costilla.

A pesar de los preparativos, para Felipe Martínez la situación económica es lo que no deja que se celebre. Vive como pensionado desde hace 29 años con un salario de dos mil 500 pesos mensualmente, ingresos insuficientes para mantenerse y que a completa con el salario de 80 pesos por día que recibe como cerillo en una farmacia.

“La fiesta está muy bien, pero desgraciadamente no alcanza para eso. Los sueldos están muy bajos […] ¿Qué podemos celebrar? Nada yo creo. No alcanza”, dijo.

Felipe, viudo desde hace cinco años, nunca ha celebrado estas fiestas con su familia, solamente las fiestas de la Santa Cruz. Vive con sus dos hijas, una de ellas es obrera y trabaja en una fábrica. La otra se dedica a hogar.

María, antropóloga de la Escuela Nacional de Antropología en la Ciudad de México, comenta que es importante renovar la memoria histórica.

“Finalmente creo que es importante de todas formas vivirlo aunque sea en casa. La historia es importante y tenemos que recordarla”, sostuvo.

Comentarios