Fumigan a caravana de migrantes hondureños en Chiapas

Según las autoridades, los centroamericanos pidieron la fumigación, pero admiten que el protocolo no fue el correcto; la caravana llega a Mapastepec
admiten que el protocolo no fue el correcto; la caravana llega a Mapastepec
El área donde dormían migrantes centroamericanos fue fumigada. Foto: Captura de pantalla
24/10/2018
03:59
Fredy Martín Pérez / Corresponsal
-A +A

 

La caravana de migrantes hondureños llegaron a Mapastepec, en su tercer día de caminata, esta vez desde el municipio de Huixtla, a unos 66 kilómetros de distancia.

Durante la noche del martes, la Secretaría de Salud fumigó en las áreas donde dormían, sin haber realizado los protocolos correspondientes para esparcir el químico, ya que fue lanzado a las personas con las bombas aspersoras.

Adminten error

Respecto a la fumigación que llevó a cabo la Secretaría de Salud, un funcionario municipal salió al paso y aseguró que de acuerdo a las muestras sanguíneas, se ha detectado casos de dengue entre los integrantes de la caravana.

Aunado a esto, Huixtla ocupa el cuarto lugar en caso de dengue  y en los últimos meses se han registrado varios decesos. “Los hospitales están llenos de enfermos”, dijo.

La Secretaría de Salud reconoció que fue un error haber fumigado de esta forma, los lugares donde dormían los hondureños.

Artículo
Legislador demócrata precisa que esa facultad es del Congreso
Quitar ayuda a Centroamérica sería decisión del Congreso, no de TrumpQuitar ayuda a Centroamérica sería decisión del Congreso, no de Trump

“Incluso llegó un funcionario de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) a checar el tema y entrevistó a los inmigrantes, quienes reconocieron que ellos solicitaron (la fumigación) y que no se sentían agraviados, por lo que no se levantó ninguna denuncia”, dijo un funcionario de la Secretaría de Salud.

Pero reconoció que el personal que llevó a cabo la fumigación, en el parque central y calle aledañas, donde dormían los hondureños, “no siguieron los protocolos para hacer la nebulización”.

Además, algunos hondureños fueron a pedir que se llevara a cabo la fumigación, porque donde dormían, habían visto demasiadas cucarachas y “hasta una culebra”.

El químico que fue lanzado hacia los hondureños es clorpirifos, cuyo uso está limitado únicamente a la agricultura y a nivel doméstico en jardines, pero es tóxico en fuertes cantidades y provoca efectos neurológicos en el feto  y niños, incluso en cantidades “muy pequeñas”, han dicho expertos.

 

bft

Comentarios