Contradicciones en caso Norberto; investigan a policías

PGJ ordena indagar a elementos de la Fiscalía Antisecuestro; familiares denunciaron que las autoridades dejaron pasar 72 horas de investigación, lapso que consideraron crucial para localizarlo
Contradicciones en caso Norberto; investigan a policías
Foto: Captura de pantalla
11/06/2019
12:06
David Fuentes
-A +A

Luego del hallazgo del cadáver del joven universitario Norberto Ronquillo en un paraje boscoso de la alcaldía de Xochimilco, la Procuraduría General de Justicia local (PGJ) aceleró las investigaciones para aclarar el caso, y de manera inmediata ordenó una indagatoria exhaustiva a elementos de la Fiscalía Antisecuestro, pues no dudan en que hubiera alguna colusión con los secuestradores.

Lo anterior, para descartar que los especialistas en el tema no hayan actuado conforme lo indica el protocolo en caso de secuestro y dejaran pasar tiempo importante para la investigación, así como información precisa y contundente que pudiera derivar en el rescate de la víctima, pues a decir de la familia, luego que se reportara el secuestro del estudiante de la Universidad del Pedregal, hubo 72 horas clave que no se aprovecharon.

La noche de ayer se puso a disposición del Ministerio Público al primer agente identificado como “Cevallos” por una posible omisión al no resguardar el automóvil Yaris color blanco en el que viajaba Norberto.

Según exámenes realizados por el Instituto de Ciencias Forenses (Incifo), al joven lo tuvieron cautivo por cuatro días y luego lo mataron. La necropsia reveló que murió por asfixia y tenía la nariz fracturada.

Sin embargo, la procuradora Ernestina Godoy comentó que el deceso ocurrió horas después del plagio.

Con base en las primeras versiones policiales, se difundió que una de las líneas de investigación se centra en el entorno de amistad o “conocidos” de Norberto, que sabía de su situación económica y por lo que pidieron 5 millones de pesos de rescate.

Imágenes de diversas cámaras de vigilancia privadas y del C5 revelan que los secuestradores fueron directo sobre el estudiante, conocían sus movimientos, qué vehículo tripulaba y la ruta que tenía.

“Tenemos algunas líneas de investigación bastante sólidas y dentro de la indagatoria está [revisar] el actuar de todos los elementos —que participaron en las primeras horas— tanto de la Secretaría de Seguridad Ciudadana y si hay alguna responsabilidad de parte de nuestros elementos, también serán sujetos a investigación.

“Todos los involucrados están sujetos a investigación, haremos todo lo que está en nuestras manos para que este acto no quede impune, no va a quedar así”, comentó la procuradora de la capital, Ernestina Godoy, al ser cuestionada sobre el actuar de los agentes, quienes no resguardaron correctamente la escena del crimen y el automóvil que tripulaba Norberto cuando fue secuestrado.

Como parte de la investigación se informó que se han analizado más de 20 horas de grabación de por lo menos seis cámaras de vigilancia privadas y del C5 de la Secretaría de Seguridad Ciudadana local (SSC), que permitieron establecer la posible ruta que tomaron los secuestradores.

En ellas se aprecian dos vehículos compactos, cuyos datos se mantienen en el anonimato para no entorpecer la investigación.

Un vehículo sirvió como “muro” y en el segundo escondieron al universitario originario de Meoqui, Chihuahua. Se investigan también dos propiedades que pudieron servir como “casas de seguridad”.

El seguimiento se extendió en las siguientes horas hasta Xochimilco, pues el paraje donde fue encontrado el cuerpo es de difícil acceso.

Con base en esa información, se espera ubicar el vehículo que utilizaron los delincuentes para abandonar el cadáver y dar con los responsables.

Por su parte, la familia de la víctima solicitó la intervención de la Fiscalía General de la República (FGR) para resolver el caso, puesto que consideran que la procuraduría local no actuó de manera inmediata luego que se enteró del secuestro, por lo que piden “agentes investigadores eficientes” a fin de que el secuestro y ejecución de Norberto no queden impunes.

“Lo que le pedimos a las autoridades es que se actúe de manera correcta, en este caso creemos que se perdió tiempo vital. Buscamos que el caso de Norberto marque el presente y que sirva de ejemplo para [que las autoridades] hagan lo necesario para salvar una vida (...), pero no queremos más casos en la Ciudad”, declaró Armando Martínez, rector de la Universidad del Pedregal.

Comentarios