Prometí quedarme en NL como prometí llevar al cine a mi esposa: “El Bronco”

Asegura que armará una campaña digital con un ejército de jóvenes; “Al carajo” con la idea de declinar a favor de otro candidato, dice
República, Enrique Peña Nieto, Nuevo León, El Bronco, Gestión, Gobernador, Independiente,
Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco (YADÍN XOLALPA. EL UNIVERSAL)
23/02/2018
01:30
Alberto Morales
-A +A

 

Cuando se le pregunta a Jaime Rodríguez CalderónEl Bronco, sobre su promesa incumplida de concluir los seis años de su gestión en Nuevo León, responde que igual prometió a su esposa “llevarla al cine mañana y no la voy a llevar”. Lo que dije no es malo, afirma.

El gobernador con licencia dice a EL UNIVERSAL que si llega a la Presidencia de la República, le irá mejor a Nuevo León.

El 29 de julio de 2015 el entonces gobernador electo de Nuevo León se reunió con el presidente Enrique Peña Nieto en la Residencia Oficial de Los Pinos. Era la primera vez que un aspirante “independiente” ganaba una elección a gobernador.

A su salida de aquel encuentro, el mandatario electo sentenció: “Un Bronco será Presidente de México en 2018”.

A casi tres años de distancia y con la promesa incumplida de no dejar el cargo de gobernador para buscar otro puesto, afirma con su característico acento: “Es tiempo de que un independiente gane la Presidencia de México”.

El Bronco dice que casi no hará mítines públicos y adelanta que su campaña será 4.0 en las redes sociales, con un ejército de 10 mil jóvenes bien capacitados, donde no habrá un solo político o funcionario, porque, asegura, es una campaña de candidato ciudadano con equipo ciudadano.

Considerado un político irreverente, “políticamente incorrecto”, “creyente y hereje”, el ex priísta señala que la ley es injusta, inequitativa y “muy gacha”, pero aún así logró las firmas, más de 866 mil.

Asegura que es el “hijo bastardo de la ley, pero como hijo bastardo honrará a su padre”.

La entrevista se lleva a cabo en un Hotel de la Zona Rosa, en un salón improvisado como cuarto de guerra, donde llega El Bronco después de un encuentro con empresarios capitalinos.

Aplicación del INE, difícil

¿Cuál es su balance de la etapa de recolección de firmas, hubo muchas dificultades?

—Creí que la aplicación [del INE para recabar las firmas] podría ser un primer ejemplo para migrar al voto electrónico, pero veo que no. La aplicación fue muy difícil porque los aspirantes no tenemos acceso a la información, nosotros inscribimos gestores, pero hasta ahí, tenemos el número que el INE nos dice, pero nuestro gestor no está conectado a nosotros, sino al instituto. Entonces nosotros medimos como en las maquinitas de los casinos, le estamos echando y echando, con la esperanza de lograrlo. Esos errores nos hicieron batallar enormemente, además el costo pudo haber sido mucho menor.

¿Menor a los 18 millones de pesos que dijo que invirtieron?

—Sí, pude haberlo hecho con ocho [millones de pesos], pero primero [enfrentó] la adversidad, la gente no te da su credencial, tienes que convencerla y te tardas mucho tiempo, entre cinco o 10 minutos con una persona, tendría que tener un ejército por todo el país.

Usted fue de los primeros aspirantes en lograr las 866 mil 593 firmas que pide la ley, ¿a qué se debió?

—Porque tengo esa experiencia y una comunidad cibernética que me ayuda, porque utilizo mucho la tecnología para ello, pero me parece injusto que el resto de los candidatos ciudadanos puedan tener esa desventaja. El hecho de que yo tenga la experiencia, no estoy orgulloso de eso, creo que la aplicación y la ley es injusta, inequitativa y muy gacha, porque mientras a los partidos políticos les das dinero para que recorran el país, les das gratis los spots, les dan espacios en los medios de manera gratuita, a nosotros nos arrinconaron.

Voy a dar una expresión única: soy el hijo bastardo de la ley, pero como hijo bastardo quiero agradar a mi padre, que es la ley; como hijo bastardo le estoy diciendo a mi padre que le voy a demostrar que, ¡también soy su hijo y que puedo! Al igual que los otros hermanos que tengo.

¿Es decir, la ley los imposibilita?

—El INE tiene hasta el 29 de marzo para notificarnos si somos candidatos y eso nos inhabilita, porque no puedes formar una estructura, porque estás en la indecisión de que si soy o no soy, no puedes invertir, no puedes generar confianza en tu equipo y eso otra vez te pone en desventaja, porque los partidos ya les aprobaron recursos para sus campañas y tiene recursos ordinarios para la preparación en sus equipos, en la intercampaña habrá 4 millones de spots distribuidos entre tres candidatos. Si ven, mi padre me sigue demostrando que es injusto conmigo, pero le sigo demostrando que soy su hijo.

¿Qué agenda va a llevar, con quién se va a reunir?

—Primero quiero armar un ejército, iré por 10 mil jóvenes del país, que cada uno de ellos tenga por lo menos mil seguidores de Facebook y trataré de convencerlos de que venzamos al sistema. No convocaré a ningún político ni a ningún empresario, no convocaré a nadie que haya tenido un puesto en el gobierno, quiero hacer una campaña para vencer al sistema y creo que eso nos daría una oportunidad.

¿Cómo será su campaña?

—No haré mítines, no haré concentraciones, más que una o dos, en las que vamos a iniciar todo este proceso de la revolución tecnológica. Haríamos una campaña 4.0, usaríamos la tecnología para que yo esté en todas partes sin estarlo. Eso es lo que estamos preparando.

¿Cómo va a superar la brecha digital?, hay comunidades que ni luz tienen, menos internet...

— ¡A esos también les gusta el chisme, compadre! Se conectan al que tienen. Es decir, si los de la sierra de Oaxaca no tienen internet, bajan a las ciudades y se enteran en las ciudades. Los hijos que viven en la sierra de Oaxaca viven en Monterrey, los hijos de los que viven en la sierra de Chiapas, viven en Monterrey, tengo una ventaja sobre los otros.

¿De dónde nació esta idea de una campaña digital?

—De la adversidad, de la adversidad. ¿Cómo venzo a los spots de televisión? En el face to face. Ellos van a tener spots en televisión y yo tendré comunicación personalizada con 70 millones de mexicanos.

¿Cuáles son los riesgos, en internet hay guerra sucia y campañas de desprestigio?

—La gente es inteligente.

¿Cómo va a reclutar a su ciberejército de jóvenes?

—Los capacitaré, te diré cómo: Los emocionaré, [los] haré fiel[es] al proceso de ir en contra del sistema y van a ayudarnos.

¿Cuál es el principal problema que afecta a los mexicanos?

—La apatía, el desconocimiento, la desinformación, por eso el mexicano sigue teniendo la pata en el pescuezo, pero se ha dado cuenta ya. A pesar de la adversidad, no batallé para juntar las firmas y no encontré esa euforia que todos con AMLO o todos con Anaya, no la encontré, y eso que recorrí 20 estados en 20 días. En Guanajuato, que se dice panista, ahí fue donde más fácil encontramos las firmas o en Tabasco, la tierra de Andrés Manuel [López Obrador], fue el primer estado donde encontré las firmas. No encuentro esa relación del pensamiento con lo que vi en las encuestas que salen.

¿Las encuestas dicen lo contrario a lo que usted observó?

—Yo no creo en las encuestas. La gente tiene una predisposición de vencer al sistema y la competencia va a estar entre Andrés Manuel [López Obrador] y un servidor.

Usted prometió a los neoleoneses que no se iría del cargo, ¿por qué los defraudó?

—También le prometí a mi vieja llevarla al cine mañana y no la voy a llevar. Lo que dije no es malo. Hoy la sociedad nuevoleonesa me dio 400 firmas, me están diciendo: ¡Yes!

¿Se puede confiar en El Bronco si dio su palabra y no cumplió?

—Esa palabra no es algo que no pueda cumplir, le va a ir mejor a Nuevo León, obviamente no es porque me encapriché. A Nuevo León le iría mucho mejor si me tiene como Presidente, le iría extraordinariamente mejor si vencemos el centralismo, si terminamos con ese concepto de la coordinación fiscal en el que el estado aporta 10% del PIB y sólo recibe de regreso 1.5%, eso lo va a comprender la gente y se lo voy a explicar a los mexicanos.

¿No se sumará a otro candidato sin partido?

—Pregúntale a [José Antonio] Meade, a Andrés Manuel [López Obrador] o a [Ricardo] Anaya si va a declinar a favor de otro, ¿por qué a nosotros tres nos preguntan eso? ¡Al carajo! ¿Acaso no tendré la voluntad de seguir hasta el final? Quienes nos preguntan eso tienen ganas de que eso pase, para que puedan tener una mejor posibilidad de ganar. Ni Margarita [Zavala], ni Ríos Piter, ni yo somos dueños de la voluntad de la gente que nos firmó y los partidos sí son dueños de la voluntad de la gente que milita en sus partidos, porque están acostumbrados a tomar las decisiones cupulares, nosotros cometeríamos un grave error de hacerlo e incluso decirlo.

¿Llegó el momento de que un independiente llegue a la presidencial?

—Haciendo el trabajo correcto, sí. Decidí buscar esa franja [en la] que ningún candidato tiene la experiencia que tengo, de vencer la adversidad y el manejar el tema de la cibernética y la tecnología para lograr la simpatía de los mexicanos, si me dio resultado en Nuevo León, me puede dar resultado en el país.

¿Cuál es su propuesta para combatir la corrupción?

—Que si el de arriba no roba, el de abajo que robe, móchale la mano, así de simple. Así lo hicimos en Nuevo León y nuestro gobierno no ha sido cuestionado por corrupción en ninguno de los dos años. Hemos bajado impuestos, reducimos el gobierno casi 30%, no cobramos más impuestos, bajamos la carga fiscal, quitamos la tenencia y eso no afectó los ingresos. Ahí me di cuenta que los ingresos del estado se los robaban.

A bote pronto

¿Qué opina de Andrés Manuel López Obrador?

—Es El Padrino.

¿José Antonio Meade?

—Palero.

¿Ricardo Anaya?

—Es un muchacho.

¿Margarita Zavala?

—Esposa de [Felipe] Calderón.

¿Armando Ríos Piter?

—Sus lentes.

Comentarios