Morena y aliados borran reforma educativa de Peña

Modificación constitucional pasa a Congresos estatales para su ratificación; magisterio disidente exige derogar nuevo ordenamiento que los regirá
Morena y aliados borran reforma educativa de Peña
Foto: Berenice Fregoso
10/05/2019
12:11
Suzzete Alcántara, Juan Arvizu y Teresa Moreno
-A +A

Con el respaldo del PRI, PRD y MC, Morena sumó los votos necesarios en el Senado de la República para avalar la nueva reforma educativa que impulsa el presidente Andrés Manuel López Obrador y que desaparece el modelo en el sector que impulsó el gobierno del priista Enrique Peña Nieto en el sexenio pasado.

De no haber sido por éstos partidos de oposición, la bancada mayoritaria no habría conseguido las dos terceras partes de los votos de los senadores presentes y la reforma se habría enviado a la “congeladora legislativa” y no a los estados, como lo marca la Constitución para su ratificación.

Al tratarse de una reforma constitucional, para ser promulgada debe contar con la aprobación de al menos 17 Congresos locales más uno. Morena confía en que antes del miércoles 15 de mayo, fecha en la que se celebra el Día del Maestro, se haya consumado todo el proceso.

Ante el festejo de Morena una vez que se cantó la votación, el coordinador de Movimiento Ciudadano (MC), Dante Delgado, expresó desde su curul que más valdría recordar que sin el apoyo de los partidos de oposición, Morena no habría alcanzado los votos para avalar la reforma educativa.

“Con todo respeto, querer hacer propio un ejercicio de cambio constitucional cuando Morena sabe que no le alcanza es un acto, desde mi punto de vista, de profunda soberbia y vanidad, con acciones como esa tratan de engañar a la gente. Queremos un gobierno que le cumpla a los mexicanos”, externó.

El PAN, en voz del senador Damián Zepeda, señaló que su voto en contra fue por convicción y por estar en contra de que el SNTE y la CNTE tengan la facultad de decidir 50% de las plazas magisteriales: “Acción Nacional tomó su postura pensando en la calidad de la educación, jamás por una estrategia política, eso sería mezquino”, externó.

Su compañera de bancada, Minerva Hernández, dijo desde tribuna que la negociación política y los intereses “cupulares y clientelares” determinaron esta reforma, que degradó a un órgano constitucional autónomo a una instancia con autonomía técnica y operativa, y a un control del Ejecutivo “que, aunque en el papel se quiera establecer como indirecto, en la práctica será real y efectivo”, refirió.

El líder de Morena, Ricardo Monreal, agradeció el apoyo del PRD, PRI y MC, y solicitó a las senadoras de su fracción no faltar el respeto, luego de que la panista Cecilia Márquez comentó en el pleno que morenistas le cuestionaban “¿dónde está la niña?”, en referencia a su hija, ya que sostenía un cartel con la foto de Elba Esther Gordillo.

Artículo
Puntos como la gratuidad y obligatoriedad afectan a las instituciones
Reforma Educativa retira 650 mdp al año a universidades Reforma Educativa retira 650 mdp al año a universidades

Lo anterior llevó a la senadora y vicepresidenta de la Mesa, Mónica Fernández (Morena), a calificar a la panista de “farsante”, mientras el micrófono de Batres Guadarrama estaba abierto.

Esto, después de que con 97 votos a favor, 20 en contra y tres abstenciones quedó aprobada la reforma que además hace obligatoria la educación superior y respeta la autonomía universitaria, y fija en los planes y programas de estudio que se incluya la enseñanza de matemáticas, lecto-escritura, literacidad y educación sexual y reproductiva.

El secretario de Educación, Esteban Moctezuma, hizo un reconocimiento al Congreso de la Unión por aprobar la reforma y subrayó: “La SEP considera como un avance importante que los legisladores establecieran que los docentes son actores primordiales del proceso de enseñanza y de la transformación social del país, además de revalorar al magisterio y de respetar sus derechos laborales”.

El vocero de la Sección 22 de la CNTE en Oaxaca, Wilbert Santiago, dijo que para la CNTE no se ha logrado abrogar la reforma, puesto que permanece en el dictamen aprobado por la Cámara de Senadores lo que ellos consideran una “excepción laboral”, esto es que los procesos de ingreso, promoción y reconocimiento se regulan por el artículo tercero constitucional, pese a que sí se reconoce que los maestros quedarán regidos por el apartado B del 123 constitucional, como habían demandado.

“La reforma educativa tiene que abrogarse, porque todavía hay elementos que no convencen a la coordinadora. Ese articulado remite a la construcción de las leyes secundarias, que es donde vamos a tener la operatividad para maestros. Es importante insistir en el diálogo”, dijo.

Comentarios