Joven orina en Metro Ermita y le arranca pedazo de nariz a policía que intentó detenerlo

Los hechos ocurrieron en las estación Ermita de la línea 12; paramédicos diagnosticaron que el policía sufrió amputación del ala nasal izquierda y contusión en glóbulo derecho
Joven orina en Metro Ermita y le arranca pedazo de nariz a policía que intentó detenerlo
Foto: Especial
23/01/2020
05:52
El Gráfico
-A +A

Sin un pedazo de nariz, que le fue arrancado de una mordida, y una herida en el pómulo derecho, quedó un policía de la Secretaría de Seguridad Ciudadana que intentó detener a un joven cuando este se orinaba en las instalaciones del metro.

Los hechos ocurrieron la noche del miércoles en el estación Ermita de línea 12, en las inmediaciones de la colonia Miravalle, alcaldía Benito Juárez.

Según las autoridades, el elemento realizaba funciones de prevención y vigilancia en los torniquetes del acceso norte cuando le reportaron que un hombre estaba orinando en uno de los accesos. Era Gerardo Ramírez, de 19 años quien sin importarle el lugar decidió orinar en el sitio.

Al acercarse, el policía le indicó al “usuario” que no debía hacer sus necesidades en la zona porque incurría en una falta administrativa, por lo que este se tornó agresivo y de entre sus ropas sacó un cuchillo y se abalanzó sobre él.

Gerardo comenzó a golpear al elemento. En el forcejeo y al ver que el policía se defendía, el agresor le mordió la nariz, desprendiéndole un pedazo de la misma; por fortuna, para el agente, en ese momento más uniformados arribaron al lugar y lograron detener al hombre.

El oficial fue diagnosticado por paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM), con amputación del ala nasal izquierda y contusión en glóbulo derecho, por lo que fue trasladado a un hospital donde es intervenido quirúrgicamente.

El detenido, de 19 años de edad, fue presentado ante el agente del Ministerio Público correspondiente quien determinará su situación jurídica.

Apenas la semana pasada las autoridades del metro dieron a conocer que los daños a la infraestructura de este transporte son severos y costosos, por la gente que orina en sus instalaciones.

Comentarios