Pidió un Uber, subió al carro equivocado y acabó asesinada

Samantha salía de una reunión con amigos alrededor de las 2:00 am cuando pidió un Uber y se confundió de vehículo. Horas más tarde la policía de Columbia la halló muerta
Pidió un Uber, subió al carro equivocado y acabó asesinada
Foto: Especial
01/04/2019
07:03
EL COMERCIO/Perú /GDA
-A +A

La ciudad de Columbia, en Carolina del Sur, Estados Unidos, se encuentra conmocionada por la trágica muerte de la joven universitaria Samantha Josephson, quien fue asesinada luego de pedir el servicio de Uber e ingresar a un vehículo incorrecto.

Samantha Josephson, de 21 años de edad de la Universidad de Carolina del Sur, salía de una reunión con amigos en el bar Bird Dog, ubicado en la zona de Five Points, alrededor de las 2:00 a.m. del viernes.

Como era muy tarde, ella solicitó el servicio de Uber. Se subió en un Chevrolet Impala negro y se marchó. Lo que ella y sus amigas no sabían era que el auto no era del Uber que había pedido a través de la aplicación.

La última imagen que tenían de ella fue captada por una cámara de seguridad.

Artículo
Sanciones van desde 50 hasta los 100 pesos por falta
Multa a conductores de Uber por cobrar en efectivo: IQTMulta a conductores de Uber por cobrar en efectivo: IQT

Pasadas las horas de la última vez que Samantha Josephson fue vista con vida, sus compañeros de habitación comenzaron a preocuparse. No tenían noticias de ella y decidieron llamar a la policía alrededor de la 1:30 p.m. del viernes.

Tras el aviso de los amigos de Samantha, la policía emprendió una búsqueda que acabó con el hallazgo de un cadáver que pertenecía a la joven universitaria.

"Lo que sabemos ahora es que, de hecho, ella había pedido un viaje en Uber y estaba esperando que llegara el conductor de Uber", dijo la jefa de la Policía de Columbia, WH "Skip" Holbrook, citando imágenes de vigilancia.

"Creemos que ella simplemente se metió por error en este auto en particular pensando que era un viaje de Uber".

Horas más tarde del hallazgo, Nathaniel David Rowland, de 24 años fue identificado como dueño del vehículo donde la joven universitaria había subido por equivocación.

Dentro del vehículo del sospechoso se encontró sangre que pertenecía a Samantha, así como también su teléfono celular y artículos de limpieza en la maletera, lo que lleva a pensar a las autoridades que el sujeto quiso limpiar la escena del crimen.

No existen más detalles de la muerte de Samantha, pero la policía ya empezó las investigaciones. Por su parte, Uber no se ha manifestado tras el hecho.

Comentarios