“Ni odio ni revanchas habrá en mi gobierno”

Iván Duque asume cargo como mandatario de Colombia; evaluará diálogos de paz con ELN y corregirá acuerdos con las FARC
“Ni odio ni revanchas habrá en mi gobierno”
El presidente colombiano Iván Duque (centro), junto al líder del Senado, Ernesto Macías (izq.), y el dirigente del Congreso, Alejandro Chacón Camargo (der.) . (CARLOS GARCÍA RAWLINS. REUTERS)
08/08/2018
12:29
Agencias / con información de Alberto Morales
-A +A

Bogotá.— El abogado Iván Duque se convirtió ayer en presidente de Colombia para el periodo 2018-2022. En su primer discurso como jefe de Estado se comprometió a llevar a cabo acciones contra el narcotráfico, combatir la corrupción y el crimen organizado, corregir los acuerdos de paz con las FARC, evaluar los diálogos con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), atender a las víctimas del conflicto armado y buscar “el respaldo internacional” para combatir a las dictaduras en varios países de América Latina.

Durante la ceremonia de toma de posesión, en la Plaza de Bolívar, Duque aseguró que su gobierno se caracterizará por la “construcción de consensos” y estará “libre de odios y revanchas”.

Al referirse al acuerdo de paz firmado por las entonces Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia con su antecesor, Juan Manuel Santos, dijo que está a favor del desarme y la desmovilización de los grupos guerrilleros, pero que es necesario corregir cosas que no se han hecho bien.

El nuevo presidente señaló que su principal preocupación estará en la atención a las víctimas del conflicto armado, para que tengan derecho a la verdad, la justicia, la reparación moral y económica, y a la garantía de que lo que sufrieron no se repetirá.

En el caso de la negociación con el ELN, que empezó en febrero del año pasado en Ecuador y se trasladó hace algunos meses a Cuba, Duque mencionó que hará un análisis durante los primeros 30 días de su gobierno para tomar decisiones.

El mandatario aseveró que hará una “evaluación juiciosa, prudente, responsable y analítica” de ese proceso de paz junto con las Naciones Unidas, la Iglesia católica y los países que respaldan la negociación.

“Pero quiero dejar claro que un proceso creíble debe cimentarse en el cese total de acciones criminales con una estricta supervisión internacional”, advirtió Duque.

Artículo
Marta Lucía Ramirez inició su carrera en el sector público en 1990 y desde entonces ha ganado popularidad entre los colombianos, quienes la conocen como la "mujer de la mano firme" o "la fuerza
Marta Lucía Ramírez, la primer vicepresidenta en la historia de ColombiaMarta Lucía Ramírez, la primer vicepresidenta en la historia de Colombia
 

Además, aseguró que buscará “el respaldo internacional” para combatir a las dictaduras en varios países de la región, en alusión tácita a la situación de Venezuela.

“Haremos respetar la Carta Democrática Interamericana, promoveremos la libertad de los pueblos de la región y denunciaremos en los foros multilaterales, con otros países, las dictaduras que pretenden doblegar a sus ciudadanos”, expresó.

Ante cerca de 3 mil invitados, entre ellos 10 jefes de Estado como el presidente de México, Enrique Peña Nieto, Duque aseguró que a la presidencia “llegó una nueva generación motivada por el servicio, comprometida con el futuro, sin prejuicios del pasado e inspirada en la justicia social y la seguridad”, al tiempo que pidió al país superar las diferencias entre la derecha y la izquierda.

Celebra bilateral con Peña Nieto. Por la mañana, previo a la ceremonia, Duque recibió al presidente mexicano Enrique Peña Nieto, quien le deseó el mayor de los éxitos durante su mandato y le reiteró la plena disposición del país de trabajar para continuar fortaleciendo una de las relaciones bilaterales más robustas y cercanas que tiene, informó Presidencia de México en un comunicado.

México y Colombia establecieron una relación de carácter estratégico en 2015, la cual ha permitido impulsar la agenda bilateral en materia de comercio e inversiones, seguridad, educación y cultura, asuntos consulares y migratorios”, se lee en el documento.

Por su parte, el mandatario colombiano reconoció la presencia e inversión de empresas mexicanas en Colombia y subrayó el deseo de su país de insertarse en las cadenas de valor generadas por México. Ambos líderes coincidieron en la importancia de mantener una estrecha colaboración, agregó el comunicado.

Comentarios