Aviones rusos bombardean Siria; hay cinco muertos

17 mil personas han abandonado sus hogares por temor a más ataques
Dos hospitales y un centro de la Defensa Civil siria, que desarrolla labores de rescate en áreas fuera del control de Damasco, quedaron fuera de servicio (AFP)
Dos hospitales y un centro de la Defensa Civil siria, que desarrolla labores de rescate en áreas fuera del control de Damasco, quedaron fuera de servicio (AFP)
25/06/2018
03:28
EFE y DPA
-A +A

Damasco.— La Fuerza Aérea rusa bombardeó este fin de semana, por primera vez en alrededor de un año, la provincia de Daraa, en el sur de Siria y donde el Ejército nacional ha intensificado sus ataques contra las áreas que aún están bajo control de facciones opositoras e islámicas.

El ataque dejó al menos cinco civiles muertos, entre ellos dos mujeres, informó ayer el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Según la ONG, aviones rusos llevaron a cabo desde la noche del sábado casi 70 ataques contra localidades controladas por rebeldes. Además, la Fuerza Aérea siria lanzó casi 20 barriles bomba, llenos de explosivos y metralla, un arma prohibida internacionalmente.

Los ataques aéreos y los disparos de artillería de las fuerzas gubernamentales causaron, además, muchos heridos y algunos de ellos están en estado grave.

Agregó que prosiguen los enfrentamientos entre las fuerzas leales al presidente de Siria, Bachar al Asad, y las facciones islámicas cerca de la zona de Yadal, en el este de Daraa.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, aseguró que unidades del Ejército continúan sus operaciones en el este de Daraa y que han matado a “muchos terroristas” del Frente al Nusra —antigua denominación de la filial siria de Al Qaeda—.

Artículo
El proyecto tardará en cinco años y contará con la colaboración de la UNESCO y el ICCROM
Reconstruirán histórica mezquita destruida por yihaditasReconstruirán histórica mezquita destruida por yihaditas
 

También destacó que las tropas han destruido vehículos y lanzaderas de cohetes de sus enemigos y han provocado “confusión en sus filas” y la huida de muchos.

En la última semana se ha intensificado la violencia en Daraa, donde está en vigor un alto el fuego pactado por Ammán, Washington y Moscú desde julio de 2017.

En los pasados cinco días, más de 17 mil personas han abandonado sus hogares por los ataques, el temor a más violencia y los combates en los pueblos de Nahta, Busra al Harir, Al Maliha Oriental y Occidental y Al Hirak, entre otras áreas del este de la región, según el Observatorio.

En esas localidades, dos hospitales y un centro de la Defensa Civil siria, que desarrolla labores de rescate en las áreas que escapan al control de Damasco, quedaron fuera de servicio por los bombardeos.

Rusia, como importante aliado del gobierno sirio, Estados Unidos y Jordania habían acordado en julio del año pasado crear una zona de distensión en Daraa.

El presidente Bashar al Assad había anunciado que sus unidades recuperarían todo el país si no existe una solución negociada.

A pesar de los esfuerzos diplomáticos de Rusia, Estados Unidos y Jordania, hasta el momento no hay señales de una solución para el sur.

No obstante, Israel teme que, si Al Assad recupera el sur de su país, tropas de Irán, aliado del gobierno sirio, puedan avanzar hasta la frontera israelí. En esa región, Israel mantiene ocupada desde 1967 una gran parte de los Altos del Golán sirios. 

 

gr

Comentarios