Conmociona agresión contra niña por cabello; el origen de las bandas “robapelo”

El reciente caso de una niña que fue gravemente apuñalada en Colombia cuando dos sujetos intentaban robar su cabello ha despertado conmoción, pero este tipo de robos ya se han reportado en varios países de Latinoamérica
Noticias de Querétaro
(Foto: Archivo)
17/03/2018
06:58
Redacción
-A +A

El reciente caso de una niña que fue apuñalada en Colombia cuando dos sujetos le cortaron y robaron su cabello ha ocasionado conmoción, pero este tipo de robos ya habían ocurrido en ese y en otros países de Latinoamérica.

De acuerdo con los reportes de varios medios, las bandas “robapelos” habrían surgido aproximadamente en el 2012 en Venezuela, donde un grupo delictivo de la ciudad de Maracaibo, la segunda más poblada del país caribeño, se dedicaba a asaltar a mujeres y robarles el cabello.

El grupo era conocido como las "Pirañas” y estaba conformado en su mayoría por mujeres. Según información de la agencia Reuters, trabajaban en grupos de dos personas, tal como ocurrió en el caso de la niña en Colombia. Mientras una sujetaba a la víctima, la otra le cortaba el cabello con una tijeras.

Desde entonces se han conocido casos similares no sólo en Venezuela y Colombia, sino también en ArgentinaUruguay, Brasil, Cuba, Birmania y Sudáfrica.

¿PARA QUÉ ROBAR CABELLO?
Aunque en un principio robar cabello pueda parecer ridículo e improductivo, este puede ser vendido por un alto precio y es usado para hacer extensiones o pelucas.

En México, el costo de las extensiones de cabello natural puede rondar entre los mil 700 y los 12 mil pesos, dependiendo de la cantidad y calidad del cabello y del método utilizado para colocarlo.

El famoso estilista argentino Rubén Orlando dijo a Canal 26 que es habitual que en las peluquerías se presenten personas ofreciendo cabello a menor costo que en los circuitos legales. “Puede venir cualquiera a ofrecerme y yo decido si lo compro o no. Muchas veces se hace por necesidades, como pasa en Brasil”, dijo el estilista.

“Esta gente lo roba con una ligereza total. Con tijeras para ovejas o de jardinero, con filos muy especiales. Los robos son muy rápidos y a la vez muy peligrosos porque, si una chica se resiste, pueden matarla”, señaló.

Sin embargo, no todo este mercado es ilegal. Gran parte del negocio se mueve gracias a que hay personas que deciden vender su cabello o incluso donarlo. Dependiendo del cuidado, lo grueso, lo largo y lo saludable, los compradores hacen un avalúo, que también puede depender de que el cabello no esté teñido o decolorado.

“LAS MUCHACHAS SON SAGRADAS”
Entre el 2012 y el 2016, en Venezuela y Brasil se reportaron varios casos de robo de cabello que terminaron con mujeres lesionadas tras forcejear o resistirse al asalto.

En 2013 en Argentina se denunciaron cientos de casos de mujeres que estaban caminando con tranquilidad por la calle y fueron asaltadas por bandas integradas por hombres y mujeres que les cortaban el cabello.

El caso llegó a tal punto que incluso el presidente venezolano Nicolás Maduro pidió una investigación federal para hallar a los culpables. “Ahora por ahí hay una mafia que está cortando cabello. ¿Qué agresión es esa? Las muchachas son sagradas, la juventud es sagrada”, dijo entonces.

Pero el caso era difícil de investigar, no sólo porque no había forma de rastrear el cabello robado, sino porque no existían denuncias oficiales sobre estos robos pues muchas de las mujeres que habían sido víctimas de éstos, temían que las autoridades o los medios se burlaran de ellas.

LA AGRESIÓN A UNA NIÑA CAUSA INDIGNACIÓN
Una niña resultó apuñalada el pasado sábado en el municipio colombiano de Santander Quilichao, en el departamento de Cauca, después de que dos hombres trataran de llevar a cabo un insólito robo, el de su cabello.

Los hechos tuvieron lugar cuando la joven, de tan solo 12 años, se encontraba en los alrededores de su casa junto con otro menor, según informan desde el medio colombiano 'Blu Radio'. En ese momento, dos sujetos que se desplazaban en moto se detuvieron allí y la amenazaron con armas blancas para que les permitiera cortarle el cabello.

Ante la negativa de la joven, que trató de volver a su casa, los dos individuos la agredieron cortándola en el cuello y la apuñalaron afectándole un pulmón. Tras esto, y una vez la joven ya no podía defenderse, le cortaron casi la mitad de su melena utilizando unas tijeras.
 

Comentarios