Termina concurso de himno en Hñöhñö

Final se realizó en Santiago Mexquititlán, Amealco
Termina concurso de himno en Hñöhñö
Foto: Especial
13/04/2019
04:59
Redacción Querétaro
-A +A

En Amealco se realizó la final regional del Himno Nacional en lengua Hñöhñö (Otomí).

El evento se realizó en la comunidad de Santiago Mexquititlán, donde aún se conservan los usos y costumbres, y donde, además, se busca preservar en las nuevas generaciones sus tradiciones y su lengua materna.

Como parte de las actividades escolares de las escuelas indígenas, se realizó un concurso para promover la integración entre las culturas, así como la práctica de la lengua materna.

Por ello, ayer se celebró la final regional de la entonación del Himno Nacional en lengua Hnöhnö entre escuelas de Santiago Mexquititlán y San Idelfonso.

En esta ocasión llegaron a la final cuatro escuelas primarias; Vicente Guerrero, Cuauhtémoc, Guadalupe Victoria y General Lázaro Cárdenas, cada una con participación de entre 18 a 22 alumnos.

Artículo
Elevarán su valor y mejorará ingresos de los artesanos, señala Del Prete
Artesanías contarán con holograma de autenticidad Artesanías contarán con holograma de autenticidad

Los coros que participaron cantaron las cinco estrofas del Himno Nacional, y el jurado calificador tomó en cuenta los siguientes criterios para determinar la calificación y al ganador: dicción, ritmo, afinación y matiz.

La escuela que resultó ganadora fue Guadalupe Victoria de localidad de Lapini, que concursará el próximo 24 de mayo con una escuela de Tolimán o de Cadereyta, y la final se llevará a cabo en las instalaciones de CDIS de la Llave en San Juan del Río.

Salvador Soriano Fernández, coordinador de las escuelas indígenas en Amealco declaró que organizar este tipo de concursos ayuda a preservar la lengua indígena.

“Es una actividad que se hace desde hace poco más de 10 años, y la idea es enriquecer la cultura Hnöhnö de Santiago y de San Ildefonso. A nivel estado, otros municipios también hablan la misma lengua, y la misión es que el alumno no pierda el interés por la cultura, y ese es parte de nuestro quehacer como docentes.

“Como adultos que hablamos esta lengua debemos enseñarles a nuestros hijos y alumnos a no avergonzarse de hablar la lengua materna. Confieso que yo algún tiempo tuve pena y renegaba de hablarla, porque aquí en mi círculo familiar o de amigos me entendían muy bien, pero cuando yo salía era discriminado, hasta que un día entendí que mi cultura, mis tradiciones y mi lengua son un orgullo nacional, soy privilegiado, y esto es lo de quedemos dejarle a nuestro niño”, señaló. Redacción

Comentarios