Certificación, principal reto de las farmacias en el país

Parte del decálogo advierte que cualquier medicamento debe ir respaldado con el registro, número de lote, fecha de caducidad
FOTO: Archivo El Universal
15/05/2017
03:25
Notimex
-A +A

Ante el incremento de la automedicación y el desconocimiento del uso de fármacos, el principal reto para las farmacias del país es la certificación de su personal ante instancias federales que permitan que los usuarios y consumidores reciban un mejor servicio.

Así lo aseguró el presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), Antonio Pascual Feria, quien destacó que tan sólo 30 por ciento de las 30 mil farmacias en el país cuentan con operadores certificados.

Refirió que son las pequeñas las que se han involucrado en el trámite y han puesto interés en recibir las certificaciones pertinentes para brindar un servicio adicional al usuario, y "dejar atrás que los que atienden en las farmacias son despachadores, para convertirse en dispensadores que prestan un servicio de calidad".

Durante el Foro de Regulación a Farmacias, refirió que se ha solicitado a la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para que las farmacias pongan a la vista de los usuarios el aviso o licencia de funcionamiento del establecimiento, junto con el del responsable sanitario, y el certificado del operador que vende los medicamentos.

"El compromiso de de la Anafarmex es hacer una invitación a que todas las farmacias les digan a sus clientes, yo tengo personal certificado y aquí está el documento que lo acredita, de otra manera puede ponerse en duda la calidad del servicio", puntualizó.

Pascual Feria anunció que Anafarmex pondrá a disposición de las farmacias un decálogo en el cual advierte de los derechos del consumidor, el cual debe tener un trato digno, y recibir un acompañamiento en el suministro de los productos, "porque pareciera ser que les interesa más vender, que lo que son las dispensaciones, información para un buen manejo racional de los medicamentos".

Refirió que parte del decálogo advierte que cualquier medicamento debe ir respaldado con el registro, número de lote, fecha de caducidad y que no existan alteraciones en ellos.
Y es que al comprar los medicamentos en el comercio informal, como tianguis, o incluso por Internet, se pone en peligro la salud, y no se garantiza la procedencia de los mismos, ya que se han dado casos de clonación en algunos de ellos.

Ante ello, aseguró que los esfuerzos de la Procuraduría General de la República (PGR), en conjunto con la Cofepris y la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), para la detección e incautación de medicamentos apócrifos, deben estar acompañados por las farmacias, ya que ellas son las que venden el producto final.

A su vez, detalló que la Organización Mundial de la Salud (OMS) refiere que 10 por ciento de los medicamentos en el mundo están en el mercado ilícito, mientras que en México la practica llega a 1.5 por ciento, "lo que no quiere decir que no se le ponga atención para disminuir esa incidencia".

Pascual Feria precisó que 85 por ciento de las farmacias en el país ya no comercializan cigarros, sin embargo aún existe 15 por ciento que obedece a que ese comercio es un autoservicio, "sin embargo, eso es una contradicción, ya que si se comercializan medicamentos, no deberían estar los nocivos para la salud".

Agregó que una vez que se empiecen a vender productos derivados de la cannabis, se buscará que no sean distribuidos en farmacias, luego de que ello podría ser un precursor para que los consumidores lleguen a drogas duras.

Comentarios