“Fotográfos necesitan apoyo, no una ley coercitiva”

Se requiere capacitación y oportunidades de trabajo: Chávez
“Fotográfos necesitan apoyo, no una ley coercitiva”
Foto: Especial
16/09/2019
09:01
Alma Gómez
-A +A

Aunque ya fue retirada la iniciativa para credencializar a los reporteros de Querétaro, presentada por el diputado Néstor Gabriel Domínguez, el gremio de la fotografía debería recibir apoyos verdaderamente importantes de parte de las autoridades de gobierno, por ejemplo, mayores oportunidades de capacitación profesional, señala el fotoperiodista de esta casa editorial, Demian Chávez.

Refiere que en la mayoría de los casos a los fotógrafos no se les brinda información sobre los cuidados que deben tenerse, por ejemplo, en monumentos históricos, ceremonias religiosas o coberturas de gobierno, lo que a lo largo del tiempo ha creado confusión.

“En lugar de pensar en la credencialización, se requiere capacitación, en la medida en que los fotógrafos se capaciten más y mejor podrán abrirse más oportunidades de trabajo, no necesitamos una ley coercitiva. Podrían ser capacitaciones de técnicas conceptuales, hay fotógrafos que conocen muy bien de técnica para ingresar a lugares resguardados, eso requiere conocimiento de lo delicado que es, por ejemplo, tomar fotografías de murales u óleos que se deterioran constantemente, y si yo llego y tomo todo con flash porque no conozco las restricciones del INAH; pues entonces sí estoy cometiendo fallas”.

Sobre la iniciativa presentada hace unos días por el diputado Néstor Gabriel Dominguez, misma que fue retirada un día después; Demian Chávez se pronuncia en contra, pues asegura que además de que el planteamiento no tiene fundamentos suficientes, más parece un código de ética que debería seguirse por los trabajadores de la lente.

“Esa ley sería inconstitucional, estaba por encima de la Ley Federal del Trabajo.

“En Querétaro no tenemos una ley estatal del trabajo, estaban hablando de algo que todavía no existe; la iniciativa fomentaba la división entre fotógrafos asalariados y no asalariados, cuando en algún momento se realizan ambas actividades. La iniciativa tenía muchos vacíos, era más bien un manual de operaciones o un código de ética, eso era peligroso e incorrecto, casi como pagar derecho de piso”, comenta el fotógrafo.

Según la propuesta presentada por el legislador, la regularización de los fotógrafos tenia el principal objetivo de mejorar las condiciones laborales de los integrantes de dicho gremio.

Para lograrlo se buscaba credencializar a cada fotógrafo a través de la expedición de una licencia municipal que costaría alrededor de 400 pesos, y que debería renovarse cada año.

Los fotógrafos interesados en discutir el tema con el diputado Néstor Gabriel Domínguez sostuvieron una mesa de diálogo en donde se decidió retirar la iniciativa de manera permanente.

 

Comentarios