Mexicano escapa de asalto y cae a una ladera, en Costa Rica

Cruz Roja reporta que lo trasladó al hospital con varios traumatismos
Mexicano escapa de asalto y cae a una ladera, en Costa Rica
Foto: Cortesía
21/01/2020
02:05
José Meléndez / corresponsal
-A +A

El turista mexicano Eliseo Rómulo sufrió severas heridas durante sus vacaciones en Costa Rica al caer más de 100 metros por una ladera hasta la margen de un río en el oeste de esta capital, luego de huir a pie de un intento de asalto al amanecer de este domingo tras salir de un bar, informaron ayer fuentes oficiales costarricenses.

Rómulo, de 29 años, logró comunicarse desde una orilla del río Tiribí con su teléfono celular a una línea de emergencia y, después de unos 120 minutos de búsqueda, fue localizado y auxiliado por paramédicos y extraído cuatro horas más tarde para ser remitido al Hospital San Juan de Dios, de esta ciudad, con traumas en la cabeza, los brazos, las piernas y la espalda, según un recuento de la Cruz Roja costarricense.

El hospital reportó, a consulta de EL UNIVERSAL, que en sus registros de ayer en la tarde “no aparece” internada ninguna persona de apellido Rómulo, aunque tampoco aclaró si se le dio de alta o se le trasladó el domingo o este lunes a otro centro de salud ni aclaró la condición de salud en que salió de ese sitio. La embajada de México en Costa Rica informó ayer a este diario que “no se ha recibido ninguna solicitud” de Rómulo para obtener asistencia consular.

Ninguna fuente oficial aportó datos sobre el paradero de Rómulo, si viajó en avión o por otra vía de regreso a su país o a otra nación ni de su itinerario turístico. Tampoco hubo información oficial sobre el intento de asalto del que Rómulo habló con los socorristas.

Rómulo resbaló y se precipitó cerca de las 4:00 horas locales (mismo tiempo del centro de México) y, según relatos de cruzrojistas, chocó contra un puñado de piedras en una margen del Tiribí que evitó que cayera al río y fuera arrastrado por la corriente.

En una agotadora y meticulosa operación con un sistema de cuerdas en una zona tupida de maleza, piedras y otras dificultades de movilización con una pronunciada pendiente, el mexicano fue sacado unas seis horas después de haber caído. “Él nos dijo que salió de un bar de la zona y que se dio cuenta de que dos hombres lo seguían para asaltarlo”, afirmó el paramédico costarricense Roberto Durán, de 39, a este periódico.

“Nos contó que, por miedo a ser asaltado, comenzó a correr junto a una malla y que, de pronto, cayó y rodó por la ladera. Las piedras lo salvaron de no caer al río”, describió. Al ser extranjero, Rómulo no pudo dar datos precisos de su ubicación. Su teléfono celular dejó de funcionar, pero él se mantuvo gritando “¡aquí estoy!” y con sus ruidos pudo guiar a los rescatistas.

“Él tenía heridas en todo el cuerpo, pero siempre estuvo consciente y con mucho dolor. Le dimos primeros auxilios, lo inmovilizamos, le dimos suero y medicamentos para el dolor y comenzamos a preparar el operativo de extracción, que duró como cuatro horas”, recordó.

En agosto de 2018, la turista mexicana María Trinidad Mathus Tenorio fue asesinada en una playa del occidente de Costa Rica en un asalto sexual.

Comentarios