Los amigos de Colosio que apoyaron a sus hijos tras su muerte

El respeto y admiración por el ex candidato priista a la presidencia, a través de los años se ha expresado en atención y solidaridad hacia el ahora precandidato a diputado federal por Movimiento Ciudadano, Luis Donaldo Colosio Riojas, y de su hermana Mariana

Colosio, asesinanto, hijos, Mariana Colosio, 18 de noviembre, muerte, arma, candidato, 1994
Luis Donaldo Colosio Riojas. Foto: Archivo
Nación 23/01/2018 16:48 Juan Arvizu Actualizada 16:48

Los hermanos Luis Donaldo y Mariana Colosio Riojas, a lo largo de 23 años de orfandad, han recibido muestras de atención y solidaridad de políticos priistas que fueron amigos del candidato presidencial, y a lo largo del tiempo pocos han sostenido con atención y solidaridad, su amistad incondicional.

Luis Donaldo Colosio Murrieta fue asesinado el 23 de marzo de 1994, y el 18 de noviembre siguiente,víctima de cáncer de páncreas falleció Diana Laura Riojas, cuando sus sucesores tenían ocho y un año de edad, y tuvieron como tutora a su tía Hilda Elisa Riojas, y formaron parte de su familia, que se hizo cargo de su educación.

La viuda del candidato presidencial hizo frente a la desaparición de su marido sin más patrimonio que una casa y un automóvil, y enferma del cáncer que le privó la vida se decepcionó de la ausencia la gran mayoría de la clase política priista que por el contrario se sirvió del nombre de Luis Donaldo Colosio Murrieta, ya que ser colosista era nota de prestigio.

En la fila de amigos incondicionales de Diana Laura Riojas y sus hijos, el primero es Ricardo Canavati Tafich, y en diverso grado de atención, José Murat, Agustín Basave, Alfonso Durazo, entre otros más.

Canavati Tafich, regiomontano amigo de Colosio, con quien había colaborado en la Secretaría de Desarrollo Social y en la campaña presidencial, ofreció su casa a Diana Laura Riojas, la que dejó a su disposición, y al fallecer los dos pequeños se integraron a la familia de su tía materna. Las muestras de cariño del colosista y de su esposa Elena acompañaron el cuidado con el que fueron educados por doña Elisa Riojas, única persona con poder notarial para hacerse cargo de los pequeños.

Los amigos de Colosio solidarios con sus sucesores, de acuerdo a su cercanía y posibilidades dedicaron tiempo a Luis Donaldo y Mariana en la infancia; algunos, como Guillermo Hopkins, en ocasiones llamaban por teléfono a la casa para saber de ellos y preguntar si algo se ofrecía en lo que pudieran ayudar.

A los 20 años de edad, el ahora precandidato a diputado federal tomó su independencia del seno en realidad materno de la señora Hilda Elisa Riojas y autosuficiente vivió solo y se casó tres años después, y tiene dos hijos Luis Donaldo y María Emilia Colosio García.

Comentarios