Las Tostadas de Coyoacán, un antojito imperdible del Sur de CDMX

Llevan 56 años atrayendo a todo tipo de glotones a Coyoacán
Las Tostadas de Coyoacán, un antojito imperdible del Sur de CDMX
Diana Féito
17/08/2019
02:01
Diana Féito
-A +A

Una carpa plastificada color amarillo delimita la zona. Pequeños recuadros plasmados en el lienzo, anuncian los múltiples actos que se presentan todos los días: no importa lo que suceda afuera, aquí dentro, el show siempre debe continuar. El protagonista es circular,  crujiente, hecho de maíz y se encarga de presentar a cada uno de los integrantes de este circo.

 Para entender este espectáculo no hay un orden específico. Podría ser una representación mexicana del orden de Rayuela que, además, se come. Ensalada de atún, salpicón, pata, ceviche, pulpo y tinga son algunos de los personajes más populares de sus 18 integrantes, presentados en forma de tostada.
 
Mi primer acto es tímido, pues la fama del lugar atrae público local y extranjero por igual y dudo sobre la efectividad de su sabor. Una tostada de pollo para comenzar. Al centro de la carpa, uno de los dos maestros de ceremonias toma un círculo de maíz para embarrarlo con frijoles, ponerle pollo deshebrado, lechuga, “¿crema y queso?”, me pregunta. “Con todo”, le respondo enérgicamente.
 
Ataviado con una gorra puesta hacia atrás, el maestro me entrega la tostada en un plato de melamina blanco. Sin dudarlo, lo visto con salsa verde que pica –y mucho–, pero la crema crea un sube y baja de emociones en el paladar. El crunch del maíz frito es notable, pero hay que comerla con destreza para no romperla.
 
De segundo acto, comienzo a sentirme cómoda en el banco y ordeno dos de salpicón. La montaña creada por la carne sazonada y los condimentos, apenas deja ver sus ingredientes, pero en un bocado todo se resuelve. La ligera acidez del vinagre que lleva la receta provoca una ligera salivación que siempre beneficia a la carne deshebrada mezclada con jitomate y rábano.

tortada2.png

Antes de terminar la segunda parte del show, ocurre un breve intermedio protagonizado por una charola de grandes dimensiones que, repleta de tostadas, cruza mi costado derecho; con miedo a que caiga sobre mí y de un vistazo rápido, calculo 10 integrantes. Aparecieron las malabaristas, quienes también ejecutan las comandas líquidas. La variedad de aguas frescas es igual que la de tostadas. La de limón con chía es de mis favoritas, pero hay para todos los gustos; desde mandarina, pasando por sandía, hasta guanábana y tuna cuando es temporada. 

Un último acto es representado por una tostada de pata y otra de camarón especial, dos de las más socorridas y sabrosas. Cada una con una personalidad distinta, a la que no hay que hacerle mucho; tal vez un poco de salsa verde a la de pata y es todo, pues la salsa de jitomate que a la de camarón le otorga ese característico dulzor adictivo. 

Este circo de maíz lleva 56 años siendo una atracción de Coyoacán y aunque no es extraordinaria, es sencilla, veloz y confortable. Por mí, que siga cinco décadas más.

Tostadas Coyoacán
Dirección: Mercado de Coyoacán, Ignacio Allende No.49, col. Del Carmen. 
Horario: lun-dom 11:00-18:00 hrs.
Promedio:  $200 pesos

Comentarios