Revivirían el Hospital del Niño Quemado

Voluntarios le darán mantenimiento y conseguirán donativos, dice líder del proyecto
Revivirían el Hospital del Niño Quemado
Foto: Archivo, El Universal
09/02/2019
07:17
Alma Gómez
-A +A

Un grupo de voluntarios trabajará en las instalaciones del Hospital del Niño Quemado, en Querétaro, para mantener limpio y ordenado el nosocomio que desde hace casi siete años permanece abandonado por falta de recursos.

Gabriela Campos, quien encabezará el proyecto, señala que comenzarán labores en las próximas semanas con un grupo de colaboradores que viven en Querétaro. Lo primero que harán, dice la también miembro de Instituto para la Atención Integral del Niño Quemado (IAINQ), será iniciar con acciones mínimas, pero necesarias, como la limpieza del lugar y la poda de áreas verdes.

Sin embargo, la labor principal de los voluntarios, explica, es conseguir donativos que permitan reactivar el hospital.

“A partir del mes de febrero queremos comenzar con estas labores, lo más importante es conseguir donativos de algunas empresas para reactivar el hospital, el edificio tiene que estar en buenas condiciones, esa va a ser la función del equipo de voluntarios, contactar empresas y hacer todo lo posible porque el hospital no se vea solo y deshabitado, aunque lo esté. Queremos podarlo, darle mantenimiento, cambiar los vidrios que están rotos”, dijo.

Artículo
Fundadora demanda atención de las autoridades estatales para frenar los ataques constantes a las instalaciones del edificio; buscan reactivar funciones en el inmueble
Hospital del Niño Quemado, en ruinas Hospital del Niño Quemado, en ruinas

“Otra de las labores que tendremos es que como fundación tenemos un programa para ir, por ejemplo, a las comunidades rura les y dar pláticas de prevención y evitar quemaduras, pensamos en comunidades rurales porque es donde se tiene también más desinformación, pero las pláticas van dirigidas a todo el público, podríamos darlas en empresas, en escuelas e incluso trabajar con otras asociaciones civiles; tenemos muchos planes y eso es parte de nuestra labor social”, indicó.

Gabriela Campos confía en que una vez que los voluntarios se encuentren trabajando en el hospital, disminuyan los actos vandálicos registrados en el edificio, también espera contar con más apoyo de las autoridades, pues en múltiples ocasiones los delitos cometidos en el hospital han sido denunciados sin obtener respuesta.

Desde que el edificio fue desalojado en el año 2012, se han registrado decenas de robos de equipo y materiales almacenados al interior, así como daños en puertas, ventanas, equipo médico y tuberías.

A pesar de esto, el sueño de reactivar el hospital sigue vigente entre los directivos el IAINQ.

 

Comentarios