Cierre de gobierno en EU podría resultar más caro que construir muro fronterizo

La agencia S&P Global Ratings señaló que el cierre parcial de la administración ha supuesto una pérdida de 3 mil 600 mdd; de durar dos semanas más, sumará 6 mdd, una cifra superior a la solicitada por Trump al Congreso
Cierre de gobierno en EU podría resultar más caro que construir muro fronterizo
Foto: EFE
11/01/2019
05:57
EFE
-A +A

Nueva York.- El cierre parcial de la administración de Estados Unidos ha supuesto una pérdida de 3 mil 600 millones de dólares desde su inicio el 21 de diciembre y, de durar otras dos semanas, sumará 6 mil millones, un costo superior al que la Casa Blanca requiere para construir el muro con México, según la agencia S&P Global Ratings.

Esta entidad crediticia afirma que con 15 días más de cierre de gobierno, la economía estadounidense perderá más que los 5 mil 700 millones de dólares que el presidente del país, Donald Trump, está pidiendo a los demócratas en los nuevos presupuestos para la construcción del muro en la frontera sur con México.

En una nota remitida a sus clientes, la economista jefe de la entidad, Beth Ann Bovino, calcula que el cierre parcial del 25% de la administración cuesta al producto interior bruto del país mil 200 millones de dólares por cada semana sin acuerdo entre los dos principales partidos del Congreso.

Aun así, advierte la agencia, este costo podría aumentar conforme más tiempo pase.

De momento, se trata del segundo cierre más largo de la historia de EU, sólo superado por el ocurrido durante el mandato de Bill Clinton, en 1995.

Artículo
"La solución más fácil es que yo declare una emergencia nacional... pero no voy a hacer las cosas así de rápido", afirmó el mandatario
Por ahora, Trump no declarará emergencia NacionalPor ahora, Trump no declarará emergencia Nacional

Sin embargo, de durar una jornada más superará esta marca con 22 días con la administración paralizada.

"El impacto de este cierre de gobierno tiene costos económicos directos e indirectos. Los indirectos incluyen vacaciones canceladas a parques nacionales, museos y monumentos, o negocios perdidos con contratistas que hacen trabajos para el Tío Sam. Mientras que un cierre corto podría no suponer cambios en los planes de negocio, uno más largo sí podría forzar a reducir personal", señala la nota.

Además, durante estas tres semanas de cierre, miles de funcionarios han visto sus nóminas congeladas.

Si bien recibirán los atrasos una vez que los republicanos y demócratas lleguen a un acuerdo, no es el caso de los contratistas, quienes difícilmente recibirán su dinero.

"Aunque algunos de estos costes indirectos pueden ser recuperados una vez el gobierno reabra, los costes directos se han perdido para siempre (...). En términos reales, el PIB será más bajo ya que no se habrá creado ningún producto", abunda el análisis.

 

cetn

Comentarios