Descartan terrorismo en caso de avión robado

Empleado despegó y estrelló una aeronave en Seattle
Descartan terrorismo en caso de avión robado
Imagen del aeropuerto internacional Seattle-Tacoma en Washington, donde el viernes un empleado hizo despegar un avión con fines suicidas. (Stephen Brashear, EFE)
12/08/2018
12:21
Agencias
-A +A

San Francisco.— El  empleado de la compañía aérea Alaska Airlines que el viernes robó un avión sin pasajeros en el aeropuerto internacional de Seattle-Tacoma y posteriormente lo estrelló no tuvo ningún vínculo con organizaciones terroristas y buscaba suicidarse, confirmó ayer el Buró Federal de Investigaciones (FBI). 

“La información recopilada hasta el momento no sugiere una amenaza terrorista”, tuiteó el FBI.

El Departamento del alguacil del condado de Pierce explicó que las investigadores iniciales sugerían que el hombre, de 29 años, buscaba acabar con su vida y se estrelló porque estaba “haciendo acrobacias en el aire o le faltaban habilidades para volar”. 

Artículo
Hoy se lleva a cabo la marcha Unamos a la derecha, que en 2017 dejó tres muertos
Trump condena racismo, a un año de CharlottesvilleTrump condena racismo, a un año de Charlottesville

Mike Ehl, director de operaciones de aviación del aeropuerto de Seattle-Tacoma, dijo que el hombre “tuvo acceso legítimo” a un bimotor a hélice Bombardier Q400, con capacidad para cerca de 80 personas, de la línea Horizon, filial de Alaska: “No se cometieron violaciones de seguridad”.

La aerolínea detalló que el empleado era un agente de servicios de asistencia en tierra, responsable de dirigir a los aviones hasta las puertas de embarque, gestionar los equipajes y descongelar aviones. El hombre robó la aeronave cuando estaba aparcada en mantenimiento en el aeropuerto. Las autoridades dijeron que el hombre trabajaba desde hace tres años y medio con la aerolínea Horizon Air.

Un tipo “callado”. El hombre, que en grabaciones con la torre de control es identificado como “Rich”, era un “tipo callado” dijo uno de sus compañeros de trabajo al diario The Seattle Times. Un funcionario dijo  a la agencia Associated Press que el nombre del sujeto era Richard Russell. 

En redes sociales, Russell se apodaba “Beebo”, según la AP. En su página de Facebook se informaba que era originario de Wasilla, en Alaska, que vivía en Sumner, Washington, y se casó en 2012.  En las grabaciones de audio entre el hombre y la torre de control, se le escucha decir que “soy un tipo destrozado, tengo algunos tornillos sueltos, supongo”.

Comentarios